Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 26/01/2022  

Sociedad

Trabajar con madera es un arte con múltiples trucos

La madera es uno de los materiales más versátiles para decoración del hogar, tiene la facilidad de aportar elegancia o dar un toque rústico a cualquier espacio

Publicidad Ai
  • Trabajar la madera.
  • Hay que tener claro que cada madera es diferente, por lo que es importante familiarizarse con sus características y conocer todas sus posibilidades

En algunos blogs especializados es posible conseguir información y consejos para hacer bricolaje, o brindar la protección y cuidado que requieren los muebles, así como los objetos y las estructuras de madera, un material  esencial en la decoración y en la construcción.

La madera es uno de los materiales más versátiles para la decoración del hogar, tiene la facilidad de aportar elegancia o dar un toque rústico a cualquier espacio, según la intención que se tenga, tanto para la construcción como para el bricolaje.

El trabajo con madera tiene sus secretos y trucos para sacarle el mayor provecho, bien sea elaborando piezas desde cero o para restaurar viejos muebles, o incluso, para hacer trabajos y darles nueva vida. En sitios especializados como wikimadera.com se pueden encontrar útiles consejos que facilitarán realizar cualquier proyecto que se desee llevar desde el papel o la imaginación, a la realidad.

La madera se puede encontrar en techos, paredes, puertas, ventanas, muebles decorados y apliques. Se usa pintada, pulida o barnizada, destacando sus características naturales, todo dependiendo del efecto que quiera darse a la decoración de un lugar.

Variedad para elegir

Una de las primeras decisiones que deben tomarse, es con qué tipo de madera trabajar, se pueden clasificar por su dureza o por especie y origen, además puede trabajarse con derivados de madera.

Hay madera blanda como el pino, que es barato pero resistente, y sirve para muebles de interiores y todo tipo de objetos. La secoya es ideal para muebles de exteriores, pues soportan la humedad; mientras que el abeto, en sus 50 especies, es una madera clara, parecida al pino, muy usada en recipientes e instrumentos musicales.

Entre las maderas duras, destaca el cerezo, cuyas tonalidades van desde el rosa al naranja o marrón, y es la opción favorita de los carpinteros por su gran calidad; el castaño, que es común verlo en puertas y ventanas, y es muy duradero; y el nogal, que se considera una madera de lujo que requiere mucho mantenimiento.

Hay más de 100 mil especies de madera, sin embargo, sólo unas 500 de ellas se comercializan. En cuanto a los derivados se pueden encontrar los conglomerados (hechos con fragmentos que se endurecen con algún aglutinante); el contrachapado, que son delgados trozos de madera pegados entre sí; así como los tableros de fibras orientadas, muy resistentes y reciclables.

Mantenimiento y protección

Existen varios trucos para darles vistosidad y prolongar la vida de las piezas de madera. Aplicar aceite de linaza es muy útil para mantener el brillo y la dureza de un mueble o figura hecha en madera. Se extrae de la semilla de lino y esencialmente cumple la tarea de proteger la madera, al nutrirla, lo que la mantiene con apariencia pulida. Se aplica similar a un barniz, con una brocha fina o un trozo de tela; se aplica una capa, se deja secar y luego una segunda.

No se recomienda usar el aceite de lino sobre madera barnizada u otros productos parecidos o sobre suelos de madera.

El lasur es otra sustancia esencial para reparar, renovar y proteger las superficies de madera para exteriores afectadas por el sol, la lluvia o la humedad. Este material impregna la madera pero sin sellar sus poros, de manera que permite que la madera “respire”. Es ideal para evitar que la madera se agriete o forme ranuras. El barniz se usa para exterior e interiores y su fin es más decorativo.

Una forma de tratar la madera, en el caso de usarla para protección de estructuras de interiores, es la aplicación de pintura intumescente, cuya propiedad es proteger el soporte del efecto de un incendio, retrasando la posibilidad de un colapso, dando tiempo a que los ocupantes del lugar puedan evacuar. Al contacto con el carbón, la pintura incrementa su volumen y se convierte en una especie de espuma de aislamiento térmico. 

Las herramientas necesarias

Si se tiene interés en comenzar a trabajar con madera, es imprescindible contar con una sierra circular, un taladro, martillo, destornilladores, cepillos para alisar la superficie de la madera, clavos y pegamento, entre otras herramientas necesarias.

Hay que tener claro que cada madera es diferente, por lo que es importante familiarizarse con sus características y conocer todas sus posibilidades.

TE RECOMENDAMOS