Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jaén

“Ha habido un repunte de agresiones y acoso sexual”

Celebrado un debate para prevenir los delitos entre los menores y presentada la novela ‘Mi vida huele a ti’, de Celestino Valero

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Pedro Pedrero, Mª -

La mala educación familiar de un niño desde que nace y el proceso que le lleva a tener conductas de riesgo en su adolescencia, truncada por un trágico suceso es el hilo conductor de la novela ‘Mi vida huele a ti’, de Celestino Valero.

Ha sido presentada en la Biblioteca Provincial, dentro del programa ‘Escaparate andaluz’ del Centro Andaluz de las Letras, un espacio en el que también se celebró un debate sobre cómo prevenir las adicciones y los delitos de menores desde la formación parental y social.

Participaron la jueza de Menores de Jaén, Mª Teresa Carrasco Montoro; el  director de la Fundación Proyecto Hombre, Pedro Pedrero; el autor del libro y educador social,  Celestino Valero, y el editor y profesor de la Universidad de Padres on line, Pedro Molino.

El objetivo fue detectar y  evitar que los menores sean tanto víctimas como verdugos de graves delitos, y reducir la  creciente tendencia actual al acoso escolar, a las agresiones sexuales, a las adicciones  tecnológicas y al consumo de drogas. Según datos facilitados por Mª Teresa Carrasco, el año pasado un total de 239 menores fueron enjuiciados por delitos contra el patrimonio y por lesiones leves. Del total, sólo 40 fueron niñas, frente a casi un 90% de casos en el que el infractor fue varón.

Carrasco reconoció el “repunte de agresiones físicas y acoso sexual entre menores, con edades tan tempranas que no son imputables”.

En cuanto al perfil, aseguró que “no son siempre menores de familias desestructuradas, sino que hay casos de familias normalizadas”. En este momento, Carrasco reconoció que uno de los detonantes de la actitud del menor es la permisividad de las familias sobre el acceso a las redes sociales y contenidos sexuales y agresivos “sin ningún control”.

La novela expone muchos de los ambientes que “por ignorancia o permisividad de los padres” conducen a los jóvenes ala indisciplina en casa, conflictos en los centros educativos y propensión a unirse a grupos de riesgo o inductores de adicciones o consumo de drogas y delitos.

El debate mostró las  medidas que se están promoviendo desde  Justicia, Educación y  Bienestar Social y las acciones para la prevención. Se puso sobre la mesa la necesidad de que las familias tengan una mayor formación.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN