El tiempo en: Andalucía
Lunes 12/04/2021

Andalucía

Alberto Garzón acusa a Elías Bendodo de iniciar "una campaña difamatoria"

Este asunto ha llevado incluso a Bendodo a iniciar una campaña para que los andaluces mostraran con una foto sus desayunos con aceite y jamón

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
  • Alberto Garzón.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha acusado al portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, de iniciar "una campaña difamatoria y grotesca" contra el etiquetado de productos Nutriscore y ha señalado que la "oposición frontal" del PP-A a este sistema "es negacionismo científico, otra vez".

Garzón (IU) ha respondido así en una treintena de comentarios en Twitter a la polémica generada por la calificación que Nutriscore otorga al aceite y al jamón y por cuya implantación Bendodo (PP) le acusó de "atacar" a estos dos productos: "Ahora vienen estos señores comunistas y nos dicen que son perjudiciales para la salud", dijo.

El ministro ha lamentado que Bendodo, "en su habitual estilo", hiciera esa acusación y ha asegurado que es algo que sacó "de su imaginación" porque "nadie del Gobierno ha dicho nunca tal cosa".

Este asunto ha llevado incluso a Bendodo a iniciar una campaña en las redes sociales para que los andaluces mostraran con una foto sus desayunos con aceite y jamón, iniciativa que está respaldando el PP-A.

Garzón ha indicado que "no está claro" a lo que "juega" el PP-A con esta posición y ha recordado que su "oposición frontal hacia la evidencia científica" y hacia lo que ya hacen países como Francia y Alemania "tampoco es extraña".

"Es negacionismo científico, otra vez", ha añadido el ministro acompañando ese comentario de una viñeta en la que el expresidente Mariano Rajoy saluda al expresidente de EEUU Donald Trump dándole la razón por el "cuento chino" del cambio climático.

Ha lamentado que el PP-A haya decidido "ser el ariete contra un mecanismo que permite reducir las enfermedades crónicas vinculadas a la alimentación" y ha añadido que su "estilo comunicativo" sugiere "una preocupación mayor por competir con la extrema derecha que una atención por la salud de la ciudadanía", acompañando este tuit de una foto en la que los dirigentes de la Junta saludan al portavoz de Vox en el Parlamento tras el primer acuerdo presupuestario.

Ha señalado que Bendodo "puede poner una foto todos los días de lo que desayuna, y puede mentir e insultar cuando guste", pero su estilo no es "bajar a ese terreno", por lo que ha reclamado al PP-A "que no banalice un problema tan importante".

Garzón ha explicado que el sistema Nutriscore es un etiquetado nutricional voluntario que está implantado en Francia, Alemania y en cuatro países europeos más, diseñado para proporcionar "mejor información nutricional" del producto y para "incentivar un patrón de consumo más saludable".

Este sistema, "que como se ve no es cosa sólo de comunistas", no valora si un producto es bueno o malo, "ni nadie dicta qué tenemos que comer", pero resume "de manera gráfica" si un producto contiene en exceso nutrientes cuyo consumo prolongado puede ser perjudicial, ha dicho.

El ministro ha recordado que seis de cada diez niños de entre 6 y 9 años tienen algún tipo de exceso de peso.

La comparación que hace el consumidor debe realizarse entre productos de la misma familia porque "no se compara una botella de refresco con una de aceite porque su consumo es distinto".

Garzón ha agregado que con este sistema cada uno será libre de comprar el producto que quiera, pero ahora verá un aviso que describe que su consumo excesivo es perjudicial, lo que cree que atraerá a las empresas a tener mejor calidad nutricional.

"La evidencia científica es abrumadora a favor del sistema", ha asegurado Garzón, quien ha indicado que "el sistema puede ser mejorado", por ejemplo con la exclusión de los monoingredientes como el aceite de oliva, que además puede tener propiedades "no reconocidas" por el sistema, algo que anunciaron "una semana antes de la campaña" de Bendodo.

Ha admitido que la implantación del sistema "no es sencilla" porque la experiencia francesa demuestra que parte de la industria alimentaria "boicoteó el proceso" y propagó noticias falsas. 

COMENTARIOS