Actualizado: 23:24 CET
Martes, 21/05/2019
ESTÁS EN:

En román paladino

Moderación

Publicado: 16/04/2019 ·
22:02
Actualizado: 16/04/2019 · 22:02

La tolerancia es una necesidad de la convivencia entre los diversos

Hoy más que nunca son menester prudencia y paciencia, y  se debe rechazar la tentación del “o todo o nada”. Así escribía Norberto Bobbio, desde una izquierda profesoral y moderada como  la actitud deseable en la política, en su Autobiografía Intelectual. El momento político en España es todo lo contrario de esta afirmación. Parece que los extremos venden y que la templanza está a la baja. Está llegando a ser peligroso para nuestro porvenir democrático.  De todas formas, la reflexión importante es qué es lo que le conviene al país en su conjunto.

El admirado presidente de la República  italiana Sandro Pertini nombró a Bobbio senador vitalicio, una figura que en España estuvo vigente algunos años,  hasta la aprobación de la Constitución. Bobbio pensó mucho tiempo que “en la lucha política, incluso en la democrática, y entiendo aquí por lucha democrática la lucha por el poder que no recurre a la violencia, los templados no desempeñan el menor papel” pero más tarde rectificó y acertó en ello  plenamente: “Quien quiere hacer política día a día debe adaptarse a la regla principal de la democracia, la de moderar los tonos cuando ello es necesario para obtener un fin, el llegar a pactos con el adversario, el aceptar el compromiso cuando éste no sea humillante y cuando es el único medio para obtener algún resultado”. Ojalá este espíritu sea el que se imponga en lo que resta de campaña y después de ella  y que los días que van desde el Jueves Santo al Domingo de Resurrección sirvan para acabar con los inaceptables brotes de violencia electoral que se han visto en Barcelona y el País Vasco.

La tolerancia es obligada, no es una opción en democracia. La tolerancia no es permitir al otro sino darle sinceramente  el derecho al discrepante en igualdad de condiciones. Que tras cuarenta años de democracia se ponga sobre el tapete que hay que respetar a los adversarios políticos es una regresión en sí misma. Naturalmente los afines no necesitan tolerancia, la tolerancia es una necesidad de la convivencia entre los diversos. El asesinado por ETA, Francisco Tomás y Valiente, lo deja claro: “En una sociedad democrática el límite de la tolerancia es el Código Penal”.  Para finalizar, el sabio Bobbio: “La capacidad de dialogar e intercambiar argumentos, en vez de acusaciones mutuas acompañadas por insolencias, está en la base de cualquier convivencia pacífica y democrática”.

 

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Rafael Román

Rafael Román es profesor universitario, miembro del PSOE, exconsejero de Cultura y expresidente de la Diputación de Cádiz

En román paladino

El autor aborda en su espacio todos los aspectos de la actualidad política tanto de España, Andalucía y la provincia de Cádiz.

VISITAR BLOG
Publicado: 16/04/2019 ·
22:02
Actualizado: 16/04/2019 · 22:02
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Un plan para la “asistencia digna” y el "buen trato" a los mayores
chevron_right
Piden financiación suficiente para bioclimatización de los colegios