Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 29/09/2022  

Andalucía

Abengoa quiebra en Brasil y se come parte de los beneficios de su filial Yield

La filial americana Yield invirtió 263 millones en el hólding que construye y gestionará miles de kilómetros de líneas eléctrica en el país americano, donde Abengoa dejará de operar tras declarar insolventes sus principales empresas en Brasil

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • líneas eléctricas en brasil

Abengoa ha declarado insolventes sus principales empresas en Brasil e iniciado un procedimiento de reestructuración bajo control judicial para darles una salida. Esta situación, equivalente al concurso de acreedores en España, afecta directamente a la filial Abengoa Yiled (renombrada Atlantica Yield hace unas semana) e indirectamente a la propia Abengoa más allá de ese proceso judicial. 

Yield, que cotiza en el Nasdaq de EEUU, ha informado al regulador bursátil americano de que esa quiebra podría reducir el dividendo que cobra de Abengoa Concesiones Brasil Holding (ACBH). Yield participa en ACBH mediante una inversión valorada en 263 millones de dólares, a precios de 2014 cuando se ejecutó.

ACBH es una de las empresas del grupo Abengoa en Brasil, pero especialmente relevante ya  que agrupa su participación en proyectos de construcción y mantenimiento de hasta 10.000 km de líneas eléctricas en este país. Cuando Yield invirtió en ella, pactó recibir anualmente durante los cinco primeros ejercicios un dividendo de 18,4 millones de dólares (17 millones de euros).

Pero, tras la quiebra de esa sociedad, Yield explica al supervisor bursátil (la SEC, en sus siglas inglesas): “Atendiendo a los términos de un acuerdo entre Yield y Abengoa, en el caso de que el dividendo anual que paga ACBH estuviera por debajo de la cantidad acordada, Yield tiene derecho a posponer el pago del dividendo que abona a Abengoa en la misma cantidad en que se recorte el de ACBH a Yield”.

Es decir, que si como consecuencia de la quiebra en Brasil, esas sociedades dejan de pagar dividendo (la propia Abengoa lo tiene suspendido en España), Yield recortará a su vez el dividendo que abona a Abengoa hasta en esos 17 millones de euros al año. Abengoa ya avanzó además a final de año que prescindiría de hasta 4.600 de sus 5.000 empleados en el país carioca.

Impacto

La filial estadounidense, que agrupa los mejores activos concesionales construidos por Abengoa en la última década, pagó en 2015 alrededor de 66,8 millones de dólares (61,3 millones de euros) en dividendos a Abengoa por la participación del 47% que la empresa ha mantenido en su filial la mayor parte del año pasado (hasta noviembre, actualmente tiene el 41%). Abengoa podría llegar a perder el 27,5% de ese dividendo.

A su vez, Atlantica Yield ganó 34,2 millones de dólares entre enero y septiembre de este año (31,4 millones de euros). Es decir, si ACBH impaga su dividendo anual, supondría más de la mitad de las ganancias de Yield en nueve meses. La empresa explica a la SEC estadounidense que está “analizando el impacto de este evento [la insolvencia de las distintas filiales de Abengoa en Brasil] junto con asesores externos, un análisis que sigue en marcha”.

Este imprevisto será uno de los primeros temas que deba gestionar el nuevo director financiero de Atlantica Yield, Francisco Martínez-David, que aterrizó el pasado 11 de enero.

En paralelo, la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ordenó ayer levantar el embargo sobre varios bienes del exconsejero delegado de Abengoa, Manuel Sánchez Ortega, después que este haya presentado un aval bancario que cubre los 4,5 millones de euros de la fianza impuesta en la causa en la que se investiga la indemnización que cobró al abandonar la multinacional.

TE RECOMENDAMOS