Actualizado: 22:37 CET
Viernes, 22/11/2019

Sevilla

La US pondrá puntos de carga para coches eléctricos en su campus

La Universidad de Sevilla aprobará antes de final de año su I Plan de Universidad Saludable y Sostenible

  • El campus de la Universidad de Sevilla.
  • Instalará placas fotovoltaicas por su campus para el autoconsumo
  • El compromiso es conseguir la neutralidad de la huella de carbono en 2030
  • El nuevo edificio de Ingeniería Agrónoma tendrá una cubierta vegetal

Con una comunidad universitaria de casi 80.000 personas y 56 edificios dispersos por toda la ciudad, la Universidad de Sevilla tiene las dimensiones de una capital como Cuenca (en torno a los 60.000 habitantes) y supera con mucho a ciudades como Teruel (poco más de 35.000). Todo lo que se haga desde esta institución en beneficio del medio ambiente tiene, pues, un impacto importante.   

Un poco de contexto. La Universidad de Sevilla cuenta desde 1995 con una Unidad de Medio Ambiente, ahora adscrita a la Dirección de Infraestructuras; desde 2012, con una Oficina de Sostenibilidad que dirige el catedrático de Biología Enrique Figueroa, y de una guía de buenas maneras ante el cambio climático que fue pionera en su momento.  La Universidad de Sevilla le ha sumado, en concreto desde el pasado mes julio, su adhesión a la carta promovida por la ONU que declara el Estado de  Emergencia Climática, con tres compromisos específicos: movilización de recursos para la investigación, ser neutrales en emisión de carbono en 2030 o 2050 (los dos horizontes temporales posibles) y ofrecer programas de educación ambiental.

La intención ahora del equipo de Gobierno es aglutinar todas sus acciones en este ámbito en el I Plan de Universidad Saludable y Sostenible, que se aprobará en Consejo de Gobierno antes de que termine el año o, como muy tarde, a principios de 2020 y que pondrá el broche al mandato actual del rector Miguel Ángel Castro.

La Universidad de Sevilla ha decidido que su compromiso será el de ser “neutral” en emisiones de carbono en 2030. Diez años se da de plazo para conseguirlo. ¿Con qué medidas? Pues, por ejemplo, con el fomento del autoconsumo.

Para ello, está trabajando con la Agencia Andaluza de la Energía en un proyecto para ubicar en espacios abiertos de su campus disperso placas fotovoltaicas con las que poder habilitar puntos de carga para coches eléctricos. La energía sobrante tendrá un doble destino: se volcará en la red indirecta y servirá para abastecer de luz a los edificios universitarios, explica el director general de Infraestructuras, Martín Cera. Aún está por definir el total de puntos y la energía obtenida de esta manera.

Cubierta vegetal


No será lo único que se haga en materia de edificios. En el proyecto de nuevo centro para Ingeniería Agronómica, se prevé una cubierta vegetal que tendrá una doble función: climatización y espacio para que los estudiantes hagan sus prácticas.

La Dirección de Infraestructuras  llama la atención sobre un dato: en la última década, la superficie construida en la Universidad ha pasado de 585.579 a 691.210 metros cuadrados. En ese mismo periodo, la Universidad ha pasado de algo más de 21,06 kilos de CO2 por consumo de energía eléctrica por metro cuadrado al año a 14,21 kilos.

“En materia smart, Sevilla es pionera a nivel nacional”, apunta Cera, que cifra en 215.000 los puntos de control que hay instalados en todo el campus. Sensores o dispositivos con los que controlar cuándo se encienden y apagan desde los aires acondicionados, a las aulas y despachos, entre otras cosas.

Tal es la envergadura del sistema que se ha creado una suerte de Cecop universitario en el Pabellón de Brasil, donde técnicos especialistas supervisan toda la red de puntos de control.

Ideas por el clima

La vicerrectora de Servicios Sociales y Comunitarios, Ana López, anuncia también que el I Plan de Universidad Saludable y Sostenible contará con la participación de la comunidad universitaria. La fórmula para articular esa colaboración ha sido la creación de un correo, ideasporelclima@us.es, y un formulario, https://sacu.us.es/ideas-clima-form, mediante los que la comunidad universitaria podrá hacer llegar sus sugerencias para conseguir esa universidad saludable y sostenible a la que aspira la Hispalense.

La Universidad de Sevilla cuenta con 589 grupos de investigación, de los cuales el 17% trabajan en temas relacionados con el clima, la sostenibilidad y el cambio climático. Hay también 2.962 líneas de investigación, de las cuales un 15% abordan estas mismas tres vertientes.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
En Cartelera: 'El hoyo', entre los estrenos de este fin de semana
chevron_right
Una escuela de hostelería en un edificio de Aníbal González