Actualizado: 20:35 CET
Miercoles, 26/06/2019

Andalucía

La Junta hace un guiño a Vox al admitir "chiringuitos ideológicos"

Asegura que en Igualdad “todas las instituciones estaban muy politizadas” y las ayudas “iban dirigidas a una red clientelar”. "En esto nos tienen como aliados"

  • Elías Bendodo y Rocío Ruiz, en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno.

La Junta hace un guiño a Vox al admitir "chiringuitos ideológicos"

El Gobierno andaluz está convencido de que Vox al final aprobará los presupuestos y para ello no sólo le tiende la mano para negociar y que no llegue a presentar su enmienda a la totalidad, sino que ha empezado a lanzarle guiños en una cuestión capital para la formación ultraconservadora: lo que ellos consideran “chiringuitos políticos” en violencia de género y memoria histórica. Este martes, por primera vez, la Junta ha asumido esa terminología sin complejos, hasta el punto de que la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, ha llegado a decir que en su departamento “todas las instituciones estaban muy politizadas” y las ayudas “iban dirigidas a una red clientelar”.

Ruiz ha defendido que el Instituto Andaluz de la Mujer “no es un chiringuito ideológico”, pero sí que había muchos en su consejería. “Había un sesgo importante y había cuentas muy poco transparentes”, poniendo el ejemplo de las ayudas para el voluntariado, “con muchos beneficios por su carácter ideológico”. Y en cuanto a violencia de género, subrayó que “se ha politizado, pero no se ha trabajado”, además de avanzar que habrá un cambio en el modelo de gestión para que no haya ayudas directas, todas serán por concurrencia competitiva.

Muchas subvenciones, ha insistido, se han dado “con criterios poco rigurosos y transparentes, y queremos que el dinero vaya directamente a las víctimas”. “Lo que Vox reclama es que no haya más chiringuitos políticos pagados con dinero público, y nosotros somos los primeros que no queremos eso porque somos el Gobierno de la regeneración, el cambio y la transparencia”, ha continuado Ruiz, que ha anunciado también “políticas de evaluación” para analizar cómo se han dado las ayudas.

Y teniendo en cuenta que la consejera es de Cs y que Vox ha reclamado sentarse directamente con su formación, ¿estaría dispuesta a hacerlo? Pues sí, porque “como Gobierno esperamos que se sienten con nosotros y nos digan qué quieren”.

El guante también lo lanzaba el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, que aseguró que “eliminar la lacra de la violencia de género también lo defiende Vox”, que sobre todo lo que reclama es “la eliminación de los chiringuitos ideológicos, y ahí nos tienen como aliados”. “No es lícito la politización de la violencia de género, hay que sacarla del debate político”, ha apostillado.


Así que con esa predisposición incluso en la terminología, Bendodo ha reiterado que está convencido en llegar a un acuerdo porque “Vox ha demostrado hasta ahora altura de miras y ser también una parte muy importante del cambio histórico de Andalucía”. Adelante Andalucía ya ha anunciado que presentará la enmienda a la totalidad y Bendodo da por hecho que el PSOE hará lo propio, así que Vox tiene dos opciones: o se abre al diálogo “o suma sus votos a los del PSOE y Podemos para que Andalucía no tenga presupuestos”.

Y teniendo en cuenta que el plazo para presentar la enmienda a la totalidad se acaba el jueves, no caben medias tintas, y lo resumía con un trabalenguas: “Una enmienda a la totalidad no se negocia, se presenta o no, lo que se negocia es si se presenta o no”. “Cs y PP no van a defraudar, Vox tampoco, no va a frustrar las ganas de cambio que hay en Andalucía”, ha continuado, además de reclamar que la negociación de las cuentas andaluzas “no se puede mezclar la con política de pactos fuera de España, porque una cosa es la estabilidad de una comunidad con nueve millones de habitantes y otra quién gobierna o no en otras comunidades”.

Como resumen, ha reiterado que su sensación es la de “confianza, porque me han demostrado que están cargados de sentido común, que tienen altura de miras, son parte importante del cambio y que tienen que seguir siéndolo”. “La otra opción”, ha rematado, “es volver al pasado”.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
No habrá careo entre el dueño de la finca y el padre de Julen
chevron_right
Granada y Sevilla se preparan para celebrar el Corpus Christi