Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 18/06/2021

Sevilla

Dada de alta la mujer herida al caerle la rama del ficus de San Jacinto, en Triana

La mujer ha llegado a estar ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Macarena al haberse fracturado el cráneo

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Caída de una rama en Triana.

La vendedora de la Organización Nacional de Ciegos de España (ONCE) de 58 años de edad herida grave como consecuencia de la reciente caída de una rama de gran tamaño del ficus del patio delantero de la iglesia de San Jacinto de Triana ha sido ya dada de alta en el hospital en el que estaba ingresada y se recupera de sus lesiones en su hogar, según han informado a Europa Press fuentes del despacho Avelino Abogados, que representa a esta mujer y a su marido, contusionado también como consecuencia de dicho siniestro.

Esta mujer, la más grave de las seis personas heridas al caer la citada rama del ficus de la parroquia de San Jacinto, llegó a estar en la unidad de cuidados intensivos (UCI) del hospital Virgen Macarena al haber sufrido fractura de vértebras, contusión craneal y un neumotórax, entre otras lesiones, según la representación jurídica de la misma, que señala que gracias a su evolución, esta persona ha recibido el alta hospitalaria y continúa la recuperación en su domicilio.

La representación de estos dos afectados del total de seis personas perjudicadas en el accidente, tres de las cuales necesitaron ingreso hospitalario, espera así la entrega del correspondiente atestado, para emprender las correspondientes acciones judiciales.

Allá por 2016, recordémoslo, el Ayuntamiento contrataba una "actuación sobre ficus siniestrado y palmera muerta en el patio delantero de la iglesia de San Jacinto de Triana", figurando en la memoria técnica del contrato, recogida por Europa Press, que la actuación derivaba del accidente acontecido el 12 de octubre de aquel año, cuando "se produjo la fractura de una de las ramas del ficus identificado, orientada hacia la fachada de la iglesia", quedando "los restos depositados en el patio" delantero de la iglesia de San Jacinto, sin causar daños materiales ni humanos.

"La última actuación sobre el ejemplar de ficus se realizó en el año 2012, cuando se realizó una poda de reducción de la copa, como consecuencia de un episodio similar de caída de rama en altura, en este caso afectando tanto al vallado de la iglesia, como al mobiliario público", exponía la memoria del contrato.

La memoria, en ese sentido, abundaba que desde el año 2012 hasta la entonces, "la propietaria de los terrenos, la Orden de los Dominicos, no ha efectuado actuación alguna de revisión o mantenimiento sobre el ejemplar de ficus", de gran porte, ni sobre la palmera seca.


El documento, además, exponía que la ubicación del ficus "en la esquina de las calles Pagés del Corro y San Jacinto, es por sus características muy delicada", pues la copa del árbol, "a pesar de haberse ido reduciendo en los últimos diez años en diámetro, no sólo afecta al patio del templo de San Jacinto", sino que en parte "se proyecta sobre las calles San Jacinto y Pagés del Corro.

COMENTARIOS