Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 25/01/2022  

El latido de Cádiz

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Francisco González Cabaña
  • Francisco González Cabaña Presidente de la Diputación Provincial de Cádiz
La ciencia, el deporte, el periodismo, la seguridad, la salud, la dedicación abnegada, el arte... cuando se repasan las identidades premiadas en el Día de la Provincia de Cádiz podemos sentir percepciones diversas, pero todas nos conducen a una impresión general: las personas que pueblan la provincia son su mejor patrimonio, y en sus valores anidan nuestras esperanzas de bienestar. Es cierto que a las administraciones públicas nos competen las facultades para crear, estimular y fomentar las mejores condiciones de vida, pero nuestras capacidades se irían al limbo si no hubiera una base social comprometida con esta tierra desde sus diferentes ámbitos profesionales. Este año, las personas y entidades reconocidas en el Día de la Provincia renuevan la calidad de ese caudal humano. Todos aportan para sumar el latido de Cádiz.


Podemos considerar la provincia como un organismo, con sus etapas de fortaleza pero también con circunstanciales achaques. Personas enamoradas de esta tierra, como el cardiólogo Manuel Concha, son nuestro corazón: el principal músculo que tiene que abrirse paso desde la excelencia profesional. Güiza y Juanito, embajadores de Cádiz en la exitosa selección de fútbol, son nuestras piernas capaces de remontar cualquier obstáculo; la Asociación de la Prensa de Cádiz, ya centenaria, es nuestra mente creativa y libre; la Guardia Civil y la Policía Nacional son como los anticuerpos o vacunas que hacen un trabajo sobrio, muchas veces ignorado, para que todos disfrutemos de una vida mejor y más segura...

Las cualidades humanas, los valores más preciados, también pueden servirnos como analogías o metáforas identificadas con el resto de entidades premiadas: el equipo de transplante renal del Puerta del Mar es la constancia conformada en un colectivo profesional; Javier Ruibal es la sensibilidad arropada en la canción perfecta; la asociación El Pan Nuestro de San Fernando encarna la solidaridad con mayúsculas que no entiende de crisis circunstanciales, acostumbrada como está a vivencias de permanente miseria; y colectivos como la Asociación de Sordos de Cádiz y Si Quieres Puedo, de Barbate, son la tenacidad que permite que muchas personas confíen en su potencial, sin reparar en los roles desfasados sobre capacidad /discapacidad que asigna este mundo cada vez más competitivo.

De estas personas y de todas las que han unido su destino al porvenir de Cádiz depende nuestra salud colectiva. Nuestro latido es fuerte y parece sugerir, con su rítmica cadencia, que la provincia está preparada para remontar los malos momentos y salir fortalecida ante cualquier crisis.

TE RECOMENDAMOS