Actualizado: 17:34 CET
Jueves, 12/12/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Aventura musical en Senegal

La Spanish Fusion Band vuelve de sus conciertos en Dakar y Saint Louis, en el Festival Metissons 2019 de Senegal


La Spanish Fusion Band regresó a Sevilla después de un periplo en tierras africanas, donde ha realizado dos conciertos apoteósicos en Dakar y Saint Louis, este último enmarcado en el Festival Metissons 2019. La formación, creada exclusivamente para este evento, está integrada por el jerezano Tomasito, los sevillanos Andrés Herrera, Pájaro y Gautama del Campo, y el gallego, afincado desde hace décadas en Sevilla, Pepe Bao.

En esta maravillosa aventura, en la que he tenido el placer de participar en primera persona, no han faltado encuentros musicales entre españoles y africanos, destacando las colaboraciones con Cheikh Lo, toda una estrella en Senegal, y la Orchestra Baobab, sin duda la formación musical más representativa de ese país africano.

La idea, originaria de uno de los organizadores del festival, el español afincado en Senegal, Jay Hernández, consistía en conseguir fusionar músicas africanas y españolas, con especial atención al flamenco. Una idea que ha cristalizado, llegándose a vivir momentos realmente mágicos, tanto en Dakar como en Saint Louis.

Este proyecto no hubiera sido posible sin la colaboración de la Embajada de España en Senegal. El embajador Alberto Virella asistió a los conciertos acompañado de personalidades de la cultura de Senegal y otros embajadores. Virella entró al camerino de la Spanish Fusion Band y felicitó personalmente a cada uno de los componentes de la expedición española.

También Casa África. Su director general, José Segura, ha convivido con los músicos españoles tanto en Dakar como en Saint Louis, y según sus palabras, “ha sido una experiencia inolvidable, estoy muy contento de que Casa África haya colaborado en esta aventura musical hispano senegalesa”.

El proyecto Planeta Futuro, del diario El País, también ha colaborado con Metissons 2019, del que ha dado buena cuenta informativa la creadora y coordinadora del blog África no es un país, Lola Huete Machado, y su equipo de trabajo, también testigos de excepción de lo acontecido en tierras senegalesas.


Fusión desde el primer momento

Ha sido espectacular comprobar cómo una serie de músicos de diferentes culturas, y que manejan diferentes estilos musicales, han conseguido, pese a no hablar el mismo idioma, entenderse mediante el lenguaje universal de la música.

Se han vivido momentos realmente especiales, como fue la actuación de la SFB junto a Cheik Lo, donde los ritmos africanos convivieron de forma natural con el flamenco de Tomasito, el bajo de altísima calidad de Pepe Bao, la magistral guitarra de Pájaro o las notas del saxofón de Gautama del Campo.

También resultó realmente mágica la fusión de los españoles con la Orchestra Baobab, que en las últimas canciones que cerraron el festival consiguieron levantar de sus asientos a todos los presentes, formándose una suerte de bailes y aplausos de un público, formado mayoritariamente por senegaleses, pero que también contó con europeos, como Mane Cisneros Manrique, directora del Festival de Cine Africano de Tarifa y Tánger, que disfrutó con los conciertos y el mágico encuentro de culturas.

Dentro de la programación del festival se encontraba Yinka Esi Graves, bailora negra de origen ghanés y residente en la actualidad en Sevilla, que ofreció dos actuaciones para el recuerdo. El flamenco clásico, salpicado por influencias étnicas, es la forma que ha elegido Yinka para transmitir lo mucho que lleva dentro. Atentos a esta mujer, porque dará mucho que hablar a corto y medio plazos. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Vaclik pasó de ser duda a ser el héroe del derbi
chevron_right
Controlado el incendio de una nave de algodón en Écija