Actualizado: 12:43 CET
Lunes, 27/01/2020

sociedad

¿Cuál es la situación legal del cannabis en España?

La legalización del cannabis en España y otros países es un tema que genera debates constantes

  • Cannabis.

La legalización del cannabis en España y otros países es un tema que genera debates constantes. En algunos países como Canadá, Uruguay o Estados Unidos, su legalización ha avanzado más pasos que en España, donde se siguen enfrentando las posturas entre los partidarios de la legalización y los que creen que esto puede suponer un grave problema de salud pública.

El debate presenta muchas aristas, pues es indudable que la marihuana, junto al hachís, es la droga ilegal más consumida en nuestro país, de modo que hay quien piensa que legalizarla supondría luchar contra las mafias y el narcotráfico.

Según datos de la Encuesta sobre Alcohol y otras drogas en España (Edades) del Ministerio de Sanidad, el 35% de los españoles, más de un tercio de la población, asegura haberla probado alguna vez durante su vida.

Los efectos psicotrópicos de la marihuana y el hachís se producen por uno de sus principios activos, el tetrahidrocannabinol o THC, que tiene una vida media aproximada de una semana. Tras consumir esta sustancia y dejar pasar una semana, el organismo solo es capaz de eliminar el 50% de la misma.

¿Cuál es la situación actual del cannabis en España?

La regulación legal del cannabis es diferente en cada país o región dependiendo de si se trata de un uso medicinal o científico, o el uso que se le da es meramente recreativo. Uno de los países más permisivos con esta sustancia es Uruguay, donde el cannabis tiene un status completamente legalAllí se permite la venta, distribución y el cultivo siempre y cuando no se superen las seis plantas por persona.

Estados Unidos es otro de los países más avanzados en la legalización de esta sustancia, al menos en algunos estados. Ese es el caso de Nueva York, donde está despenalizada la posesión de cannabis siempre y cuando sean menos de 56 gramos.

Ya en España, el Código Penal castiga como delitos el cultivo, la elaboración, el tráfico y la posesión ilícita de esta sustancia, así como las actividades que promuevan, favorezcan o faciliten el consumo de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas.

En el artículo 368, a efectos sancionadores, el cannabis se clasifica como una droga que no causa un efecto grave a la salud, y lo diferencia de otras que sí generan problemas de mayor impacto.

Por otra parte, el Código Penal español no considera delito el consumo, la posesión y el cultivo de cannabis siempre que sea para el propio consumo y no esté destinado al tráfico. Ese es el motivo que explica por qué está permitida la venta de semillas de cannabis en nuestro país.

En este sentido, el Tribunal Supremo fija en 100 gramos la posesión legal para el consumo personal, sirviéndose del Instituto Nacional de Toxicología para fijar este límite. Este centro se basa en la dosis media de consumo atendiendo a que un consumidor suele proveer de sustancia para cinco días.

Gorka Moreno, adjunto a la dirección en la Fundación Proyecto Hombre Navarra, sostiene que la accesibilidad a las drogas favorece el consumo y que dificultarlo de algún modo consigue que esta práctica disminuya.

En el Código Penal están fijadas como infracciones graves el consumo en un espacio público, el traslado de personas con el objetivo de facilitarles el acceso a drogas tóxicasla ejecución de actos de plantación y cultivos ilícitos en lugares públicos y la tolerancia del consumo ilegal o el tráfico en establecimientos públicos, así como la falta de diligencia para actuar frente a estos casos.

Todas estas acciones están castigadas con una multa que va desde los 601 euros hasta los 30.000 euros, además de la incautación de la droga. Las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, especialmente en Andalucía ya que buena parte de la marihuana y el hachís entra vía Estrecho de Gibraltar, están constantemente desmantelando redes de narcotráfico y plantaciones ilegales, como podemos ver aquí.

El cannabis y sus fines terapéuticos

Más allá de la legalización para luchar contra el narcotráfico, una opinión que gana cada vez más adeptos es la de usar el cannabis con fines terapéuticos. En España, según el CIS, el 84% de los ciudadanos está a favor de la legalización de la marihuana con fines terapéuticos. Si la pregunta es la legalización total, para usos terapéuticos y recreativos, los partidarios son el 47% de los encuestados según el CIS.

El cannabis, desde la antigüedad, se ha utilizado atendiendo a sus supuestas propiedades terapéuticas y en los últimos años son muchos colectivos los que insisten en la necesidad de poner sobre el debate público la idoneidad de esta sustancia para tratar a pacientes afectados por enfermedades concretas.

En la actualidad, el único medicamento derivado del cannabis autorizado en España es Sativex, un medicamento de uso oral que usan las personas con esclerosis múltiple.

Gorka Moreno, consultado por esta cuestión, sostiene que hay gente, pacientes, que creen que fumar puede aliviar o mejorar su situación de salud, y que por ello no deben ser perseguidos ni llevados a la ilegalidad. En cuanto a si España está preparada para dar el paso a la legalización, su opinión es que debe hacerlo con mucha cautela, para no cometer los mismos fallos que con el tabaco y esto lleve a un consumo descontrolado.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Reabiertas 6 de las 7 carreteras cerradas por lluvias en Mallorca
chevron_right
Prisión sin fianza para el marido de la asesinada en El Prat