Actualizado: 14:06 CET
Jueves, 16/07/2020

Arcos

Descubre ‘Andalucía inmensa’

Andalucía, número uno mundial en turismo, reedita este verano una oferta tan rica como variada para dejar asombrados a miles de visitantes

La Alhambra, uno de nuestros monumetnos más insigenes.

1

El sallmorejo, un plato típico de Andalucía.

2

Seguridad, diversidad y calidad. Así se podría resumir la filosofía de la oferta turística de Andalucía en esta nueva normalidad que tanta expectación despierta, lógicamente, entre los turistas y visitantes ávidos de conocer o redescubrir nuestra tierra.

Así nace ‘Andalucía Inmensa’, un proyecto que pone en valor una vez más Andalucía como uno de los principales destinos turísticos del mundo. La campaña de Turismo Andaluz incide en que “Andalucía es cercanía, calor humano y celebración de lo sencillo” como valores que el viajero buscará en esta nueva normalidad.  Pero también se centra en que la comunidad se erige en “la base perfecta para desarrollar una estrategia de contenidos que muestren esta variedad” en todos sus segmentos turísticos, vinculados a la oferta de sol y playa, al turismo de interior, a su impresionante monumentalidad, a la práctica deportiva y a tantos recursos que da la tierra.

La Consejería de Turismo invita a veranear intensamente “en el mejor lugar de vacaciones”, donde el viajero “sentirá experiencias auténticas que no olvidará nunca”, disfrutando de 800 kilómetros de costas mediterránea y atlántica, desde las amplias playas de fina arena de las provincias de Cádiz o Huelva hasta las calas entre acantilados de las costas granadinas, malagueñas y almerienses.

No en vano, y dentro de una oferta incipiente sobre todo en la nueva normalidad, viene configurada por una propuesta de turismo natural tan amplia como diversa, que encuentra algunos de sus principales escenarios en las cumbres más altas de Sierra Nevada, la Sierra de las Nieves o del Parque Natural Sierra de Grazalema, a los que se le añaden espacios como los humedales de las Marismas del Guadalquivir, espesos bosques mediterráneos como el del Parque Natural Sierra de Cazorla, Segura y las Villas o desiertos volcánicos y tramos de costa sin habitar, como el Parque Natural de Cabo de Gata en Almería.
En alza, el turismo de interior aporta antiguas haciendas o cortijos ahora establecimientos hoteleros, como los molinos harineros o viejas almazaras que ponen en contacto al turista con el pasado con las comodidades de la sociedad moderna; paisajes dotados de gran personalidad y singularidad en lugares como la Alpujarra granadina y almeriense, la Sierra de Huelva, Sierra Morena en Córdoba y la Sierra Norte de Sevilla, así como la legendaria Ruta de los Pueblos Blancos de la Sierra de Cádiz. Se le suman espacios como las tierras áridas de Almería, la comarca de Los Vélez, Sierra María y Gádor, el Parque Natural de Los Alcornocales en Cádiz, el valle del Alto Genal, la Axarquía malagueña o el Valle de Lecrín en Granada.

Historia viva
En su patrimonio monumental, la Alhambra de Granada, la Mezquita de Córdoba o la Giralda de Sevilla, se convertirán en destinos de primer orden como símbolos vivientes de la herencia de las civilizaciones milenarias que dejaron su huella en Andalucía, aderezado con una red de museos testigos de ese valor histórico. Málaga, Úbeda y Baeza en Jaén (declaradas Patrimonio de la Humanidad), la gaditana de Arcos de la Frontera, la malagueña Ronda o Moguer en Huelva son claros ejemplos de ciudades que han sabido mantener un patrimonio que situar a los ojos del visitante, que seguro no quedará indiferente ante tanta belleza.

Tan variada y rica oferta se ve aderezada en Andalucía por una gastronomía en alza basada en el aprovechamiento de los productos del mar y la tierra, desde la cocina marinera, con el pescaíto frito como plato señero, los espetos de sardinas o el marisco y pescado de roca; a platos que toman la huerta como punto de partida:  gazpachos, salmorejo, la porra antequerana o el ajoblanco son algunas de sus exquisiteces más celebradas, sobre todo en verano.

Turismo familiar
Andalucía, como destino seguro este verano, recala en la importancia, más que nunca, de ofrecer propuestas para el turismo familiar, con parques de atracciones, zoológicos, acuarios o jardines botánicos que serán una magnífica alternativa  a los destinos más tradicionales.

El deporte, vinculado a los hábitos saludables de vida, encuentra en Andalucía un escaparate privilegiado gracias a sus equipamientos de interior, como el lago de Arcos, en Cádiz, que acoge en verano algunos de los principales acontecimientos del piragüismo y la motonáutica, lo cual propicia el marco idóneo para la celebración de campeonatos de proyección nacional e internacional.  A esta oferta se le suma la pasión por el golf en medio de paisajes de gran belleza o cercanos a playas paradisíacas.

En la inmensidad de su oferta, todo perdería su sentido sin las bondades del clima andaluz, sus comunicaciones,  infraestructura hotelera y la hospitalidad de su gente, que confieren a Andalucía el título de uno de los mejores destinos turísticos del mundo.

Andalucía, una tierra jalonada de hermosas poblaciones, paisajes asombrosos, ancestrales tradiciones culturales y gastronómicas, fiestas singulares y, sobre todo, la hospitalidad de una gente siempre amable con el turista viajero.

Explorar Andalucía es apasionante, también a través de www.andalucia.org

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Polémica con la concesión del bar del Centro de Deportes Náuticos
chevron_right
El turismo va levantando cabeza