HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 10:55 CET
Sábado, 30/05/2020

Sevilla

El estado de alarma paraliza una treintena de obras municipales

El sector de la construcción desde este lunes no puede trabajar tras endurecer las condiciones del estado de alarma el Gobierno de la nación

  • Obras.
  • En la provincia de Sevilla, las viviendas visadas crecieron en 2019 un 12,4%; las terminadas, entre enero y septiembre de 2019, un 40,5%

El endurecimiento de las restricciones en el estado de alarma por parte del Gobierno para intentar doblar la curva de contagios ha impactado de lleno en el sector de la construcción.

Ya no nos damos cuenta del impacto que va a tener esto en la ciudad, donde se estaban haciendo de manera simultánea 23 hoteles

Desde este lunes, las obras deben pararse, como la inmensa mayoría del tejido productivo, a excepción de los servicios considerados esenciales. Lo más que pueden las empresas es hacer acopio de materiales, ponerlos a buen recaudo y esperar a que el estado de alarma se levante para volver poco a poco a la normalidad.

En el caso de Sevilla, desde el estado de alarma, “por diferentes motivos" (como los ERTEs presentados por las empresas, por ejemplo), se han parado una treintena de tajos en todos los distritos, según confirman fuentes municipales.

A esta cifra hay que sumarle aquellos proyectos que ya tenían fecha de inicio y final y que tendrán que ser reprogramados.

Desde el decreto de alarma sí se había optado ya por no empezar ninguna nueva que estuviera programada y aplazarla”, apostillan las fuentes municipales consultadas.

Juan Aguilera, gerente de la patronal de la construcción, Gaesco (que representa a 224 empresas del sector), se muestra muy crítico con la decisión del Gobierno de parar sectores como el de la construcción. “Las empresas nos están trasladando su indignación ante un decreto que consideran una chapuza”, afirma.  


“Es una improvisación fruto de la falta de diálogo con el sector”, apostilla Aguilera, que calcula que la construcción emplea en Sevilla a 5.000 personas. “Ya no nos damos cuenta del impacto que va a tener esto en la ciudad, donde se estaban haciendo de manera simultánea 23 hoteles”, recuerda a modo de ejemplo el gerente de Gaesco.

Aguilera, de hecho, denuncia que a “muchas empresas de la construcción” les han sido “rechazados, denegados” los Expedientes Temporales de Regulación de Empleo (ERTEs) al entender la administración que “no es causa de fuerza mayor no poder garantizar la seguridad de los trabajadores al no tener mascarillas y guantes. ¿Pero si no los consigue ni el Ministerio ni la Consejería de Salud, cómo los van a conseguir los empresarios?”, se pregunta. “Esa es una causa de fuerza mayor clamorosa, indiscutible e incontestable”, sentencia.

El sector de la construcción fue el gran damnificado de la anterior crisis económica, eminentemente financiera, de 2008. Un profundo bache que parecía cosa del pasado a tenor de los datos que evidenciaban signos de mejoría, sobre todo, en los dos últimos años. En 2019, en el caso concreto de la provincia de Sevilla, el número viviendas visadas creció un 12,4% respecto al mismo periodo de 2018, según los datos oficiales de la Junta de Andalucía. Entre enero y septiembre de 2019, en comparación con el mismo periodo de 2018, las viviendas terminadas subieron un 40,5%. Si el indicador es el de la licitación pública autonómica, en 2019, ésta ascendió un 108,4%, el crecimiento más sonado junto con el de la provincia de Almería (+786%). El estado de alarma decretado en España desde el pasado 13 de marzo ha hecho añicos cualquier previsión económica, sea del sector que sea, y la incertidumbre es la única certeza que domina en estos momentos la economía. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
121 personas denunciadas por saltarse en la calle el estado de alarma
chevron_right
Emvisesa ofrece moratoria de pago de rentas en sus locales y oficinas