Publicidad Ai
Publicidad Ai

Campo de Gibraltar

Narciso Soto, de Algeciras, gana el certamen nacional Innovaciencia

Su bastón electrónico para invidentes, galardonado como el mejor proyecto

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

Tres jóvenes inventores han ganado la tercera edición del certamen Innovaciencia. El algecireño y ya ex alumno de los Salesianos Narciso Soto (18 años), con un bastón electrónico para invidentes, Susana Niclós (23 años), con una red de enchufes programables que se controlan por Internet, y Carlos Andrés Martínez Casais (25), con un  transmisor/cargador inalámbrico para múltiples dispositivos, son respectivamente el primer y segundo premio compartido 'ex aequo' de este concurso de ideas y proyectos innovadores. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) organizan este certamen para menores de 30 años.

El presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, y el director general de la FECYT, José Ignacio Fernández Vera, han entregado los premios a los autores de los proyectos ganadores en un acto celebrado hoy, martes 3 de noviembre, en la sede central del CSIC, en Madrid. El jurado, presidido por la vicepresidenta adjunta de Cultura Científica del CSIC, Pilar Tigeras, lo han compuesto 19 personas procedentes de la comunidad investigadora y empresarial.

Narciso Soto ha conseguido el primer premio del concurso, dotado con 2.500 euros y una tablet, por su proyecto B-Compass, un bastón electrónico para invidentes con un sensor de distancia orientable que detecta la presencia de obstáculos. B-Compas supone una mejora frente al bastón tradicional y al perro guía porque facilita la autonomía de la persona invidente en entornos desconocidos. Asesorado por personal de la ONCE, el joven ganador ha diseñado este prototipo que avisa, mediante una vibración en el mango del bastón, de la presencia de obstáculos incluso en altura o de vehículos en un cruce, además de facilitar la orientación con tecnología GPS. Tanto el software como el hardware de este prototipo han sido realizados con herramientas libres (programas e impresora 3D open source), lo que abarata mucho los costes: entre 65 y 75 euros. Soto acaba de llegar a Madrid para estudiar Ingeniería Aeroespacial.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN