HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 17:16 CET
Miercoles, 26/09/2018

De incógnito

Aire limpio

No nos enteramos ni aunque lo hagan tema del día -omnipresente- de que la contaminación no es sólo cuestión de coches pares o impares. Ni nos queremos enterar..

No nos enteramos ni aunque lo hagan tema del día -omnipresente- de que la contaminación no es sólo cuestión de coches pares o impares. Ni nos queremos enterar. Y no es sólo en Madrid; en Sevilla hace años que sufrimos episodios de contaminación, especialmente durante los tórridos días de altas temperaturas, y como en otros sitios, nada ha cambiado a pesar de que se incrementan los casos de alergias, de patologías respiratorias o, simplemente, ese picor de ojos o de garganta que a veces nos sacude al cruzar la ciudad. Pero aquí no cambia nada y, encima, sólo se pone el foco en quitar cuatro coches de la circulación como si el reducir ese día los niveles de emisiones fuera una solución a largo plazo. Parches y más parches.

De nada sirve que en días salteados se deje de circular con pares o impares, o se baje la velocidad de circulación, si no se hace una verdadera política de movilidad que facilite que se deje el coche, el máximo contaminante, en casa: una red de metro en condiciones, unos servicios de autobuses completos y adecuados a la ciudad, unas conexiones de servicios públicos que de verdad lleven al ciudadano al trabajo, una red de carriles bici decente y nada residual, espacios verdes intermedios que limpien el ambiente... Una verdadera política de movilidad sostenible y eficiente que haga posible que el ciudadano pueda decidir dejar el coche en casa sin que le perjudique en sus desplazamientos, en su tiempo, en sus quehaceres... Y apostar por el coche eléctrico, olvidar de una vez ese petróleo del que tanto dependemos y que tantas guerras y quiebras ha costado.

Pero no, nosotros seguimos igual, sin tomarnos en serio la contaminación, el ozono, el CO2, los gases... hasta que un día hay una boina encima del cielo y tenemos que llevar al niño o al abuelo al médico porque no puede respirar. Pero en vez de exigir que de verdad se modifique la movilidad en nuestras ciudades, permitiremos que nos dejen marear con si hoy tocaba matrícula par o impar. Pero lo que toca, hoy y todos los días, es apostar por contaminar menos, no mirar hacia otro lado.

COMENTARIOS

chevron_left
De obituarios
chevron_right
Adiós Trillo