Actualizado: 12:27 CET
Domingo, 16/12/2018

Sevilla

El PSOE ganaría en Sevilla por el hundimiento del PP

Sólo una alianza de todos los partidos podría desalojar a Espadas de la Alcaldía: repetiría número de ediles pero quedaría con mayor comodidad para gobernar

  • Resultados de 2015 y estimación de 2017
  • El PSOE podría apoyarse para gobernar tanto en Ciudadanos como en Participa e IU
  • Ciudadanos ganaría dos de los ediles perdidos por los populares y Participa Sevilla, el tercero concejal
  • El PP pasaría en seis años de la mayoría absoluta de 20 concejales con Zoido a tan sólo nueve

El PSOE volvería a ser el partido más votado en las elecciones municipales en Sevilla capital merced al hundimiento del PP y pese a que su número de concejales sería el mismo que ahora. De esta forma, Espadas, salvo que todas las restantes fuerzas políticas superaran sus enormes diferencias ideológicas y se aliaran en su contra, tendría dos opciones en vez de tan sólo una como posibles socios de investidura y/o de gobierno: Ciudadanos por su derecha, y Participa Sevilla e IU por su izquierda, según los resultados de un sondeo realizado por SW Demoscopia para Viva Sevilla con motivo del ecuador del mandato municipal. La encuesta se concluyó justo una semana antes de que el Grupo Popular relevara a Alberto Díaz como portavoz y pusiera en su lugar a Beltrán Pérez.

Y es que conforme a la intención de voto que muestra el sondeo en el momento presente (no hay que olvidar que justamente una encuesta refleja el panorama político en el momento en que se realiza pero que la coyuntura puede variar en el futuro), el PP pasaría de la mayoría absoluta que cosechó Juan Ignacio Zoido con 20 concejales a tan sólo 9 en un plazo de seis años: once menos, debido a la pérdida de cinco puntos en intención de voto (del 33% al 28%).

El hundimiento del PP deja al PSOE de Espadas como el primer partido de Sevilla capital, sin que el pequeño crecimiento en número de votos (pasaría del 32,1% al 33,5% de los sufragios) se traduzca en mayor número de concejales, ya que mantendría los once actuales. Sin embargo, el margen de maniobra del alcalde de cara a repetir un gobierno en minoría como el que ahora dirige se incrementaría porque ya no dependería tan sólo del apoyo de las dos formaciones a su izquierda (Participa Sevilla e Izquierda Unida), dado que podría gobernar también sólo con el apoyo del gran beneficiario del hundimiento del PP: Ciudadanos.

El partido naranja crecería en votos en el mismo porcentaje del 5% en el que se reducen los del PP y le arrebataría a éste dos ediles (pasaría de tres a cinco), con lo que adquiere el rol de partido llave en la investidura del alcalde y en el Ayuntamiento, en paralelo a la suma de Participa e IU. Participa Sevilla es la otra fuerza que gana ediles perdidos por el PP, en concreto uno, merced a la subida de casi tres puntos en su intención de voto, mientras que el leve incremento de IU, tres décimas, dejaría a esta formación tal como está ahora, con dos ediles.

Así pues, el pequeño corrimiento electoral que refleja el sondeo beneficia por una parte a la que se considera a sí misma como “oposición útil” que forja acuerdos con el PSOE, Ciudadanos, y, por otra, a la fuerza situada más a la izquierda en el Ayuntamiento, Participa, justo hasta antes de anunciar la retirada de su apoyo a Espadas tras el desalojo policial del Ayuntamiento, por lo que habrá que evaluar en el futuro el resultado de este cambio de estrategia que marca distancias con el gobierno local socialista.

El resultado de este sondeo es el que, en el casi mantenimiento del “statu quo”, beneficia más a Espadas, ya que la pérdida de ediles del PP no permite que a priori se articule ninguna mayoría de centro derecha (la suma de PP y de Ciudadanos sería de 14 ediles, uno menos que en el actual mandato) y sí una mayoría de izquierdas (el bloque PSOE+Participa+IU sumaría 17 ediles y por tanto tendría la mayoría absoluta), pero en el caso de que el alcalde quisiera seguir como hasta ahora, gobernando en solitario, podría optar por el apoyo de Ciudadanos, que ya lo ha tenido para los Presupuestos municipales,  o por el del bloque de izquierdas, del que ya no sería rehén. En definitiva, mejoraría la gobernabilidad del Ayuntamiento.

Conocimiento

Curiosamente, los sevillanos conocen más a los líderes políticos andaluces, que desarrollan su labor en el Parlamento de Andalucía sito en el antiguo hospital de las Cinco Llagas, que a los líderes de los grupos políticos municipales, los cuales desarrollan su quehacer diario en el Ayuntamiento de la Plaza Nueva, con la única excepción del alcalde, Juan Espadas, que se acerca en notoriedad a Susana Díaz.

Así, hay un 84,4% de sevillanos que conocen a Espadas, frente a un 96,3% que declaran lo propio respecto de Susana Díaz, la presidenta de la Junta de Andalucía. A partir de esos datos, el grado de conocimiento de los portavoces municipales está en torno al tercio del electorado: un 36,9% Alberto Díaz (PP); un 32% Daniel González Rojas (Izquierda Unida); un 30,2% Javier Millán (Ciudadanos), y un 26,8% Susana Serrano (Participa Sevilla), la menos conocida de todos.

Cuando se compara el grado de conocimiento que tienen entre los electores sevillanos los líderes locales con los regionales del mismo partido, la diferencia es abrumadora a favor de estos últimos, con porcentajes que duplican y hasta triplican a los cosechados por aquéllos.

De esta manera, el 62,5% de los sevillanos conoce a Juanma Moreno, el presidente regional del PP, pero sólo un 36,9% a quien hasta ahora ha sido su portavoz en el Ayuntamiento y en teoría más próximo a aquéllos, Alberto Díaz. Juan Marín, el líder andaluz de Ciudadanos, le saca 15 puntos de diferencia al portavoz de su formación en la Corporación Municipal sevillana. Por su parte, Antonio Maíllo, obtiene 22 puntos más que el portavoz local de la coalición Izquierda Unida, Daniel González Rojas, y Teresa Rodríguez nada menos que 38 puntos más que Susana Serrano, la portavoz municipal de Participa. Estas grandes diferencias denotan el bajo perfil mediático de los políticos locales, pese al escaso interés que habitualmente suele despertar la política regional en el ámbito municipal.

Valoración

Quizás sea esta razón, la del gran desconocimiento, de que ninguno de los líderes políticos sevillanos merezca el aprobado de los electores: todos se quedan por debajo del 5 en la valoración de los sevillanos, siendo Espadas el que más se acerca a esa nota de un suficiente en su gestión, con un 4,8. Le siguen el portavoz naranja, Javier Millán, con un 4,37; Daniel González, el portavoz de IU, con un 4,26; Susana Serrano, portavoz de Participa Sevilla, con un 4,22, y en último lugar el hasta ahora portavoz del PP, Alberto Díaz, con 3,76 puntos.

A la hora de valorar de forma positiva, negativa o neutra a cada líder político local, el del PP, Alberto Díaz, es el que mayor valoración negativa suscita (el 44,4%) y, en consonancia, también obtiene la menor valoración positiva (11%).

Espadas, por su parte, es quien obtiene mayor valoración positiva, aunque tan sólo de un 20% y seguido a corta distancia por los dos líderes de la izquierda: el portavoz de IU, Daniel González Rojas, con un 19,6%, y la de Participa Sevilla, Susana Serrano, con un 19,5%. Asimismo, el alcalde es quien suscita la valoración más neutra de todos los líderes políticos locales, con un 55,9%.

Susana Serrano, pese a ser la única mujer portavoz, obtiene mayor valoración entre los hombres (4,31 puntos) que entre las féminas (4,11 puntos). Con el resto de portavoces y el alcalde ocurre lo mismo: son mejor puntuados por los varones que por las mujeres.

Los únicos grupos de edad que aprueban la gestión del alcalde son los jóvenes menores de veinticuatro años (le otorgan 5,2 puntos) y los mayores de 65 años (le dan un 5,5). Hay además otros dos políticos que superan el cinco: Susana Serrano (un 5,1 entre los menores de veinticuatro años) y Javier Millán (un 5,6 en la franja de 35 a 44 años, y un 5,2 entre quienes tienen de 55 a 64 años). Ningún otro político obtiene una nota superior a cinco en ningún grupo de edad.

Susana Serrano, con 8 puntos, y Alberto Díaz, con 7, son los políticos con mayor valoración entre las personas sin estudios. Javier Millán, con un seis, obtiene la mayor valoración de los estudiantes de FP superior. Daniel González Rojas no logra el aprobado en ningún nivel de estudios y al alcalde lo valoran mejor quienes han tenido educación primaria (le otorgan un cinco) y los estudiantes recién egresados de la Universidad (un 5,13).

Por otra parte, parece obvio que quienes declaren su intención de votar a un partido determinado den una mayor valoración al líder local de dicha formación, circunstancia que se produce en todos los casos en Sevilla capital menos en uno: los votantes de Participa Sevilla califican con un 5,96 a Susana Serrano y con un 6,12 al portavoz de IU, Daniel González Rojas. Además, este último obtiene la mejor nota entre sus simpatizantes de IU, que le otorgan un 6,67, mientras que los socialistas puntúan con un 5,99 a Espadas; los populares, con un 6,11 a Alberto Díaz; los de Ciudadanos, con un 6,30 a Javier Millán, y los de Participa, con el citado 5,96 a Susana Serrano.

Los votantes del PP sólo aprueban, además de a su hasta ahora portavoz, al de Ciudadanos, Javier Millán, al que dan un 5,12; los socialistas también dan el aprobado a Susana Serrano (Participa), con un 5,30, y a Daniel González Rojas (IU), con un 5,21; los votantes de Ciudadanos otorgan un 5,69 a Espadas; los de Participa el citado 6,12 a Danil González Rojas y los de IU, un 5,4 a Susana Serrano.

Añoranza de Zoido

Ante este escaso grado de conocimiento y de valoración del hasta ahora portavoz del PP, Alberto Díaz, no es de extrañar que entre el electorado popular y entre los sevillanos en general exista añoranza por la figura del ex alcalde y actual ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. A un 19,8% de los electores les gustaría que repitiera como alcalde de la ciudad, aunque son más (un 25,9%) los que prefieren que Juan Espadas continúe al frente de los destinos de Sevilla.

A gran distancia les siguen el portavoz de Ciudadanos, Javier Millán (10,9% de apoyo para la Alcaldía), y el de Izquierda Unida, Daniel González Rojas (un 7,5%).

A destacar que es mayor el número de sevillanos (5,2%) que prefiere al exportavoz del PP Alberto Díaz como alcalde que a su recién nombrado sucesor, Beltrán Pérez (2,2%), y que Cristina Honorato tiene más apoyo para coger la vara de mando (2,7%)  que su portavoz en Participa Sevilla, Susana Serrano (2,4%); y también que ambas son superadas por el tercer miembro del grupo municipal, Julián Moreno, con un 5,2%, cifra equivalente a la del portavoz del PP, como si los extremos se tocaran.

Ficha técnica Sondeo de SW Demoscopia para Viva Sevilla


Técnica: Entrevistas telefónicas y presenciales con cuestionario estructurado n Ámbito: Municipio de Sevilla 

Universo de estudio:  Mayores de 18 años empadronados en Sevilla n Tamaño muestral: 705 entrevistas por cuotas de distrito, sexo y edad 

Diseño muestral: Muestreo aleatorio estratificado, con selección de las unidades de muestreo (individuos) con probabilidad proporcional al tamaño del estrato al que pertenecen (afijación proporcional). La selección de los individuos se realiza mediante rutas aleatorias y cuotas de distrito, sexo y edad (que definen los estratos). 

Error muestral: Para un nivel de confianza del 95,5% (dos sigmas), y P=Q, el error real es del +-3,69% para el conjunto de la muestra y en el supuesto de muestreo aleatorio simple.

Control de calidad: Seguimiento y control directo por parte de un supervisor a un 12% de las entrevistas, resultando positivas todas las verificaciones.

Fechas de campo: Entrevistas realizadas entre los días 9 y 15 de junio de 2017.

COMENTARIOS

chevron_left
Covap compra otra planta en Cataluña con Central Lechera Asturiana
chevron_right
Las ventas en grandes superficies de Andalucía aumentaron un 2,5 %