Actualizado: 13:33 CET
Domingo, 19/05/2019

sociedad

Lamento en Rianxo y Pontecesures por los novios que se llevó Sri Lanka

Los municipios gallegos de Rianxo y Pontecesures están de luto por la muerte de Alberto Chaves y María González, novios y víctimas de la cadena de atentados

  • Vecinos de Pontecesures.

Los municipios gallegos de Rianxo y Pontecesures están de luto por la muerte de Alberto Chaves y María González, novios y víctimas de la cadena de atentados del domingo en Sri Lanka, a quienes sus vecinos han homenajeado este martes con minutos de silencio en su honor y concentraciones varias.

Así, en ambas localidades se han decretado tres días de luto y se han celebrado sendos minutos de silencio, en Rianxo, a las puertas del Ayuntamiento, y en Pontecesures, en un pleno extraordinario en el que se ha leído una declaración institucional de repulsa ante la "barbarie" terrorista y de apoyo a los parientes de la joven pareja.

El alcalde de Rianxo, Adolfo Muíños (BNG), ha transmitido su "consternación" por lo sucedido y su "repulsa total al terrorismo" que -ha lamentado- "aunque sea lejos, también afecta a gente de aquí".

En declaraciones a los medios de comunicación, el regidor ha trasladado que todavía no se han podido poner en contacto con la familia del fallecido, ya que está pasando este momento en la "intimidad", y también ha querido transmitirle todo su apoyo.

Además, ha asegurado que todavía no saben nada de la repatriación de los cuerpos.

A apenas unos kilómetros de distancia, en Pontecesures, ha tenido lugar un pleno extraordinario en el que todos los miembros de la corporación han expresado, a través de una declaración institucional leída por el alcalde, Juan Manuel Vidal, la sensación de desconsuelo que ha quedado en la villa por la muerte de los dos.

No en vano, Vidal ha hecho hincapié en que "la violencia ciega e injustificable" del terrorismo "ha sacudido al pueblo y ha segado la vida de dos jóvenes" que eran "vecinos y amigos".

En posteriores declaraciones a los medios, Vidal ha confiado en que los trámites de repatriación de los cuerpos sean "lo más breves posible para evitar dilatar más" el sufrimiento de las familias, con las que tuvo un último contacto en la tarde de este lunes.

Vidal ha indicado que los familiares de Alberto Chaves y María González están "destrozados", por cuanto sus muertes en los atentados de Sri Lanka ha sido "un mazazo importante" para ellos y en general para todo Pontecesures.

En cuanto a la complejidad que tuvo la identificación de sus cadáveres, ha revelado que a sus familias les requirieron fotos de ambos y que algunos compañeros de trabajo de Alberto en India se desplazaron a Sri Lanka para confirmar sus identidades.

Pontecesures vivió su duelo también a última hora, aparte de este acto a mediodía, con una concentración en su plaza central a las 20.30, en la que se reunieron alrededor de 300 vecinos para arropar a los allegados de los fallecidos.

El acto comenzó con unas palabras del alcalde de la localidad, Juan Manuel Vidal Seage, quien destacó que, si bien hechos como éste "siempre son dolorosos", el dolor es mayor "cuando afecta a vecinos tan jóvenes".

"Queremos trasladar a los familiares todo nuestro apoyo y nuestro calor, así como mostrar nuestro compromiso contra la barbarie y los actos violentos", ha añadido el regidor antes de dar paso a un emotivo minuto de silencio.

Posteriormente, Vidal Seage ha apuntado que, según le ha trasladado la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra, los trámites para la repatriación avanzan "a buen ritmo", si bien todavía hay "escollos" como la burocracia o la saturación del aeropuerto.

"Lo más importante ahora es recuperar los cuerpos para que los padres puedan velar a sus hijos y darles sepultura; la espera se hace cada día más difícil", ha destacado.

El alcalde, quien ha asegurado estar pasando por un momento "muy duro" como vecino "y como amigo" de los familiares, ha afirmado que éstos esperan recibir los cadáveres en un plazo "de entre siete y nueve días".

"Todo el pueblo está conmocionado y descolocado; nadie espera terminar su jornada con algo así", ha concluido el primer edil, quien ha lamentado "no poder hacer nada para que las familias puedan recuperar los cuerpos de sus hijos".

Alberto Chaves, de 31 años y natural de Rianxo, trabajaba en la filial de la empresa viguesa Profand en India.

Su novia, María González, de 32, lo hacía en la empresa de su familia, en Padrón, especializada en equipación de trabajo.

Ella había ido a visitar a su novio y ambos estaban de vacaciones en Sri Lanka, donde los atentados que allí se registraron este domingo segaron sus vidas. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
La Ser prescinde del humorista David Suárez por sus tuits ofensivos
chevron_right
Detenido tras la desaparición de su mujer y su hijo en Tenerife