Publicidad Ai
Publicidad Ai

Los padres no se conforman con dos aulas prefabricadas

Educación instala un nuevo módulo en el colegio público San José Obrero

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Los operarios procedieron ayer a la instalación de las dos nuevas aulas prefabricadas que, en septiembre, estrenarán los alumnos de Infantil. -
  • El AMPA demanda la ampliación urgente del centro ante la necesidad de espacios
  • Más de medio centenar de niños se han quedado sin comedor por la falta de plazas
Con cuatro aulas prefabricadas no basta. Y es que aunque en el día de ayer se procediera a la instalación de dos nuevas clases, que se suman a las dos ya existentes, la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del colegio San José Obrero ve cómo, un año más, se quedarán sin su ansiada ampliación.

Y es que aunque está aprobada por la Delegación Provincial de Educación, no está programada o, lo que es lo mismo, no tiene fecha de inicio, algo que inquieta a unos padres que como la presidenta del AMPA, Mabel Caravaca, esgrimen que “el centro ya no da más de sí”, por lo que “no nos parece bien que sigan poniendo prefabricadas cuando lo que necesitamos realmente es una ampliación” que, a la vista está, se está haciendo de rogar.

Sin noticias

La presidenta del AMPA recuerda que esta demanda ya se ha puesto en conocimiento de la Delegación Provincial de Educación pero “hasta el momento no hemos recibido respuesta”, por lo que no saben cuándo comenzarán las obras de mejora, ya que “las aulas prefabricas son una medida provisional” que, desde el próximo curso 2009/2010, albergarán a los niños de Infantil de 3 y 4 años, que es donde hay tres líneas (tres clases por curso).

Asimismo, el AMPA explica que “no tenemos biblioteca y también necesitamos un gimnasio decente”. Además, de cara a septiembre, se han topado con un grave problema con el comedor escolar (dividido en dos turnos) que, aunque tiene 174 plazas escolares, “más de medio centenar de niños se han quedado sin este servicio”, según confirmó ayer Caravaca. El colegio San José Obrero también cuenta con una ratio demasiado elevada en algunas clases, algo que también le preocupa a los padres y madres de este centro escolar.

Aún así, el AMPA ha resaltado la entrega y dedicación de la dirección y el profesorado que “todos los años se esfuerza al máximo porque todo salga bien”.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN