Quantcast
El tiempo en: Andalucía
27/11/2022  

San Fernando

Un mazacote de pisos en Polvorines

Los reversionistas de Fadricas contarán con casi el mismo convenio que tenían antes de que el PA hiciera la reserva de suelo, por lo que siguen a pie de página las 1.750 viviendas, el 51 por ciento de ellas de VPO.

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Bahía Sur-Polvorines-Casería

La familia Vela de la Flor, reversionistas de 230.000 metros cuadrados de los Polvorines de Fadricas, calificados actualmente como suelo urbanizable no sectorizado y que serán objeto de un Plan de Sectorización, así como el resto de los propietarios de la zona, serán los grandes beneficiarios de ese plan que les permitirá beneficiarse de la edificabilidad de 210.047 metros que le atribuye el Proyecto de Delimitación de terrenos de Punta Cantera para su incorporación al Patrimonio Municipal del Suelo.


Dicho de otra forma, en aquella zona se construirán 1.750 viviendas, el 51 por ciento de Protección Oficial (VPO) y el resto de renta libre. Las primeras las construirá la Empresa del Suelo Isleña (Esisa), si es capaz, y las segundas los reversionistas, previsiblamente a través de una empresa constructora tal y como figuraba en el convenio firmado con anterioridad y que no llegó a buen término al pleitear Defensa por el justiprecio que el Ayuntamiento pensaba pagarle por la parte de suelo que le corresponde en la SUNS-01 Polvorines de Fadricas.


Una vez que el Ministerio de Defensa notificó el año pasado -tras recurrir la reserva de suelo decretada por el Ayuntamiento y perder los recursos- su adhesión al convenio al igual que han hecho todos los demás desde Polvorines a la Casería so riesgo de ser expropiados por el municipio, todo hace indicar que se va a ejecutar el mismo convenio caducado, al que se incorporan las condiciones y estipulaciones de la reserva de suelo.


Estas estipulaciones son beneficiosas para el Ayuntamiento, porque entre otras cosas son la razón de ser de la reserva de suelo, e incluyen la cesión de los terrenos que tienen carácter de sistemas locales, los Sistemas Generales y parcelas edificables en el ámbito de la zona de ordenación para albergar al menos el 27 por ciento de la edificabilidad real del ámbito y que suponga un mínimo del 20 por ciento del aprovechamiento urbanístico.


A este respeto se señala que la distribución de la edificabilidad perteneciente al Ayuntamiento se realizará en un 15 por ciento del aprovechamiento objetivo con destino a vivienda protegida y en un 5 por ciento a actividades económicas (usos terciarios).  

De octubre de 2011
Esto es, en suma, lo que los reversionistas van a conseguir si -al igual que Esisa, son capaces- con la firma del nuevo convenio que tiene fecha del pasado 3 de octubre de 2011. Esto es, con el Gobierno andalucista en minoría y que el actual alcalde asume, como ha repetido en varias ocasiones. Principalmente porque no hay otra forma de desarrollar ese suelo si no hay por medio.


Eso sí, no hay que olvidar que las construcciones de torres de pisos en San Fernando ya están limitadas en las tres zonas que quedan, no sólo Polvorines, sino también Casería y Fábrica San Carlos, por el Plan de Ordenación Territorial de Andalucía (POTA), por lo que el desarrollo será de menor impacto que el temido desde que se levantaron tres de las siete torres de la Casería de Ossio.


Eso, sin embargo, va a obligar a un tipo de construcción con menos espacios verdes y zonas comunes en la parte que corresponde a viviendas, aunque el grueso que corresponde a los equipamientos comerciales y de ocio puede permanecer con los mismos parámetros, habida cuenta de que se colocarán a partir de la franja de cien metros que marca la Ley de Costas que afecta a todo el frontal norte de los Polvorines.


¿Qué se quiere hacer allí aparte de las obligadad viviendas? Pues el alcalde lo dejaba claro. O mejor dicho, no lo aclaraba porque ahora en lo que se trabaja es en la cocina, en tener preparado todos los instrumentos urbanísticos para cuando lleguen las vacas gordas. Por que lo que tiene claro el alcalde, José Loaiza, es que ahora mismo no se va a mover un ladrillo “pero tenemos que estar preparados” para cuando el dinero comience a fluir.


El alcalde hacía esas declaraciones precisamente en los mismos Polvorines de Fadricas, con vistas a la Bahía de Cádiz y también se negaba a dar fechas sobre nada, pero aseguró que se trabaja sin pausa.

 

IU dice que hay tiempo para hacerlo bien

Izquierda Unida considera que la noticia de la adhesión al convenio del Ministerio de Defensa, que acerca más la cesión de los terrenos a la ciudad de San Fernando, hace más urgente avanzar en una planificación cuidadosa de la ordenación de todo el frente a la Bahía, desde Caño Herrera hasta la Casería. “Sólo así se podrá conseguir que la recuperación suelos en desuso traiga los máximos beneficios a la ciudad”.


Son terrenos amplios, y de gran importancia estratégica, ambiental y patrimonial, por lo que “se abren importantes expectativas de futuro que no se pueden defraudar, por lo que hay que hacer bien las cosas”. IU cree que se debe empezar “la casa por los cimientos”, es decir definir los objetivos que se pretenden cumplir con estos terrenos en la planificación de la ciudad, y fijar unos criterios urbanísticos claros, teniendo en cuenta las condiciones intrínsecas de los terrenos, su relación con el entorno, o la resolución de problemas de otras zonas de la ciudad.


“No se pueden volver a cometer errores como los que acompañaron a la implantación de la gran superficie comercial en Caño Herrera, o los que permitieron la construcción de torres en el frente de la Casería, ni tampoco se puede caer en el errático y tortuoso proceso de reordenación de los terrenos de la antigua Fábrica San Carlos, aún en tramitación, y con una ordenación de usos y volúmenes más que discutible”.


IU considera que las dificultades económicas obligarán a dilatar el desarrollo de estos terrenos más allá del final de la actual mandato municipal. “Ello da más tiempo para la planificación, pero también obliga a llegar a una ordenación consensuada con todas las opciones políticas representadas en el Consistorio, y con el mayor apoyo de la ciudadanía y de sus colectivos más representativos”.


La coalición entiende que debería ponerse en marcha la comisión anunciada y que también se debe contar con la presencia y opinión de la Junta de Andalucía por ser la Administración a la que corresponde dar el visto bueno a la ordenación que se proponga.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN