Actualizado: 16:08 CET
Sábado, 24/02/2018

Un militante, un voto, pero luego

El PP de Jaén, con la bendición de su líder andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, cierra su crisis en plena calle y con testigos, no vaya a ser...

Presentado el cartel ‘Tertulia Pasión Cofrade 2018’
Autor en Andalucia Información
  • Editorial Jaén
Publicado: 13/02/2018 ·
23:31
Actualizado: 21/02/2018 · 17:18

Se acabó la crisis del PP. Ayer, el líder de los populares andaluces, Juan Manuel Moreno Bonilla, se acercó a la capital para bendecir un acuerdo de integración entre los críticos y la dirección legítima a la espera del pronunciamiento de los tribunales. Sonrisas impostadas, porque las voces ya se alzaron todo lo que merecían, y nueva e inmaculada etapa. Eso sí, a partir de ahora, un militante, un voto, que con cuatro años, si llegase, de cúpula en entredicho, ya hay bastante. Por el camino quedan cinco alcaldes, casi una cuarta parte de los que tiene el PP en la provincia y decenas de militantes, que, como en el juego de la silla, buscan ahora donde colocar las posaderas, dignas, eso sí, pulcras, aunque heroicamente huérfanas de descanso por el momento. Feliz Juan Manuel Moreno Bonilla, que a pesar de ser malagueño, no deja de destilar un cierto poso gallego, al más puro estilo Rajoy, que pese al hedor que se desprende de los juicios de las supuestas corruptelas y financiaciones irregulares, se postula, no con un militante-un voto, como candidato nuevamente a la Presidencia del Gobierno, que serían ya seis veces. Eso sí, para Moreno Bonilla, el PP no es un partido “monolítico  ni de dogma de fe, ni donde a través de la administración pública se compren voluntades”. Tal vez solo casos aislados, como el de Bárcenas, Gürtel, Lezo, Naseiro, Rato, Púnica, Nóos, Andratx, Camps, Madeja, Palma Arena...

COMENTARIOS