Quantcast
El tiempo en: Andalucía
04/12/2022  

Andalucía

Airbus mejora su planta de Tablada para que el A400M se monte “como un mueble de Ikea”

La veterana fábrica ha pasado a producir grandes subconjuntos industriales para las líneas de ensamblaje de los aviones militares de Sevilla y Getafe. Hasta 250 de sus 961 empleados han recibido formación para adaptarse a la nueva forma de trabajar, en la que se han invertido 20 millones

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • PLANTA DE TABLADA

Airbus Defense&Space (DS) ha presentado públicamente el profundo proceso de reconversión industrial acometido en su planta de Tablada (Sevilla), una de las más veteranas de la empresa en el mundo ya que se creó en 1942 y donde trabajan 961 personas. Jesús García-Argüelles, director, y Juan Manuel Castañeda, responsable de la implantación de la filosofía lean manufacturing (optimización constante de la producción), han resumido el objetivo de esta transformación en dos ideas.

Primero, elevar el valor añadido de los productos que salen de Tablada pasando de fabricar piezas a grandes subconjuntos industriales completos destinados a las líneas de ensamblaje (FAL, en sus siglas inglesas) de los aviones militares del grupo en Sevilla San Pablo (modelos A400M y C295, fundamentalmente) y Getafe (el caza Eurofighter y los tanqueros para repostaje en vuelo). En segundo lugar, ese refuerzo de la función de Tablada como planta pre-FAL, “busca que luego en la línea de ensamblaje final del A400M se trabaje con la sencillez con la que se monta un mueble de Ikea”, ejemplifican los directivos.

Se trata, en definitiva, de que esos subconjuntos lleguen con todos los sistemas y pruebas realizadas para que en San Pablo el montaje final del avión sea lo más sencillo posible. Precisamente agilizar y facilitar la producción del A400M ha sido y sigue siendo el mayor reto industrial de Airbus actualmente.

La modernización integral de Tablada ha requerido de una inversión global de 20 millones de euros durante los últimos siete años. Los beneficios no han sido sólo una reducción de los costes y tiempos de producción del entorno del 20% respecto al modelo anterior, como resumió García-Argüelles. Sino que hasta 300.000 horas anuales de media se han subcontratado a proveedores andaluces como UMI Aeronáutica, Sevilla Control o GAZC (firma de Madrid con planta en el parque Aerópolis).

El directivo descartó además que, tras esta transformación que culminará plenamente a final de este año, la empresa se plantee unificar físicamente sus centros de producción en San Pablo. Esta fue una idea que puso sobre la mesa Domingo Ureña, el exjefe de Airbus en España que dimitió hace ahora un año y fue sustituido por Fernando Alonso.

Bases del cambio

Los grandes hitos de la nueva Tablada son, primero, la instalación de líneas de montaje móviles y ergonómicas para producir desde el estabilizador horizontal del A400M o los capots (recubrimientos del motor) de ese mismo modelo o del A380, hasta el montaje del fuselaje completo (que llega dividido en tres piezas) del C295.

También se ha desarrollado tecnología propia de iluminado vertical para ayudar a la producción de mazos de cable en el taller eléctrico que Airbus trasladó de San Pablo a Tablada en agosto de 2014.
“Las bases han sido la estandarización de procesos, el afinar en el uso de herramientas y materiales, la robotización y la formación de la plantilla”, resume García-Argüelles como colofón de la visita a la nueva Tablada.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN