HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 16:32 CET
Lunes, 19/11/2018

To er mundo e güeno

Pintaíta y guapa

En Levantemos aún andan de fiesta, riéndo y preguntando por los parking, los presupuestos no aprobados y las subvenciones para "sus colectivos"

Con cara mustia, sin alegría y con la carga de tres años en estado de hibernación -veinte áreas y no destacó en ninguna- el que porta la voz de IU en el pleno del ayuntamiento y en su Facebook pedía la unidad de la izquierda.

En Levantemos aún andan de fiesta, riéndo y preguntando por los parking, los presupuestos no aprobados y las subvenciones para "sus colectivos". Ya no hay más izquierda, los ellos y las ellas son la única izquierda. La izquierda pura de sangre roja. 

Con la gracia justa, copiando a sus líderes del más allá y más pa'cá de despeñaperros, hicieron un llamamiento para la unificación de la lucha. Un argumento que podría ser interesante si la realidad no fuera tan rotúndamente contraria. Aquí no hay problema, levantemos ha dicho nones y ahora les queda podemos, que serán absorbidos por la asamblea de IU y ya cumplen. Pero, como decía, en general todo esto es banstante contrario a la realidad. En muchos municipios los de IU no quiere ver a un podemita ni en pintura, y la organización les permitirá concurrir como IU.

En otros, los podemitas no quieren a los de IU ni para ir de copas, y les permitirán ir como lo que sea (sí se puede, podemos o yo que sé). 

Al final, pueblo a pueblo lo que llaman unidad de la izquierda parece un experimento, que lo que está provocando es una mayor polarización de las fuerzas de izquierda. Y para colmo, le ponen un tinte andalucista, lo que era un "A" añadida a las siglas del partido dependiente de Madrid, después de haberse puesto de perfil cuando los nacionalistas andaluces y otras fuerzas andalucistas reclamaron en Málaga, el pasado mes de diciembre, "soberanía para construir un futuro", y que además contraprogramaron en Sevilla con un mitin carnavalero mostrando la espalda a un símbolo del andalucismo, García Caparrós.

Pintaíta y guapa para vender una moto, pintaíta y guapa y no la venden ni a los suyos. Sigan destruyendo credibilidades, a ver que queda, por lo pronto el turnismo de partido, ahora bipartidismo sigue triunfando.

COMENTARIOS

chevron_left
No también es no
chevron_right
Ni colchonetas