Actualizado: 14:06 CET
Jueves, 16/07/2020

Arcos

Difuarcos atiende a sus usuarios en una estupenda nueva sede

Tras varios años de obras, el nuevo local fruto del plan Invierte acoge ya a la asociación que trabaja con personas con distintas disfunciones psicomotrices

Visita del equipo de Gobierno a la nueva sede de Difuarcos.

1

Visita del equipo de Gobierno a la nueva sede de Difuarcos.

2

Visita del equipo de Gobierno a la nueva sede de Difuarcos.

3

 La asociación que trabaja con personas con diversidad funcional Difuarcos acaba de ver cumplido uno de sus sueños: una nueva sede fruto de una cesión del Ayuntamiento de Arcos, que tuvo a bien hace unos años acondicionar para tal fin un local de su propiedad en la calle Bulería (barriada Pueblos Blancos).

Con tal motivo, el alcalde de la ciudad, Isidoro Gambín, entregó personalmente las llaves de la nueva sede a la presidenta de Difuarcos, Isabel Hierro, en un gesto simbólico que guarda tras de sí una gestión de claro calado social. Para ello, el alcalde se hizo acompañar de la diputada provincial de Empleo, Ana Carrera, que ya los trabajos de adaptación del edificio se han realizado gracias al plan Invierte, que dejó a tal efecto algo más de 60.000 euros procedentes de Diputación. También de la delegada municipal de Participación Ciudadana, Saray Soria, al haber sido ésta el área de gobierno responsable del proyecto.
Este proyecto se justifica con el importante crecimiento social de la asociación y de su número de usuarios, pues también esta asociación necesita de la máxima implicación de las familias. Su anterior sede, en Fuente del Río, no reunía ya las condiciones para la envergadura de la actividad de la asociación. Además, las diferentes terapias y la propia Ley exigían este cambio. En este sentido, el nuevo local aporta cuatro salas, un espacio para reuniones, un despacho para la trabajara social, zona de espera, oficina, aseos y otras dependencias.  También los padres y madres necesitan un espacio para la impartición de talleres, además de existir una lista de espera de usuarios que esperaban a este cambio. Ha sido la propia asociación la que diseñó el espacio coincidiendo con la redacción del proyecto, para así amoldar el local a sus necesidades.

Desde Difuarcos, su presidenta da las gracias públicamente al Ayuntamiento por su sensibilidad para con el colectivo.

La diputada provincial de Empleo admitió que inauguraciones como ésta le motivan especialmente como cargo público y, en este caso, como representante de Diputación. “Ha sido un empeño del Gobierno municipal, que pudo destinar el plan Invierte a otras cosas, pero no había mejor manera que en recursos  como éste”. En la misma línea, el alcalde se mostró muy satisfecho de la terminación de la obra y la entrega de la sede a Difuarcos, que definió como “un compromiso cumplido gracias al diálogo y la colaboración de las instituciones”, además de pronunciarse muy contento al ver “las caras de felicidad de los padres y madres”. Asimismo, Isidoro Gambín aprovechó este acto para anunciar su propósito de ampliar las instalaciones del Centro de Atención Infantil Temprana (junto al polideportivo municipal).

30 usuarios
Difuarcos atiende actualmente a 30 usuarios que han superado los seis años de edad, es decir, personas que cumplida esa edad tuvieron que abandonar los servicios propios del Centro de Atención Temprana (CAIT) cuya gestión corresponde a la Junta de Andalucía. Ya con recursos propios, Difuarcos atiende a estas personas, en su mayoría niños y jóvenes, aunque este servicio no tiene límite de edad.

Difuarcos presta actualmente los servicios de atención temprana, psicología, psicopedagogía, logopedia, terapia ocupacional, fisioterapia y neurofisioterapia, tanto para niños como para adultos y tercera edad. Sus teléfonos de atención son  el 956 70 03 52 y 610 98 82 86.

La Nueva Normalidad
Con las medidas de seguridad que ahora más que nunca es preciso tener en cuenta, la asociación atenderá a partir de ya a los usuarios de uno en uno para su correspondiente terapia, lo cual  supondrá a Difuarcos sin duda alguna un gran esfuerzo. Además, se ha dejado vacía completamente la sala de espera para impedir reuniones y una posible masificación. Con esta lógica prudencia, Isabel Hierro admite que la recién estrenada sede es una motivación, una ilusión para los suyos.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Arcos pierde un 62% del plan de empleo de la Junta
chevron_right
Arcos necesita una apuesta por la calidad del medio ambiente