HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 22:41 CET
Miercoles, 20/11/2019

Sevilla

Una vecina de Utrera pide ayuda para pagar el impuesto de sucesiones

Asegura que la Junta le reclama 400.000 euros por una vivienda que fue tasada por un valor "tres veces" superior al real

Cargando el reproductor....

Una vecina de la localidad sevillana de Utrera, Josefa Palacios, ha pedido ayuda para hacer frente a la deuda que le reclama la Junta de Andalucía en concepto de impuesto de sucesiones, que asciende a 400.000 euros, por la herencia de una vivienda que recibió al fallecer sus padres y en la que ya residía con anterioridad a la muerte de sus progenitores con sus tres hijos menores y de otra que comparte en herencia con dos de sus hermanas.

Así lo ha puesto de manifiesto la propia afectada por este impuesto en declaraciones a los medios, quien ha denunciado además que la tasación que se hizo del inmueble fue "tres veces" superior al valor del mismo y su renta es de poco más de 500 euros al mes. A ello se suman los intereses de demora que ha ido acumulando por el impago de dicho impuesto lo que ha hecho aumentar la cuantía de la deuda.

Josefa ha recordado que cuando heredó la vivienda la administración andaluza le reclamó más de 100.000 euros por el impuesto de sucesiones pero con el tiempo esta cantidad ha ascendido a 400.000 euros. Por el momento, tiene todos sus bienes embargados y ni siquiera puede rechazar ya la herencia. "No me dan facilidades ni puedo pagarlo porque mi padre no nos ha dejado dinero, nos ha dejado la casa donde vivo", ha señalado y ha añadido que "lo peor de todo" es que los intereses de demora van aumentando cada día.

Esta afectada ha indicado que además ha heredado junto a dos de sus hermanas otra vivienda en el centro de Utrera que Hacienda ha tasado por valor de 1.200.000 euros, si bien las tres hermanas han realizado una tasación privada que ha certificado que la valía del inmueble es de unos 100.000 euros porque "es una casa vieja y está en ruinas".

"Nosotras hemos ofrecido esta vivienda a Hacienda para saldar las deudas, porque entre los seis hermanos debemos más de 1.500.000 euros, porque se tasó tres veces por encima, pero la Agencia Tributaria no quiere la casa, quiere el dinero que no tenemos", ha explicado.

Ante esta situación, Josefa ha asegurado que tanto ella como sus hermanos están "desesperados" porque "esto es un no vivir". Además, ha denunciado que ha habido "varios errores y anomalías" porque "Hacienda asegura que las viviendas cuentan con más metros de los que de verdad tienen" y tampoco, ha dicho, le ha reconocido a una de las herederas la minusvalía que tiene. "No me niego a pagar pero esto es un calvario y no sé que va a pasar con mis hijos, que son menores", ha lamentado.


LA DEUDA ASCIENDE A 1.500.000 EUROS

Por su parte, la abogada que representa a los hermanos Palacios afectados por el impuesto de sucesiones, Carmen Julia García Mesa, ha confirmado que en total se les está pidiendo a los cinco hermanos una cantidad que ronda el 1.500.000 euros, ya que la sexta hermana queda exenta al tener certificada una minusvalía.

Asimismo, ha explicado que los hermanos Palacios han intentado agotar todas las vías para abonar la deuda, si bien han obtenido siempre la negativa por respuesta de Hacienda. Además, la letrada ha detectado "muchos errores", entre ellos ha subrayado que "existen un par de bienes que al fallecer los padres ya habían sido vendidos y no pertenecían a la masa hereditaria". Sin embargo, Hacienda sigue "erre que erre" con la liquidación complementaria que ha realizado aunque hay documentos que demuestran este extremo.

Tras la reunión mantenida con la Agencia Tributaria, García ha señalado que han aceptado las alegaciones de hechos como que existían deudas deducibles que no se han contemplado, bonificaciones tampoco contempladas, bienes vendidos con anterioridad a la muerte de los progenitores que se han incluido en el caudal hereditario, así como unas valoraciones periciales donde se acredita que los bienes tienen una valoración al menos diez veces menor de lo que dijo en su momento la Agencia Tributaria.

"El hecho en el momento en que fallecieron sus padres es que el caudal hereditario hubiera dado como cuota a pagar por cada hermano cero euros y no la barbaridad que están pidiendo ahora, por lo que reclamamos la nulidad y la revocación de las actuaciones", ha solicitado.

No obstante, la letrada se ha mostrado esperanzada por que la Agencia Tributaria asuma que es verdad todo lo que dicen estos afectados por el impuesto de sucesiones, aunque ha añadido que no se van a quedar "en medias tintas, la lucha va a ser completa".

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Adelante denuncia el estado "calamitoso" de los hornos crematorios
chevron_right
Corte en la Cuesta del Caracol el próximo jueves