Andalucía

Siemens negocia la compra de Inabensa, una de las últimas joyas de Abengoa

Inabensa, heredera de la actividad fundacional de fabricación de equipos electrónicos, ganó 105 millones en 2014, debe 304 millones a la banca y vale en libros 1.115 millones de euros. El gigante alemán negocia quedarse con uno de los pilares del área de ingeniería, con 1.500 empleados

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • líneas eléctricas de Inabensa -

Siemens está negociando con Abengoa la compra de su filial de ingeniería eléctrica y electrónica Inabensa, con sede central en el Puerto de Sevilla, unos 1.500 empleados, ingresos de 438 millones en 2014 y un jugoso beneficio neto ese año de 104,8 millones. Se trata de la compañía, integrada en su grupo de negocio de ingeniería industrial Abeinsa, que hereda la actividad fundacional de Abengoa desde 1941 y que es una de las últimas joyas que le quedan al grupo andaluz tras la venta de la mayoría de sus mejores activos a otra filial, Yield, que cotiza en EEUU.

Así lo han explicado a Viva distintas fuentes internas de la compañía, que detallan que ya hubo una oferta hace semanas que fue rechazada, aunque el gigante industrial alemán Siemens sigue interesado y la negociación sigue abierta. Inabensa tiene un valor en libros de 1.115 millones, una deuda bancaria de 304 millones y unos fondos propios de 314,2 millones. Todos los datos a cierre de 2014, últimas cifras disponibles. Siemens es desde hace años un importante suministrador y al tiempo cliente de Inabensa, y las actividades de la empresa sevillana son muy complementarias con las del grupo alemán.

Inabensa ya suscitó en 2015, tras entrar Abengoa en crisis al fracasar la ampliación de capital de 650 millones necesaria para seguir funcionando, el interés del grupo francés de infraestructuras Vinci, según las mismas fuentes. Esas negociaciones no fructificaron tras intentar endosar Abengoa algunos activos adicionales a Inabensa, condición que Vinci rechazó. Inabensa tiene presencia en 15 países de América, Oriente Próximo, Asia y Europa con instalaciones propias.

En Sevilla está su sede central, en el polígono Torrecuéllar al sur de la ciudad. A esa sede, donde se encuentran sus talleres eléctricos de última generación, se ha trasladado recientemente a toda la plantilla que estaba en la sede de Palmas Altas (cuartel general de Abengoa). Un movimiento que se interpreta como previo a la venta.

Además de Sevilla, la empresa tiene plantas de fabricación de grandes equipos eléctricos y electrónicos en Alcalá de Henares y Tianjin (China). Participa en la construcción del AVE a la Meca y también es la responsable de  buena parte de los miles de kilómetros de líneas eléctricas de la empresa en América, Asia o Europa.

Ni Siemens ni Abengoa quisieron ayer hacer comentarios sobre esta información.

Las familias solo controlan el 26,2%

Las cinco familias fundadoras de Abengoa, agrupadas en la sociedad Inversión Corporativa, han comunicado a la SEC (el regulador bursátil de EEUU) que poseen el 26,2% de la empresa a cierre de 2015. Esta cifra se corresponde con los derechos económicos (con los que se determina el dividendo que cobra cada socio, entre otros aspectos) que tiene IC en la empresa.

Fuentes cercana a IC explicaron ayer que esta cifra no es comparable a la de los derechos económicos que IC declara a la bolsa española, que rondan el 30%. La SEC usa otra fórmula para establecer esos derechos y el año pasado IC informó de que tenía el 35,7% de Abengoa a cierre de 2014.

Los derechos de voto (políticos) de IC son el 51,2% -a 5 de febrero pasado- porque posee parte de las acciones de tipo A (las más comunes son las B) que otorgan más poder.

Benjumea: "Solo un problema puntual de liquidez"

Además, el fiscal de la Audiencia Nacional José Perals ha pedido que se le retire el pasaporte al expresidente ejecutivo de Abengoa, y hoy presidente de honor, Felipe Benjumea, que está acusado de un posible delito de administración desleal. También ha solicitado su comparecencia quincenal en el juzgado más cercano a su domicilio. Benjumea ha declarado como investigado (nueva denominación de imputado) ante la juez Carmen Lamela, junto con el exconsejero delegado de la empresa, Manuel Sánchez Ortega, acusado también de administración desleal y de uso de información privilegiada tras su fichaje por el fondo de capital riesgo americano Blackrock. Este fondo compró acciones de Abengoa apostando a que bajarían de precio poco después del fichaje de Sánchez Ortega.

Benjumea aseguró, sobre la situación de preconcurso de Abengoa: “No tiene ningún problema salvo el de liquidez”, y ha achacado la situación a la reforma del sector eléctrico y de las renovables del Gobierno del PP. Benjumea tiene embargado buena parte de su patrimonio como fianza para cubrir el importe de su indemnización de 11,4 millones, que se investiga, tras dejar la presidencia.

Sánchez, por su parte, explicó que tiene buena parte de su patrimonio invertido en bonos y acciones de Abengoa, y que no ha vendido nada desde que dejó la empresa en mayo. Y que de su indemnización de 4,4 millones, pagó 2,1 millones en impuestos.

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

NOTICIAS RELACIONADAS

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN