Actualizado: 23:31 CET
Viernes, 14/12/2018

Editorial Sevilla

Los errores de Susana Díaz

Díaz ha dado alas a Vox al colocarlo en el centro de su discurso por meter miedo al electorado y ha llevado al PSOE al peor resultado de su historia

  • Susana Díaz.

Tras su  terminación en RTVE, titulamos que Vox había “ganado” el segundo debate electoral a cuatro, sencillamente porque Susana Díaz, en su afán de meter miedo a su electorado para movilizarlo y de dividir y estigmatizar al centro-derecha, había convertido a Vox en el eje de su discurso y lo había materializado a ojos de los votantes, para los que hasta entonces era invisible. Díaz no sólo no logró su propósito, ya que la abstención ha subido en los feudos socialistas, sino que orientó hacia Vox el voto de castigo de los desencantados con sus políticas  y con las de Pedro Sánchez  por su alianza con los independentistas. A ello hay que sumar el agotamiento del socialismo tras 36 años de gobierno.

El 60% de los andaluces expresó en las encuestas su deseo de un cambio en San Telmo y lo han canalizado  hacia Vox y CS, los dos únicos partidos que crecen en votos y en escaños (12). Díaz ha llevado al PSOE (A) a los peores resultados de su historia, con tan sólo el 27,95% de los sufragios (pérdida de 402.035) y 14 escaños menos (33) y no puede culpar a otros tras haber tenido manos libres para hacer  sus listas y realizado una campaña personalista ocultando las siglas del  partido. Con el estigma de la peor derrota (más  la de las primarias) difícilmente puede ofrecerse de dique de contención de la extrema derecha cuando el PSOE gobierna en España con el apoyo de Bildu (ETA) y los independentistas catalanes.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
La sencillez del flamenco
chevron_right
El mes de noviembre deja 1.204 parados menos en Sevilla capital