Actualizado: 16:25 CET
Miercoles, 21/11/2018

sociedad

El juicio de Pablo Ibar comenzará el próximo 1 de octubre en Florida

El preso de origen vasco se encuentra en el corredor de la muerte en EE.UU acusado de tres asesinatos perpetrados en Florida en 1994

Cargando el reproductor....

El juez Dennis Baily ha fijado, finalmente, para el 1 de octubre el inicio del juicio de Pablo Ibar, el preso de origen vasco que se encuentra en el corredor de la muerte en EE.UU, acusado por tres asesinatos perpetrados en Florida en 1994, y ha emitido una nueva orden reconsiderando su decisión del pasado día 13 de aplazar el comienzo del juicio a febrero de 2019.

Baily, atendiendo a una solicitud de la Fiscalía, retrasó el comienzo de la repetición del juicio de Pablo Ibar al 6 de febrero de 2019. La Fiscalía basaba su petición en que necesitaban más tiempo para tomar declaración previa al juicio a dos peritos, "de reputación mundialmente reconocida", cuyos peritajes serán presentados por la defensa durante el juicio, según ha explicado la Asociación contra la Pena de Muerte Pablo Ibar.

Además, ha detallado que la defensa, entonces, presentó una solicitud de juicio rápido que el juez no rechazó, sino que declaró nula. Las normas vigentes en Florida establecen que, si una solicitud de ese tipo es aceptada por el juez, el tribunal tiene un mínimo de 5 días y un máximo de 50 para iniciar el juicio con la selección del jurado.

En este caso, ha precisado, "el juez no rechazó, sino que declaró nula la solicitud de la defensa, ya que al estar previsto el inicio del juicio -con la selección del jurado- para el día 15 de agosto, no se cumplía el umbral mínimo de cinco días establecido en la norma".

Tal y como anunció la Asociación contra la Pena de Muerte Pablo Ibar ese mismo día, la defensa estaba estudiando sus opciones, entre las cuales estaba el hecho de presentar de nuevo una solicitud de juicio rápido, a la vista de que tal solicitud no había sido rechazada, sino anulada.

A última hora, el juez Baily ha emitido una nueva orden reconsiderando su decisión del 13 de agosto de aplazar el comienzo del juicio a febrero de 2019. En la citada orden el juez cancela la anulación de la solicitud de juicio rápido presentada por la defensa de Ibar, reinstaurándola a todos los efectos, fijando la fecha para el inicio del juicio, o sea, el inicio de la selección del jurado, para el 1 de octubre.

"DILATAR EL PROCEDIMIENTO"

Los miembros de este jurado no tomarán juramento hasta que las partes estén plenamente preparadas para las declaraciones iniciales de las partes, lo cual decreta debe producirse, como tarde, en enero de 2019. El juez convoca asimismo a las partes a una nueva audiencia para el próximo día 23, en la que se organizará un nuevo calendario que desemboque en el inicio del juicio el 1 de octubre. La defensa prevé que la fiscalía "en esa ocasión asimismo intentará dilatar el procedimiento, si bien en esta ocasión lo tendrá más difícil".

El juicio comenzará con la elección de las 12 personas integrantes del jurado. Esta fase de selección, en un juicio de las características del de Ibar, se puede prolongar perfectamente entre 4 y 6 semanas. Los candidatos a jurados previamente han respondido a un cuestionario consensuado por las partes, y tras analizar las respuestas, sólo acceden a la fase inicial del juicio aquellas personas que no hayan sido descartadas por una de las partes por sus respuestas.

Tanto la defensa como la fiscalía pueden descartar libremente a cualquier persona siempre que el descarte sea razonado. Tanto la defensa como la fiscalía tienen una cuota limitada de candidatos que pueden descartar sin justificación.

Una vez elegidas las doce personas que formarán parte del jurado, se constituye el mismo y se procede a la siguiente fase del juicio con las declaraciones iniciales de las partes. Es la fiscalía la que presenta su caso en primer lugar, con las declaraciones de sus testigos y peritos. Posteriormente tiene su turno la defensa, que procede a presentar sus argumentos con sus testigos y peritos. Por último, tanto la fiscalía como la defensa presentan sus argumentos finales, tras lo cual el jurado se retira a deliberar.

El jurado debe alcanzar un veredicto de "culpable" o "no culpable" por unanimidad. En caso de que, por cualquier motivo, el jurado no alcanzara esa unanimidad, el juez exige al jurado que llegue a un consenso. Si no se alcanzara ese consenso tras un tiempo prudencial, el juez declara juicio nulo por lo que sería preciso repetir de nuevo el juicio. El juicio de Ibar puede durar entre 3 y 6 meses.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Conocer el mundo a través de una mochila
chevron_right
Desalojo okupa en Pamplona con cargas policiales y 22 identificados