El tiempo en: Andalucía
07/03/2021

Sevilla

Espadas sobre disturbios: "No pueden derivar en una sensación de inseguridad que no es"

El alcalde de la ciudad se reúne con los portavoces y les comunica que pedirá al Gobierno de España que palíe el déficit de policías nacionales en Sevilla

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Cargando el reproductor....

Los dos “incidentes graves” que se sucedieron en poco más de 24 horas la semana pasada en Sevilla (Polígono Norte y San Jerónimo) son “concretos”, no tienen nada que ver con los altercados violentos que se vienen sucediendo en el resto de España como consecuencia del encarcelamiento del rapero Hasel y no pueden derivar en una “sensación de inseguridad que no es tal”.

Con la hemeroteca llena de episodios en los que la seguridad -más bien la falta de ella- ha derivado en enfrentamientos políticos, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, descartó ayer que en la ciudad haya índices de criminalidad que inviten a encender las alarmas. Espadas, tras reunirse con los portavoces municipales para informarles de los disturbios y de los últimos datos sobre las investigaciones abiertas en torno a ellos, señaló que los datos de criminalidad del Ministerio del Interior referidos a Sevilla capital “ni de lejos” indican que la ciudad esté en unos niveles alarmantes. Entre otras cuestiones, porque la pandemia ha reducido a la mínima expresión la presencia de personas en la calle y la actividad. No obstante, el alcalde sí llamó la atención sobre la necesidad de que estos hechos “no deriven en una sensación de inseguridad que no es” tal. De hecho, entre enero y septiembre de 2020 (los últimos datos disponibles), las infracciones legales registradas en Sevilla fueron 27.740, un 23,6% menos que en el mismo intervalo en 2019. Los dos parámetros que subieron fueron los homicidios dolosos y asesinatos consumados (25 hasta septiembre de 2020 frente a los 15 de 2019) y el tráfico de drogas, con 141 infracciones frente a las 130 de los primeros nueve meses de 2019.

En relación con los dos incidentes registrados, el alcalde resaltó “la rápida y efectiva respuesta de la Policía Local y de la Policía Nacional, que trabajaron de forma coordinada en ambos casos”. El alcalde confirmó a los grupos municipales que, esta semana, la Junta de Gobierno local aprobará la incorporación de otros 22 nuevos policías locales a los barrios. La planificación del Ayuntamiento pasa por que este mandato acabe con 300 policías locales más en la plantilla, de los que 50 (en los que están incluidos los 22 anteriormente citados) se incorporarán entre enero y febrero de este año. Igualmente, se comprometió a reclamar al Gobierno central que palíe el déficit estructural de policías nacionales que padece Sevilla desde hace años.

En este sentido, el portavoz de Cs, Álvaro Pimentel, recordó que son 400 policías de este Cuerpo los que faltan en las calles de la ciudad. “Es lamentable que los sevillanos tengamos que seguir pagando las consecuencias de este histórico abandono por parte del Gobierno de España” que “ni ahora con la coalición formada por PSOE y Podemos, ni antes con el ejecutivo comandado por el PP, han sido capaces de ofrecer una solución definitiva al preocupante déficit de policías nacionales que acumula nuestra ciudad”, señaló. El portavoz del PP, Beltrán Pérez, recalcó la “lealtad” de su grupo con el Gobierno municipal en este asunto, aunque, a renglón seguido, apostilló: “De nada sirve la unión de los grupos si eso no se traduce en impulsar una amplia convocatoria de nuevas plazas de Policía Local, unas serias mejoras en sus medios y equipos tecnológicos o reivindicar más efectivos de Policía Nacional”. En este sentido, reclamó la adopción cuanto antes de “medidas contundentes para reforzar la seguridad”. Los populares ya han registrado, de hecho, en el Congreso una batería de preguntos sobre el déficit de agentes nacionales en Sevilla.

Para la portavoz de Adelante Sevilla, Susana Serrano, la “conflictividad social vivida en los últimos días en la ciudad tiene origen directo en la desigualdad, el paro y la pobreza” e instó al alcalde de la ciudad a “no quedarse en las políticas de refuerzo de seguridad si realmente quiere solucionar el problema de fondo”. “Pensar que las situaciones de violencia callejera se solucionan con un incremento de vigilancia o decretando una suerte de estado policial en los barrios es propio de políticos que han perdido la capacidad de ver la realidad de Sevilla”, subrayó.


 

COMENTARIOS