Actualizado: 21:23 CET
Miercoles, 12/12/2018

Cádiz

Todos podemos salvar vidas

La Junta organiza en Cádiz un taller formativo para 1.500 escolares de Secundaria para formales en Reanimación Cardío Pulmonar

  • Prácticas en el Cornelio Balbo.

Que sean menores no significa que no deban saber unos mínimos para poder salvar la vida de quien tienen a su lado. Con esta idea se ponía en marcha un taller en el Instituto Cornelio Balbo, a través de la Consejería de Salud de la Junta, por el que más de 1.500 escolares de Secundaria recibieron formación para poder realizar una Reanimación Cardio Pulmonar (RCP). Este martes era el Día europeo de la RCP y muchos profesionales del 061, SAS, socorrismo y salvamento, Policía Local, así como del 112 ayudaban para explicar a los estudiantes cómo tenían que actuar cuando tuvieran cerca una víctima.

El delegado del Gobierno andaluz en Cádiz, Juan Luis Belizón,  ponía en valor las clases formativas que se estaban impartiendo a estos escolares. Prácticas con maniquíes para ponerse en situación, que sirvieron para que muchos menores se dieran cuenta de lo que se les puede venir encima en cualquier momento. El objetivo es salvar a quien pueda verse afectado por una parada. En Cádiz capital se han impartido estos talleres durante seis años y la intención del Gobierno andaluz es ampliarlo  a otros municipios.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

El responsable provincial del 061, Jesús Enrique Martínez, destacó la importancia que tiene la concienciación entre los jóvenes porque todos los ciudadanos deben actuar y salvar vidas.

Médicos del 061 aseguraban que las primeras intervenciones en estas situaciones de emergencia son fundamentales. “Los jóvenes son un público diana para sembrar esta formación. Deben saber qué hacer en los primeros segundos”, afirmaba. Se concede tiempo para que los servicios de emergencia lleguen y puedan salvarlo. 

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

Este tipo de situación de emergencia lo podemos sufrir cualquiera.  “Un día por la mañana, en la playa avisaron de un niño con un posible desmayo. Cuando llegamos, el menor estaba con los ojos vueltos y entre varios compañeros, con reanimación cardio pulmonar, pudimos sacarlo de la situación crítica”, explicaba el patrón de los socorristas de Cádiz, que actuaba este verano en la playa de Santa María junto con el resto del equipo, por lo que recibieron una mención especial.

Los menores salieron encantados con esta iniciativa formativa.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

 

COMENTARIOS

chevron_left
Denuncia que le quitan a su hijo por fumarse un porro antes de parir
chevron_right
El inicio de la gira de Malú se reprograma al 9 de noviembre en Málaga