Actualizado: 12:39 CET
Jueves, 22/10/2020

sociedad

Cómo protegerte del frío en moto

A medida que dejamos atrás el verano y nos sumergimos en tiempo de bajas temperaturas, lluvias y nevadas, los motoristas necesitamos más que nunca equipaciones

  • Viajar en moto.

A medida que dejamos atrás el verano y nos sumergimos en tiempo de bajas temperaturas, lluvias y nevadas, los motoristas necesitamos más que nunca equipaciones que nos permitan mantener el calor y, de este modo, evitar que coger la moto sea poco menos que un castigo. Una de las partes de nuestro cuerpo que más sufre el frío son nuestras manos, por lo que llevar unos guantes adecuados es algo a tener en cuenta si vamos a hacer uso de nuestra moto en días fríos.

En el mercado hay distintos tipos de guantes entre los que podemos elegir pero, en este artículo, nos vamos a centrar en detallar modelos de guantes que se calientan, de tal modo que puedas conducir cómodo, sin pasar frío y con las manos a buena temperatura.

Consejos para elegir los guantes térmicos adecuados

En función de nuestro presupuesto y las prestaciones que esperamos de estos guantes, podemos conseguir distintas opciones, cada una con unas características, y elegir el que más se adecue a nuestras necesidades. Hay ciertas cosas a tener en cuenta antes de comprar unos guantes calefactables, pues aunque todos calientan las manos, no lo hacen de la misma manera ni con la misma eficacia.

La comodidad

Quizás uno de los aspectos más importantes, si no el que más, dado que si los guantes no nos ofrecen una buena comodidad, no estaremos a gusto y dejaremos de utilizarlos pronto, con la consecuente pérdida del dinero invertido en ellos. Es por esto que debes buscar que los guantes cuenten con una adecuada suavidad, que sean flexibles, que no se ajusten en exceso a tu mano y que sean antideslizantes. Antes de comprarlos, asegúrate de probarlos antes, aunque sea sin salir de la tienda, para saber si estás haciendo la compra correcta.


Baterías de las que disponen

No todos los guantes traen el mismo tipo de batería, por lo que esto es algo que también debemos comprobar antes de hacernos con unos. Existen algunas baterías que precisan de estar conectadas a la propia moto mediante un cable, mientras que otros tienen un propio sistema de baterías, lo que nos permitirá prescindir de cables pero, en contra, nos hará disponer de un menor tiempo para calentar las manos, antes de que se acaben las baterías y tengamos que volver a cargarlas. Estos últimos son más costosos, pero valen la pena solo por lo que ganamos en comodidad y seguridad, al no tener que estar pendiente de asegurar ningún cable.

La temperatura es regulable

No todos ofrecen esta característica, pero sin duda es algo que hará que viajemos con un grado superior de comodidad. Como es de esperar, repercutirá en el dinero que deberemos desembolsar por ellos, pero nos ahorraremos sufrir de frío o de calor, pudiendo ajustar su temperatura a nuestro gusto.

Diseño y composición

Por último, debemos prestar atención a los materiales con los que están elaborados los guantes dado que, por norma general, a mayor calidad disfrutaremos de una mayor comodidad, aunque el precio se eleve consecuentemente. A más calidad, mayor será el precio, pero en muchas ocasiones valdrá la pena gastar un poco más y comprar unos guantes que serán más duraderos, cómodos y efectivos.

Guantes calefactables, ¿cuál elegir?

Existen muchos modelos de distintas marcas en el mercado, desde los famosos Garibaldi o Savior, hasta modelos mucho más económicos como algunos de la marca Azonic o Runacc. En función de lo que necesites o valores en unos guantes, deberás optar por unos o por otros. Echemos un vistazo a sus características.

Garibaldi Heated TCS

Se trata de unos guantes con tecnología 'Primaloft' que permiten mantener la temperatura corporal incluso a muy bajas temperaturas. Es posible elegir entre varios niveles de intensidad de calor, por lo que no tendrás ningún problema de pasar calor o frío en tus manos. Son impermeables, transpirables y cortan el viento, además de poseer un forro interior de Nyspan y silocina en los dedos índice y medio para mejorar la sujeción.

Savior SHG S15

Al igual que los Garibaldi, tienen varios niveles de temperatura y unas baterías lo suficientemente potentes como para hacerte sentir tus manos calientes en menos de 30 segundos. Están hechos con tela impermeable y en la palma de la mano encontramos piel de cordero, por lo que la ventilación está más que asegurada. Además, dispones de una garantía de 1 año, lo cual siempre es una ventaja en caso de que te den problemas.

Azornic Heated Unisex

Junto con los Runacc, se trata de los guantes calefactables más baratos que puedes encontrar en el mercado. Están compuestos por cuero de imitación mezclado con algodón, son impermeables y transpirables, ofreciendo a su vez una temperatura regulable, aunque quizás no con la misma precisión que los anteriores. La batería también dura algo menos, alrededor de 3-4 horas, pudiendo cargarla en casa en apenas 90 minutos.

Runnac

Se trata de unos guantes calefactables baratos pero muy bien valorados por los usuarios. Están compuestos de silicona antideslizante en la palma y punta de los dedos, por lo que podrás sostener el manillar de la moto de manera más estable y segura. Además, está equipado con sensores táctiles en la punta de los dedos pulgar e índice, por lo que no tendrás que quitártelos cuando quieras utilizar tu smartphone con ellos.

Como ves, existen numerosas opciones de guantes para no pasar frío con las bajas temperaturas. En función de tu capacidad económica, las características que valores en ellos y tus necesidades, podrás optar por un modelo u otro aunque, como ves, todos ofrecen características similares, aunque con distinta calidad y eficacia.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Remedios naturales para combatir la tos seca en otoño
chevron_right
El consumo de shishas durante la pandemia