Actualizado: 16:49 CET
Jueves, 23/05/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Vélez Málaga

La Sociedad Amigos de la Cultura, los defensores del patrimonio

Sus actividades reivindicativas han centrado la atención en la recuperación de edificios históricos como es el caso de El

  • Reunión de la Sociedad Amigos de la Cultura

Se puede afirmar, sin lugar a dudas, que la Sociedad Amigos de la Cultura de Vélez-Málaga es una de las asociaciones más importantes que trabaja en pro de la promoción y divulgación de los distintos movimientos artísticos de la ciudad, de que se protejan y pongan en valor los distintos monumentos y espacios museísticos y que se le de el valor, peso y relevancia necesaria a los artistas de la zona.

Su nacimiento lo hizo con con un objetivo bien definido. Fue en el año 1999 cuando un grupo de personas preocupadas por el estado que presentaban las cubiertas del convento de Jesús, María y José, conocido como Las Carmelitas y ubicado en el centro de la ciudad, pusieron todo su empeño en recaudar fondos a través de la plataforma denominada ‘Un tejado para las Carmelitas’, con la organización de conferencias y diversas actividades.

Este fue su primer logro y lo que le dio fuerza a la Sociedad Amigos de la Cultura para fundarse oficialmente en el año 2000, siguiendo la línea de aquellas Sociedades Económicas de Amigos del País, que surgían en el siglo XVIII y que perseguían la modernización y el progreso cultural de la sociedad española en aquel momento.

Y sobre todo, sus principales batallas son las reivindicaciones en la defensa de recuperar el patrimonio cultural “y uno de los importantes logros es que en esta ciudad se hable de cultura , y eso es porque se ha creado un sustrato de opinión pública que quiere opinar de estos temas y les interesa, y es una sociedad concienciada la que puede tomar estas medidas”, comenta Pilar Pezzi, presidenta de la asociación.

Un colectivo que además no recibe ningún tipo de subvención “lo que nos garantiza la independencia y en ese sentido nos hace ser libres de opinar y reivindicar” Uno de esos importantes inmuebles históricos recuperados gracias al empuje e insistencia de la SAC, en el que se ha evitado su deterioro y que cayera en el olvido, ha sido el edificio de El Pósito, un almacén municipal destinado al almacenamiento de grano construido a mediados del siglo XVIII y que actualmente funciona como espacio expositivo, sala de estudios y sede de las oficinas de Cultura.

“En el caso de El Pósito, que estuvo incluso apuntalado y con voces incluso dentro el Ayuntamiento que planteaban que se derribara, nosotros estuvimos insistiendo día tras día en que no se olvidara y en el que incluso tuvimos una pancarta en el edificio”, según Pezzi. Además, en ese sentido han contribuido a que también se recuperen iglesias que actualmente son referentes a nivel turístico y cultural como puede ser la de Santa María la Mayor, que alberga el Museo de Semana Santa, o el convento de San Francisco, que además contiene un espacio expositivo. “O incluso que se recupere el edificio de la antigua azucarera de Torre del Mar o que se hable del castillo de Torre del Mar”. Retos Pero aún así, queda mucho por hacer “y hay temas estrella que se oyen mucho y que se piensan que se han solucionado, pero todo lo contrario.

El ejemplo más claro son los yacimientos fenicios y el proyecto Playa Fenicia, en Almayate . Lo mismo pasa con el proyecto integral de la Fortaleza, aunque hemos logrado que se mejore gran parte de los lienzos de muralla, el museo de la Piedra y el que más nos importa ahora mismo es el convento de Las Claras, por el grave estado de deterioro que presenta”. También hay que destacar su labor editorial con la publicación de sus libros cada dos años, el primero con artículos de Manuel Berenguer, primer presidente de este colectivo, de la poesía de Antonio Serralvo, artículos de Mercedes Junquera, teatro de Juan Salvador Gómez y este año son los cafés filosóficos.

Incluso desde el año 2001 publican su revista que aborda diversos aspectos de la cultura de la localidad. La SAC además tiene una serie de actividades que son su seña de identidad y que siguen manteniendo como son su club de lectura, los cafés filosóficos, los paseos por la Axarquía así como por otros pueblos para comparar el cuidado de su patrimonio y así trasladarlo a Vélez-Málaga, a los que se suman las presentaciones de libros, conferencias, conciertos...

E igual importancia le dan al patrimonio natural, como pueden ser la puesta en valor de los olivos en el área periférica de la ciudad o incluso los ficus centenarios que se encuentran a la entrada del Paseo de Andalucía, que son uno de los símbolos y testigos de la Historia de la ciudad, sin dejar de lado la protección de los magnolios en Carmelitas

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El museo de Semana Santa amplía su programación de actividades
chevron_right
Presentan el anteproyecto de la piscina terapéutica de Anne