Actualizado: 12:59 CET
Miercoles, 14/11/2018
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Bailando al son de Murillo

Los pícaros, recurso característico de los cuadros del artista, se encarnan en una coreografía entre el baile y el juego en un espectáculo de luz y danzas

  • El espectáculo se puede disfrutar sólo hasta finales de este mes con entradas a 6 euros
  • Los pícaros, recurso característico de los cuadros del artista, se encarnan en una coreografía entre el baile y el juego

Cuatro bailarines. Una danza que discurre entre la picaresca infantil y la inocencia de los juegos de niños. Puro Murillo en movimiento, evocado en el espectáculo que el Ayuntamiento está exhibiendo en un espectáculo de imágenes, luces y coreografías con motivo del cuarto centenario del nacimiento del artista.

Se trata de Iván Amaya, María José Villar, María Gómez Risquet y Carlos Camps, bailarines andaluces que trabajan asiduamente a las órdenes de José María Roca, director del espectáculo

Bajo el título Los Niños de Murillo, y desarrollado en el corazón del Convento de Santa Clara de Sevilla, la función combina la proyección de los lienzos del artista sobre la pared de la Torre de Don Fadrique a gran escala con bailes protagonizados por los pícaros, temática fetiche de Murillo en buena parte de sus lienzos.

Se trata de Iván Amaya, María José Villar, María Gómez Risquet y Carlos Camps, todos bailarines andaluces que trabajan asiduamente a las órdenes de José María Roca, responsable del guión y la dirección de este espectáculo, en danza contemporánea.

La intención de Roca es partir de la misma obra del artista basada en mendigos e indigentes para crear una atmósfera y una coreografía donde se evoquen los juegos, travesuras y sobre todo sonrisas de los pequeños, protagonistas y casi dueños de la imponente Torre de Don Fadrique.

De noche

En la producción del espectáculo, que corre a cargo de la Sala La Imperdible en colaboración con la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, participan 20 personas. Las funciones, además, se celebran ya con la caída del sol, aprovechando la noche como elemento potenciador para el ambiente que se pretende crear alrededor de las proyecciones y los bailes.

El espectáculo Los niños de Murillo se puede disfrutar de miércoles a sábado hasta el 28 de julio. Los pases son los miércoles y jueves a las 22,30 horas, y los viernes y sábados los hay programados tanto a las 22,30 como a las 23,30 (segundo pase). La duración del montaje, de poco más de media hora, así como su temática, convierten el mismo en un plan perfecto para las familias.

Las entradas se pueden adquirir en las taquillas del Teatro Lope de Vega, o bien por internet a través de murilloysevilla.org e icas-sevilla.org.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Takashi Inui será "investido" como bético en el "patio de su casa"
chevron_right
El Ministerio de Defensa no asignará destino al militar de La Manada