Actualizado: 21:11 CET
Lunes, 14/10/2019

Torremolinos

“No tiene sentido decir que no a recuperar patrimonio a coste cero”

La concejala de Urbanismo de Torremolinos, Maribel Tocón, defiende la recuperación del patrimonio en referencia a las críticas sobre el Molino de la Bóveda

  • La concejala Maribel Tocón en su despacho del Ayuntamiento de Torremolinos.
  • "Es falso que la oposición no tenga el convenio firmado por el alcalde, ya que lo recibieron a primera hora de la mañana siguiente"
  • "Nunca un Ayuntamiento puede tener ser intervencionista con respecto a la iniciativa privada, sobre todo si crea empleo y riqueza"

El pasado 4 de marzo, el alcalde de Torremolinos, José Ortiz, anunció que la ciudad recuperaba el histórico Molino de la Bóveda. El Ayuntamiento, a cambio se comprometía a tramitar un Estudio de Detalle para la ordenación urbanística de la zona de suelo urbano, en la que se proyecta un hotel. Desde entonces, se han sucedido las críticas de partidos políticos de la oposición y de Torremolinos Chic, que desde hace años trata de preservar el patrimonio municipal. La edil de Urbanismo responde a las críticas. 

“Tufo a pelotazo urbanístico”, falta de información, especulaciones sobre el estado de la zona y la altura del futuro hotel. Son numerosas las críticas recibidas por parte de la oposición y colectivos vecinales sobre la recuperación del Molino de la Bóveda. Según Tocón, “la oposición, de manera intencionada, quiere mezclar el proyecto de recepción del Molino y la construcción del hotel para esconder la recuperación del patrimonio de Torremolinos, abandonado durante 20 años por el PP, que ha hecho este equipo de Gobierno”.

¿Qué cree que no se ha entendido del anuncio sobre la recuperación del Molino de la Bóveda?

–No se ha entendido nada por parte de la oposición. No entienden que la recuperación del Molino de la Bóveda es el primer paso para la recuperación del entorno de la Torre Pimentel, que da nombre a esta ciudad. Lo que la oposición debería criticar es que este entorno haya estado abandonado durante 20 años hasta encontrárnoslo en el estado en el que lo hemos hecho, que la misma Torre Pimentel no es visitable y no se puede, prácticamente, ni ver desde el entorno por su fase de deterioro tan grande, que da hasta vergüenza. Los partidos de la oposición que no se han preocupado durante 20 años de cuidar el patrimonio vienen a criticar precisamente que nosotros lo estamos haciendo.

También existe cierto rechazo de algunos ciudadanos al centro comercial y de ocio de INTU, otro de los grandes proyectos que se ha anunciado en los últimos tiempos. ¿Piensa que hay miedo a la transformación urbana?

–Cualquier transformación puede generar incertidumbre, pero en realidad son oportunidades. Tanto la puesta en marcha del centro comercial y de ocio, como cualquier otra iniciativa de ámbito privado que tenga lugar en Torremolinos, son oportunidades para esta ciudad, ya que generan empleo. Este equipo de Gobierno se ha preocupado desde el primer día por crear empleo, que no es lo mismo que lo que hace el PP, que crea contratos. Hablamos de empleos de calidad y estables, que vienen de la mano de iniciativas privadas.


El centro comercial generará más de 4.000 empleos directos, además de los indirectos, y un nivel de riqueza como nunca lo ha habido en Torremolinos. Esto es una gran oportunidad. Sí que es verdad que esta transformación viene acompañada de una actuación público para recuperar el patrimonio, que el centro de la ciudad sea agradable de visitar y un reclamo turístico. Un estudio elaborado a finales de 2017 ponía de manifiesto que un 80% de los potenciales visitantes del centro comercial, también irían al centro de la ciudad. Imagínense que millones de personas pudieran venir al centro de la ciudad. Es algo positivo desde el punto de vista del comercio y del flujo de personas que dan más vida a la ciudad y, que por supuesto, gastan su dinero aquí.

Izquierda Unida asegura que ni la operación de compra de los terrenos está cerrada y Costa del Sol Sí Puede, que “tiene tufo a pelotazo urbanístico”. ¿Qué tiene que decir?

– Ni IU ni CSSP entienden lo más mínimo de lo que estamos hablando. Se trata de la cesión del Molino de la Bóveda rehabilitado, además de dos plazas públicas a coste cero para la ciudad. Un “pelotazo urbanístico”, a mi manera de verlo, existe cuando hay una ganancia para un privado o para la institución, pero en esta ocasión, los inversores privados han entendido que si el entorno tiene esta singularidad histórica, su hotel va a valer mucho más. Es por ello que, para ellos significa  una pequeña inversión comprar el hotel y rehabilitarlo para entregárselo a la ciudad. A partir de ahí, la ciudad se encargará de su mantenimiento y ponerlo a disposición de los vecinos y turistas para que puedan visitarlo. La ciudad debería estar encantada y así me consta.

CSSP ha revelado que la empresa matriz de Valdechoque (propietaria de estos terrenos) “se encuentra en fase de liquidación”. ¿Ha tenido oportunidad de  hablar con la empresa?

–La empresa se sorprendió cuando leyó las afirmaciones, que ellos niegan con rotundidad, aparecidas en prensa y que vienen de la mano de CSSP. Nos han hecho llegar una documentación para demostrar su estado y van a pedir una rectificación.

PP y Cs han centrado sus críticas en la falta de información sobre el proyecto. ¿La tienen?

–Cualquier proyecto de iniciativa privada se presenta en Urbanismo, se estudia y se elaboran los informes necesarios. En este momento, lo están analizando; ni siquiera yo, como concejala, tengo detalles técnicos. Una cosa es la propuesta del hotel, de lo cual, la oposición no tiene por qué tener información porque el ámbito competencial de la oposición no está en analizar los proyectos técnicos. Ahora, si a lo que se refieren es que no han tenido información del convenio firmado por el alcalde, he de decir que esto es rotundamente falso porque a la mañana siguiente de la firma di instrucciones para que se remitiera una copia a todos los grupos políticos. El convenio lo tienen.

Torremolinos Chic es otro de los colectivos que rechaza el hotel. Mantienen que el estado actual de la zona “ha sido provocado para aplaudir este proyecto especulativo”. ¿Qué piensa de este rechazo que, además, no viene de la oposición?

–Respetando la labor que hace Torremolinos Chic en la preservación de la historia de esta ciudad, tengo que lamentar estas afirmaciones porque me parece muy grave y es un delito, que puedan acusar a un equipo de Gobierno entero de impulsar la degradación de una zona para obtener algún rédito. Estamos de acuerdo en que esa zona está en un estado lamentable, pero es verdad que no se puede actuar en una propiedad privada. Esto lo deberían tener en cuenta antes de verter estas acusaciones. Sí que es cierto que el Molino de la Bóveda y el ficus están protegidos y por eso se cede a la ciudad en su estado original. Necesita de unos trabajos de rehabilitación y estanqueidad, que tiene que hacer el propietario. No sé a qué se refieren con que “no se puede tocar”, se tendrá que tocar para que se mantenga en pie. Respecto al ficus, está protegido por el PGOU. De hecho, una de las plazas llevará este nombre.

Desde este colectivo aseguran que han solicitado una modificación puntual del PGOU para proteger a la villa Santa Teresa. ¿Lo harán?

–No es nuestra intención modificar el PGOU después de tantos años en los que la ciudad ha estado paralizada por no tener un plan general conforme a la normativa. La villa Santa Teresa está en un estado de ruina, es irrecuperable. Además, no es un edificio emblemático como para que tener que protegerlo a través del plan general. Nunca un Ayuntamiento puede ser intervencionista con respecto a la iniciativa privada, que es lo que pretende CSSP cuando crea empleo y no perjudica. Desde el principio de esta legislatura estamos intentando comprarlo directamente, pero ha sido imposible. No tiene sentido negarse a la recuperación de patrimonio a coste cero. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Agreden a una médica en un centro de salud de Torremolinos
chevron_right
Reprocha “desprotección” tras denunciar a su exmarido por maltrato