Actualizado: 00:06 CET
Jueves, 21/11/2019

Granada

Más de siete años de cárcel a dos hermanos por intento de asesinato

La Audiencia Provincial de Granada ha condenado a dos hermanos de 31 y 33 años a penas de ocho años y medio, el primero, y siete años y medio el segundo

  • Juzgados de Granada

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada ha condenado a dos hermanos de 31 y 33 años a penas de ocho años y medio, el primero, y siete años y medio de prisión, el segundo, por tentativa de homicidio después de que apuñalaran "de manera conjunta" a otro varón en el municipio granadino de Deifontes en diciembre de 2017.

En la sentencia se delimita que concurrió la agravante de "abuso de superioridad", si bien, en el hermano de 33 años, se aplica la atenuante de enfermedad mental por una discapacidad intelectual que padece.

A ambos se les impone una orden de alejamiento por diez años a al menos 300 metros de distancia de la víctima, que se encontraba solo fumando un cigarro cerca de una cafetería cuando le atacaron, y prohibición de vivir en Deifontes por ese mismo periodo, según consta en la sentencia, de fecha 4 de octubre, y contra la que cabe recurso.

Los hechos probados, que se juzgaron entre los pasados 25 y 30 de septiembre, son que ambos se acercaron al agredido, al que conocían y con el que habían tenido desencuentros anteriores, "valiéndose ambos de sendos cuchillos que portaban" para atacarlo "con ánimo decidido de acabar con su vida".

"Carecen de trascendencia cuáles fueron los motivos que desencadenaron la agresión, y ello pese al esfuerzo de la defensa en acreditar que sí los hubo, siendo determinante", a juicio del tribunal, que ninguno de los procesados "tuviese heridas que justificasen un posible ataque previo", especialmente el de 33 años, que sostuvo haber forcejeado con la víctima, y ha estado en prisión provisional por estos hechos.

Ambos procesados negaron los hechos el pasado miércoles ante el tribunal. El que ha estado en libertad tras los hechos mantuvo que no estuvo presente cuando ocurrió todo, y que la víctima lo habría involucrado por una "animadversión" previa.


Sin embargo, como recoge la sentencia, el agredido aludió en su declaración a "un primer pinchazo" de este último, al que "siguieron varias cuchilladas más, propinadas por él" y el otro, un testimonio para el que, según la Audiencia, "no hay en la causa dato alguno que permita poner en entredicho".

INDEMNIZACIÓN CONJUNTA

Ambos hermanos tendrán que abonar 66.555 euros de indemnización a la víctima de "manera conjunta y solidaria", tal y como pedía la acusación particular, que, en representación de los intereses del agredido, ha ejercido el letrado Francisco Ramírez, quien había pedido doce años de prisión para cada uno de los dos hermanos por supuesto intento de asesinato.

La Fiscalía acusaba también por la presunta comisión de un delito de asesinato en grado de tentativa, pidiendo nueve años de cárcel para cada uno, aunque, de manera alternativa, pedía contemplar la atenuante de enfermedad mental en el hermano mayor.

No ha considerado la sala, en cualquier caso, que se haya acreditado debidamente que concurriese la alevosía propia del asesinato, cuyo núcleo se encuentra en "aniquilar las posibilidades de defensa", aunque sí concurre la agravante de "abuso de superioridad".

Para el hermano menor, por el que se aplazó en junio el inicio de este juicio por un ingreso por una cuestión derivada de un trastorno psicótico que padece, el tribunal no ha contemplado ninguna atenuante a este respecto.

Ambos huyeron del lugar de los hechos con un coche que tenían aparcado cerca. Las lesiones supusieron "un riesgo vital" a la víctima pues "produjeron un shock hipovolémico que, de no ser tratado quirúrgicamente con carácter urgente, hubieran provocado el fallecimiento".

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Ciudadanos propone bajar los impuestos a emprendedores rurales
chevron_right
Convocan una marcha contra la Guardia Civil en La Línea