Actualizado: 01:12 CET
Martes, 19/11/2019

Acaip critica agresiones a un funcionario de prisiones y "graves deficiencias" en el centro

Un funcionario, identificado como E.O.R., fue agredido el pasado 8 de junio en el módulo número 2 del centro penitenciario de Morón de la Frontera (Sevilla) por el interno J.M.R.S., armado de dos palos, formándose "gran alboroto".

Tal y como informaron desde la sección sindical de la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip), el funcionario del módulo evitó que continuara la agresión sujetando al interno, así y cuando le conducía fuera del módulo, el agredido apareció por detrás apuñalando en la cabeza a J.M.R.S. con un pincho de fabricación casera.

El funcionario intentó repeler la agresión de éste último, y como consecuencia de ello, fue apuñalado también en el brazo "estando en peligro su integridad física hasta que llegaron refuerzos", siendo reducidos los internos tras lesionar a otro funcionario.


Así las cosas, tanto el funcionario como el interno fueron atendidos por los servicios médicos del centro siendo necesarios dos puntos de sutura para el funcionario y doce para el interno. El funcionario, al ser apuñalado después del interno y por tanto con un pincho con sangre de este, tuvo que ser incluido en el protocolo de actuación de accidentes biológicos por si el interno al que apuñalo primero era portador de sida, hepatitis o alguna enfermedad infecciosa.

Por otro lado, Acaip criticó además que las conducciones de internos con destino a este centro "llegan constantemente a pesar de la falta de plantilla y la falta de experiencia de la misma", dado que más de la mitad de la plantilla son funcionarios en prácticas e interinos. Esto conlleva que muchos módulos con una población de internos superior al centenar este vigilado durante un día completo por un solo funcionario, en muchos casos con menos de cuatro meses de antigüedad.

"De haber estado dos funcionarios al menos con los 107 internos que en ese momento de encontraban en el módulo, posiblemente no hubiera sucedido la segunda parte ya que cada uno hubiera intentado reducir a uno de los internos", añadieron.

Además, incidieron en las "graves deficiencias" en la construcción del Centro Penitenciario que "van saliendo a la luz poco a poco ya que se trata de vicios ocultos en la obra".

Según explicaron desde el sindicato, a finales de abril se desplomó una cornisa sobre el patio del módulo once en el que en ese momento se encontraban los internos de dicho módulo, llegando a herir levemente a uno de ellos que tuvo que ser atendido en enfermería. La cornisa caída, se trataba de una especie de vierteaguas muy pesado y que está anclado a las fachadas de todos los módulos con cuatro pegotes de cemento, por lo que presumiblemente vayan cayendo una detrás de otra.

Por último, criticaron que no han sido informados por parte de la dirección del centro de esas deficiencias y "se corre el peligro de que en cualquier momento con fuerte lluvia y viento puedan caer otras cornisas, hiriendo o matando a cualquier persona que pase por debajo ya sean internos o trabajadores del centro".

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Detienen a tres personas por 13 robos con fuerza en comercios y naves industriales de Madrid y Málaga
chevron_right
Marín Lara y los ocho concejales del PA registran su afiliación al PSOE junto a un centenar de personas