Actualizado: 10:32 CET
Miercoles, 20/02/2019

Costa Occidental

Los ‘Moros y cristianos’ de Carboneras se hacen con Punta del Moral

La tradicional fiesta de la localidad almeriense se traslada a Ayamonte fruto del hermanamiento entre ambos municipios

  • Moros y cristianos en Ayamonte

La barriada ayamontina de Punta del Moral ha vivido con intensidad este fin de semana las fiestas de ‘Moros y cristianos’ de Carboneras, fruto del hermanamiento entre este municipio almeriense y Ayamonte.

Los actos comenzaron en la tarde-noche del sábado con la salida del patrón de Punta del Moral, San Antonio, que recorrió las calles principales de dicha barriada ayamontina acompañado de la Charanga y de los ‘Moros y cristianos’ de Carboneras.

Posteriormente se desplazaron hasta la zona conocida como Bajamar, junto al caño de la Moharra, donde se escenificó los ataques berberiscos a estas costas. En esta primera jornada los soldados cristianos formaron frente a la plaza, y los generales cristianos y moros interpelaron a sus huestes, tras lo que se simuló un desembarco de las tropas árabes. En tierra les esperaban los cristianos, que previamente habían sido alertados por el vigía de la Torre de Canela. En la primera batalla ganan las tropas moras, apoderándose de la barriada y de San Antonio.

Por otra parte el domingo por la mañana se desarrolló la segunda parte, donde las tropas cristianas consiguen que el patrón se quede en Punta del Moral y convierten a las tropas moras al cristianismo.

Según ha indicado el Consistorio ayamontino en una nota, estas tradicionales fiestas se representan “orientadas al respeto entre las dos culturas, y llevan en Carboneras desarrollándose desde hace más de cuatrocientos años”.

El evento ha sido organizado por ambos consistorios (Ayamonte y Carboneras), así como por la asociación de vecinos La Gaviota de Punta del Moral, la Hermandad de San Antonio y la Asociación de Moros y Cristianos de Carboneras.

Al final de la representación se procedió por parte de los organizadores y los primeros ediles de ambos municipios a un intercambio de placas y reconocimientos.

Tanto el alcalde de Ayamonte, Antonio Rodríguez Castillo, como el de Carboneras, Salvador Hernández, coincidieron en señalar que esta actividad “nace con vocación de continuidad y fruto del hermanamiento y los lazos existentes entre ambos municipios. De hecho, varios vecinos de Punta del Moral participaron en las representaciones.

También destacaron “el gran número de asistentes a ambas representaciones”, así como los “intensos momentos vividos por la gente de Carboneras y Punta del Moral, entre las que hay numerosos lazos de sangre.

Por último agradecieron la excelente organización y destacaron la labor realizada por la Hermandad de San Antonio, la Asociación de Vecinos La Gaviota de Punta del Moral y la Asociación de Moros y Cristianos de Carboneras.

HISTORIA

Los testimonios orales señalan que a finales del siglo XIX y principios del XX, se producen las primeras oleadas de emigrantes levantinos que acudían a estas costas. Estas migraciones tenían en principio un carácter temporal, regresando tras la finalización de la temporada de la sardina y del atún a sus lugares de origen.

Sin embargo, con el paso de los años, los levantinos (en Punta del Moral se les conocían como ‘levantiscos’), fueron quedándose de forma permanente. La distancia con sus pueblos de origen facilitó su establecimiento y comenzaron a traerse a sus familiares, amigos y conocidos.

Consultados los datos de los Padrones Municipales, conservados en el Archivo Municipal de Ayamonte, en 1910 la Isla del Moral contaba con 131 habitantes distribuidas en 28 familias, de las cuales 13 procedían de la provincia de Almería y de ellas 5 eran de Carboneras. Los nombres eran López Hernández, García López, Ruiz Casado, Lozano Piñeiro, Alonso Rodríguez.

En 1924 los habitantes empadronados eran ya 534 y el número de familias 116, de ellas, 34 eran procedentes de la provincia de Almería. Las familias naturales de Carboneras eran los Gil Mateo, Carmona Cazorla, González Alonso, Aguado Fernández, Casado López y García Montoya. Más tarde se asentaron los Benzal, los Cayuela, los Carrillo, los Díaz, los Belmonte, los Escámez, etc.

En la actualidad, más del 70% de los habitantes de Punta del Moral son oriundos de Carboneras y aunque siempre han manteniendo la vinculación con sus familiares, en los últimos años el contacto con Carboneras se ha venido intensificando y cada vez más las familias de ambos extremos de Andalucía están más interesados en estrechar más los lazos que los unen.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Un total de 260 deportistas participan en la Regata Internacional de Piragüismo Río Guadiana
chevron_right
‘Podemos’ organiza una charla en Ayamonte sobre “la deuda ilegítima”