Actualizado: 03:08 CET
Miercoles, 20/02/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Arranca la fase de alegaciones a la recalificación de la Gavidia

Se abre el plazo para consultar el expediente correspondiente a la recalificación de la antigua comisaría y al cambio de usos del edificio

  • Antigua comisaría de la Gavidia.

Este viernes ha comenzado el plazo de un mes habilitado por el Ayuntamiento de Sevilla, para consultar el expediente correspondiente a la recalificación de la antigua comisaría de la Gavidia para que la misma deje de ser suelo de interés público y social (SIPS) y admita usos terciarios, y formular alegaciones o sugerencias a dicho procedimiento.

En concreto, el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) publica este jueves un anuncio en el que el Ayuntamiento hispalense da cuenta de que en el pleno ordinario celebrado el pasado 28 de diciembre, fue aprobada de modo inicial una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 2006 para cambiar la calificación de esta antigua comisaría de Policía Nacional de titularidad municipal y enclavada en la plaza de la Concordia, en pleno centro neurálgico de la ciudad. Mediante este cambio de calificación, el edificio dejará de estar considerado como SIPS, para poder acoger usos terciarios.

Después de que dicha recalificación fuese aprobada inicialmente con el voto a favor de PSOE y PP, la abstención de Cs y el rechazo de Participa e IU, este anuncio del Ayuntamiento recogido por Europa Press expone que a partir de este viernes rige un plazo de un mes para consultar el expediente urbanístico de dicha operación en la Gerencia de Urbanismo y formular alegaciones si así se considera oportuno, toda vez que quienes reclaman que el edificio conserve usos públicos y acoja actividades relacionadas con la memoria histórica y democrática ya habían anunciado alegaciones contra esta maniobra.

El edificio, ubicado en la plaza de la Concordia, funcionó durante décadas como comisaría de la Policía Nacional hasta que fue cerrado en 2003 y después cedido por el Ministerio de Interior al Ayuntamiento de Sevilla.

Desde entonces, el Consistorio ha intentado varias veces vender el inmueble, aunque siempre sin éxito. En el pasado mandato, el entonces gobierno local del PP promovió de hecho una primera modificación del PGOU para reclasificar el edificio de suelo de interés público y social (SIPS) a suelo de gran superficie comercial, si bien al arrancar el actual mandato y recuperar el PSOE el poder, el Ayuntamiento desistió de completar dicha operación para decidir qué uso dar al edificio.

Para ello, sobre la mesa han pesado distintas propuestas para destinar el edificio a un hotel, un espacio de salud y deporte, un centro de investigación y emprendimiento universitario, un espacio socio cultural o un enclave dedicado a la memoria histórica.

Y es que en julio de 2017, la Junta de Andalucía anunciaba su decisión de declarar el edificio como Lugar de Memoria Democrática a cuenta de su papel durante los años de la dictadura franquista, otro de los argumentos que esgrimen quienes reclaman que la antigua comisaría sea destinada a usos públicos.

En cualquier caso, el acuerdo alcanzado entre el Gobierno local del PSOE y el Grupo popular del Ayuntamiento para que los populares se abstuviesen en la votación del proyecto presupuestario de 2018 incluía el compromiso de promover una nueva recalificación del edificio, para que el mismo admita usos terciarios y ofrecer de nuevo el inmueble al sector privado.

En ese sentido, el pleno ordinario celebrado por el Ayuntamiento el pasado 28 de diciembre incluyó la aprobación inicial de la citada recalificación, mediante la cual el edificio admitirá oficinas, un hotel, equipamientos, pequeños comercios o un uso sociocultural, al objeto de que el Ayuntamiento licite su adquisición o aprovechamiento o explotación.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Paralizado el desahucio de Juan y Patricia
chevron_right
Sevilla se marcha a Fitur unida y con mucho optimismo