Actualizado: 20:55 CET
Domingo, 16/06/2019

Torremolinos

Unas jornadas ante el reto de rehabilitar los espacios urbanos

Planteó a los empresarios las acciones concretas que quedan por superar en cuanto a urbanismo en Torremolinos

  • Jornadas de rehabilitación de espacios urbanos.
  • El Pasaje Begoña, el conjunto San Enrique o la estabilización de las fachadas en La Carihuela son los grandes pilares
  • Las subvenciones llegarían con los fondos EDUSI o la posibilidad de obtenerlos de la Junta de Andalucía gracias al Centro Comercial Abierto

Con un centro urbano peatonal y abierto al disfrute de los ciudadanos, Torremolinos ahora se adentra en un nuevo misterio que resolver: la rehabilitación de los espacios urbanos.

El hotel Los Jazmines fue el escenario escogido para las jornadas que integraron a empresarios, profesionales, asociaciones de Torremolinos y colegios oficiales para abordar este asunto. En la mesa de debate estuvieron el alcalde de la localidad, José Ortiz y la edil de Urbanismo, Maribel Tocón, y los ponentes Javier Martínez Uría, director general de Lumon España, y José Baglietto Cortés, miembro del Equipo Consultor de Cátedra Inmobiliaria para la viabilidad de proyectos inmobiliario.

Los grandes retos

Así, los principales retos en materia de Urbanismo a los que se enfrenta Torremolinos en los próximos años son: el Pasaje Begoña, en pleno centro urbano y declarado Lugar de Memoria Histórica y Democrática por el Congreso de los Diputados; el conjunto San Enrique, construido por el prestigioso arquitecto Antonio Lamela, quien también construyó  el Conjunto Playamar, La Nogalera y el hotel Meliá en Torremolinos, y “uno de los elementos estratégicos de recuperación del centro”, según Tocón, así como el propio centro, empezando por la Casa María Barrabino. Los barrios tienen el mismo protagonismo que esta zona, como es el caso de uno de los más auténticos: La Carihuela, con el objetivo de uniformar la fachada litoral, “tras muchos años de excesos, y que ahora necesita cierto orden urbanístico”, según la edil.

Según explicó el propio alcalde, ha de existir una unión entre la Administración, los empresarios, los vecinos, las instituciones, así como asociaciones culturales. “Si tienen voluntad de recuperar la ciudad, pueden hacerlo porque existen los recursos”, detalló Ortiz.

En cuanto a los recursos, otro de los grandes retos es el económico. Según el primer edil, debido a “una economía que está volcada en pagar una deuda y no tiene recursos suficientes”, en referencia al consistorio, los recursos llegarían de la mano de los fondos europeos, el programa EDUSI y las subvenciones a las que pueda acceder la localidad gracias a la certificación de Centro Comercial Abierto conseguida por la ACET.


Transformación urbana

La gran transformación urbana de esta localidad ha llegado con la peatonalización del centro urbano, transformación que irá en aumento con la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que permitirá, entre otros, la construcción del gran centro comercial y de ocio de la empresa INTU.

Asimismo, se rompen las barreras arquitectónicas con la construcción de un ascensor de La Carihuela hasta el centro urbano, que se situará en la plaza Cantabria o el que ya existe en El Bajondillo. La tranformación también ha llegado a la avenida Carlota Alessandri, que conecta y vertebra la ciudad de este a oeste.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
La oferta hotelera se incrementa con 80 plazas de alojamiento
chevron_right
Una docena de autores escriben sobre el Pasaje Begoña