Actualizado: 00:01 CET
Domingo, 12/07/2020

Campo de Gibraltar

Cuarentena a bordo del 'Clara Campoamor', en Algeciras

La tripulación del buque de Salvamento Marítimo lleva a bordo desde el 27 de febrero

  • La tripulación del 'Clara Campoamor'.

Mientras la inmensa mayoría de la población vive encerrada en sus casas en una situación de emergencia sanitaria, el estado de alarma ha provocado otras formas de confinamiento con menos visibilidad. Es el caso de los quince tripulantes del buque 'Clara Campoamor' de Salvamento Marítimo, a los que la pandemia del coronavirus sorprendió a bordo.

Sus tripulantes, un capitán, un primero y un segundo de a bordo, un jefe de máquinas, un primero de máquinas, un contramaestre, un electricista, un cocinero, cuatro marineros, dos engrasadores y una alumna, embarcaron en el 'Clara Campoamor' el pasado 27 de febrero, donde se mantuvieron en el área de influencia del Estrecho de Gibraltar ayudando en la operativa de salvamento.

El estado de alarma decretado por el Gobierno les sorprendió en el barco, por lo que se adoptó la medida de permanecer confinados a bordo, atracados en el dique norte del puerto de Algeciras (Cádiz).


En circunstancias normales, su relevo habría llegado este lunes 30 de marzo, y habrían regresado a sus casas. Sin embargo, todo parece indicar que permanecerán un mes más confinados en el buque.

El capitán del 'Clara Campoamor', Juan Ortiz, apunta a que apenas salen del barco, "más que para un paseo rápido por el dique. Como la ciudad está lejos, tampoco nos podemos permitir ir a comprar nada".

El buque cuenta con provisión de alimentos, agua y combustible para aguantar hasta un mes. Ello ha provocado que en las últimas horas se esté aprovisionando a la tripulación desde el exterior.

Pese a todo, el capitán del buque resta importancia a este inesperado confinamiento: "Cualquier marino ha estado más tiempo confinado en un barco, porque en un viaje para atravesar el Atlántico se te va más de un mes. Es muy normal para un marino estar más de un mes sin salir de un barco y hay sitios donde llegas y esperas para fondear y es bastante prorrogable. Lo tenemos asumido".

De momento, ningún miembro de la tripulación presenta síntomas de padecer coronavirus, y el clima a bordo es de "tranquilidad".

Los tripulantes son de distintas procedencias geográficas, y entre ellos se cuentan ocho gallegos, dos alicantinos, tres cántabros y un almeriense. La profesión de la mar les ha curtido para esta adversidad. Sin embargo, esperan confinados a bordo que transcurra un mes más para ver si la normalidad se restablece en el país y pueden regresar con sus familias.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Tres marroquíes, en huelga de hambre en el CIE de Algeciras
chevron_right
La Balona anuncia la baja de Bakr, que se marcha a Suecia