Actualizado: 12:53 CET
Martes, 22/05/2018

Vinoteca Viva

¡A tu salud!

Una serie de consejos sobre cómo podemos compaginar una dieta con el disfrute del vino, siempre sin perder nuestro objetivo: ¡Operación bikini!

  • Fran León y María del Carmen Martínez

Llegó el 8 de Enero, se acabó la Navidad…detrás quedan las reuniones familiares yde amigos, los reencuentros con quien hace tiempo que no vemos, los turrones y pestiños...y llegan…¡¡ los tan temidos propósitos de año nuevo!!

Si, si…he dicho bien ¡¡temidos!!

Siempre está entre los primeros comenzar la lucha con esos kilitos de más que nos han quedado como recuerdo de las pasadas fiestas.Ya pensamos en el buen tiempo, y en que llega la operación bikini…¡¡¡Noooooo!!!!

Buscamos dietas, ropa deportiva, nuevo gimnasio…y vaciamos nuestras despensas de todo lo que pueda ser una tentación. Y a veces, incluso echamos  la llave de nuestra  bodega hasta que la tormenta pase.

Así que he pensado que podía dedicar mi columna de esta semana a echaros un cable con este propósito, y buscaros indicaciones de cómo podemos compaginar una dieta con el disfrute del vino, siempre sin perder nuestro objetivo: ¡Operación bikini!

En primer lugar tenemos que dejar claro, que estos consejos que vais a leer son para personas que sólo quieren quitarse esos kilitos que han llegado con los excesos de navidad, nunca para personas que por otros problemas de salud deban seguir un estricto régimen de comidas.

¡Comencemos entonces…que el verano se acerca!

Aunque sólo sean pocos kilos, es siempre recomendable que sea un profesional, quien nos indique como realizar la dieta, e incluso, si no solemos hacer deporte, que nos indique como comenzar a hacerlo, así que lo primero será buscar un profesional de la nutrición que nos paute la dieta a seguir, y será esta persona la que nos aconseje como introducir la variable vino.

Por eso hemos  consultado con Álvaro García Pérez, responsable de la Unidad de Nutrición  de la Clínica Inderlas, de Jerez de la Frontera. En primer lugar nos recuerda, que el consumo de vino ha estado siempre muy unido a la dieta mediterránea, siendo esta la que se utiliza frecuentemente para bajar de peso. Partiendo de la base de que todo en exceso puede tener efectos perjudiciales para la salud, hay que tener en cuenta que muchos estudios científicos han demostrado la eficacia del vino tinto en la pérdida de peso; “acelera el metabolismo ayudando a quemar calorías, enlentece la formación de células grasas…”

Por todo esto,  indica que “podría recomendarse un consumo moderado, (no más de una copa de vino al día, preferiblemente tinto y de buena calidad)para alcanzar un estado de salud adecuado y contribuir a la pérdida de peso en dietas hipocalóricas e incluso en otras muchas.” Muchos estudios también resaltan que los antioxidantes que contiene el vino tinto ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y aumenta el colesterol bueno.

D. Jaime Bachiller, reputado médico de Jerez de la Frontera y por varios años Vicepresidente de Ciencias en la Real Academia de San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras de esta misma ciudad, ya en muchas de sus ponencias hablaba sobre las virtudes del vino y los beneficios que para la salud tiene, siempre disfrutado con moderación y de manera responsable. En una de sus ponencias, llamada “El vino, fuente de salud” destacaba entre otras cosas que “el vino es fuente de salud porque es un producto natural”

A veces, volver a nuestro peso ideal, es más fácil de lo que parece; volvamos a la rutina…deporte, vida sana, dieta equilibrada controlando cantidades, y como premio, de vez en cuando, disfrutemos de una copa de buen vino o abramos una botella del vino que más nos guste y compartámosla en la mejor compañía.

Perder peso y disfrutar del vino no está reñido.

“Bebe la vida, vive el vino.”

MissCatas

M. Carmen Martínez Granados 
Sumiller misscatas.com

 

Miss Catas (Facebook), misscatas (Instagram) y @_misscatas (Twitter).

COMENTARIOS

Andaluca Informacin