HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 00:34 CET
Lunes, 28/09/2020

Andalucía

El gas natural, un factor de sostenibilidad en el territorio

Es la fuente de energía más limpia, menos contaminante y con menor contenido en carbono de todos los combustibles convencionales

  • Viviendas
  • El gas natural es la fuente de energía más limpia, menos contaminante y con menor contenido en carbono de todos los combustibles convencionales
  • El gas natural contribuye a la lucha contra el cambio climático puesto que reduce un 25% las emisiones de dióxido de carbono (CO2)
  • Más de 400.000 personas mueren de forma prematura cada año en la UE por la mala calidad del aire

Para entender la dimensión del problema de la contaminación del aire en las ciudades, conviene tener presentes algunos datos. Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, más de 400.000 personas mueren prematuramente cada año en la UE por la mala calidad del aire y varios millones padecen enfermedades respiratorias y cardiovasculares provocadas por la contaminación. Además, el 92% de la población mundial vive en lugares donde no se respetan las directrices de la OMS sobre la calidad del aire.

Casi un millón y medio de andaluces disfrutan de sus ventajas, gracias a una red de distribución que supera los 5.400 kilómetros

La Comisión Europea advirtió en febrero de 2017 a España (y a otros cuatro países de la UE- Francia, Alemania, Italia y Reino Unido) por superar continuadamente los límites de contaminación permitidos.

Mejora la calidad del aire y combate el efecto invernadero

La calidad del aire de cada municipio, aunque depende exclusivamente de dicho municipio, se ve perjudicada principalmente por tres motivos: el transporte, la calefacción doméstica y los procesos industriales peri-urbanos. Por lo que mejorar la calidad del aire urbano sólo será posible, según los expertos, a través de tres vectores: disminución de las emisiones de CO de todas las energías convencionales, la reducción drástica de SOx y NOx, origen del smog urbano; y una reducción de emisiones de partículas sólidas PM10, dañinas para la salud.

El gas natural es la fuente de energía más limpia, menos contaminante y con menor contenido en carbono de todos los combustibles convencionales, por lo que toma una especial importancia para la reducción de las emisiones de agentes contaminantes y para la mejora de la calidad del aire. En comparación con otros combustibles, el gas natural reduce considerablemente las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y casi completamente las emisiones de partículas en suspensión y dióxido de azufre (SOx), principales causantes de problemas de salud respiratorios.

Más allá de la calidad del aire, el gas natural contribuye a la lucha contra el cambio climático puesto que reduce un 25% las emisiones de dióxido de carbono (CO2), principal causante del efecto invernadero.


Un compromiso con Andalucía

Gas Natural Andalucía, filial distribuidora de GAS NATURAL FENOSA, lleva 30 años distribuyendo gas natural en la región, donde cuenta con 417.500 usuarios, lo que supone que casi un millón y medio de andaluces disfrutan de las ventajas de esta energía, gracias a una red de distribución que supera los 5.400 kilómetros.

Aunque la mayoría de la población relaciona el gas natural con el agua caliente o la cocción, la versatilidad de esta energía hace que sus aplicaciones sean muy diferentes y dispares. Gracias a su actividad, Gas Natural Andalucía han contribuido a mejorar la calidad del aire de los pueblos y ciudades andaluces en los que está presente.

Uno de los usos más desconocidos del gas natural, pero con mayor recorrido y de gran implantación en otros países es el vehicular. Actualmente en Andalucía ya existen flotas de vehículos que utilizan gas natural para su funcionamiento, como los autobuses urbanos de Málaga y Sevilla y vehículos de recogida de RSU. Los ahorros económicos conseguidos con estos vehículos son del 50% con respecto a la gasolina y del 30% con respecto al gasoil. Y además, se reducen de manera significativa las emisiones contaminantes: -85% NOx, -99% SOx, -95% partículas y -30% CO2, teniendo una ventaja adicional en los vehículos de RSU, que habitualmente operan de noche, su nivel de ruido es menor en un 50% al de sus equivalentes con gasoil, mejorando con su empleo el confort de los ciudadanos.

En definitiva, incrementar el uso del gas natural en sustitución de otras fuentes de energía constituye un factor de mejora en la descarbonización progresiva de nuestra sociedad, al mismo tiempo que nos ayuda a mantener y mejorar la calidad del aire que nos rodea, todo ello de un modo rentable y económico.

 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Santander admite que no confiaba en Benjumea pero no exigió su salida
chevron_right
No te pierdas los titulares más importantes del día en este vídeo