Actualizado: 16:16 CET
Domingo, 19/01/2020

Sevilla

La Cámara de Cuentas avisa de que la inversión del metro se desvió un 70%

El informe analiza los metros de Sevilla y Málaga y las autovías del Almanzora e Iznalloz-Darro y apunta desviaciones de incluso más del 200%

  • Metro

La Cámara de Cuentas advierte a la Junta de Andalucía de que el "argumento definitivo" para optar por la financiación público-privada en la ejecución de infraestructuras "no debe ser en ningún caso la repercusión en el déficit y el endeudamiento", por lo que defiende que "el uso de esta modalidad debe justificarse mediante un análisis previo que compare la alternativa pública con la público-privada".

   Así lo argumenta en las recomendaciones de un informe que analiza las actuaciones público-privadas de la Agencia de Obra Pública de la Junta durante el ejercicio 2013, difundido este miércoles por el órgano fiscalizador.

   Este informe se conoce una semana después de que IULV-CA, socio del PSOE-A en el Gobierno andaluz, haya instado a la Junta en el Parlamento a poner "coto" a la "hipoteca abusiva" que supone la "mal llamada" colaboración público-privada como método de financiación para grandes infraestructuras y a realizar una auditoría de todos los contratos que existan en la actualidad a través de esta fórmula.

   En su informe de fiscalización, consultado por Europa Press, la Cámara de Cuentas sugiere a la Junta "la transferencia efectiva del riesgo de construcción al contratista" para que "la fórmula de concesión de obra pública no afecte al cómputo del déficit y el endeudamiento". Para ello propone "no incluir en el objeto del contrato la redacción del proyecto constructivo correspondiente, quedando éste a cargo de la propia Administración o de un tercero independiente".

   Además el órgano fiscalizador señala que, "dado el tratamiento contable de este tipo de concesiones, el Parlamento no tiene conocimiento de los compromisos adquiridos, lo que no ocurre si la infraestructura es financiada con formas tradicionales", por lo que recomienda que "en la documentación que acompaña al presupuesto se incorpore información suficiente sobre estas operaciones y los compromisos que suponen".

   Dicho informe ha analizado los metros de Sevilla y Málaga y las autovías del Almanzora y la autovía Iznalloz-Darro.

   Sobre los metros de Sevilla y Málaga, en el caso de Sevilla. a 31 de diciembre de 2013 la inversión inicial era de 428,5 millones y finalmente la inversión certificada ascendía a 730.332.313 euros. Ello supone una desviación del 70,4 por ciento.

   El informe precisa que las desviaciones producidas en el coste de la construcción, cifrada en un 78,2 por ciento --de 382 a 680,6 millones de euros-- se han tramitado en unos casos como modificaciones del contrato, y, en otros, como costes facturados por la concesionaria o por terceros.

   En ese sentido, se han producido 46 expedientes de modificación del contrato por 202.423.601 euros, y un incremento del 53 por ciento de la oferta inicial. La Cámara ha recordado la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas, que establece que "cuando los modificados superan el 20 por ciento del original, debe existir dictamen del Consejo Consultivo de Andalucía, algo que no se ha producido en 15 casos".

   Con respecto a los costes facturados por la empresa adjudicataria al margen del contrato, éstos han alcanzado los 41.146.794 euros en 44 facturas emitidas durante 2007-2010. El 70 por ciento de estas facturas se han formalizado "sin procedimiento de adjudicación y tramitado como 'expedientes de liquidación de gastos', fórmula que no tiene cobertura legal". Por ello, considera que se ha pagado por la vía del "enriquecimiento injusto de la Administración".

   El informe precisa que el coste para la Junta del Metro de Sevilla "ha aumentado como consecuencia de estas desviaciones". Por último, precisa que los costes facturados por la concesionaria y por terceros "han sido abonados en su totalidad por la Junta, en lugar de haberlo sido parcialmente si se hubieran tramitado como modificaciones del contrato".

   Como consecuencia de estas circunstancias se ha producido un cambio en la financiación prevista por la Junta que asciende a 1.095 millones, más del 75 por ciento de la cifra prevista en el momento de la adjudicación.

   Asimismo, la Cámara de Cuentas ha detectado que se han aplicado inadecuadamente transferencias de financiación de capital, entre los años 2005 y 2009, por 165,4 millones de euros.

   En cuanto al Metro de Málaga, la inversión total prevista, incluido material móvil, ascendía a 403.728.946 euros, y a 31 de diciembre de 2013, la inversión realizada ascendía a 678.316.132 euros.

   El informe añade que el presupuesto de este proyecto "ha quedado alterado mediante 19 expedientes que suponen 207.880.033 euros, así como el rescate de tres tramos a la concesionaria y que son construidos por otras empresas", que "evidencian un defecto en el proyecto primitivo y en el presupuesto que sirvió de base para la adjudicación del contrato".

   Precisa que "al igual que en Sevilla, parte de las inversiones se han facturado por terceros fuera de la concesión".

   A consecuencia de estos sobrecostes la financiación a aportar por la Junta "ha aumentado respecto de la inicialmente prevista en 1.391 millones, lo que supone más del 112 por ciento respecto de la previsión inicial". La desviación a la construcción fue del 213,6 por ciento, mientras que en la explotación ascendió al 100,4 por ciento.


AUTOVÍAS DEL ALMANZORA E IZNALLOZ-DARRO

   En cuanto a los contratos de concesión para la construcción, mantenimiento, conservación y explotación de las autovías del Almanzora e Iznalloz-Darro, "a la fecha de realización del informe las obras de estas infraestructuras están suspendidas y sin ejecutar".

   El informe indica que el modelo de concesión de obra pública empleado por la Junta para Metro de Sevilla y Metro de Málaga "satisface formalmente los criterios sentados por Eurostat, ya que se traslada la mayoría del riesgo de construcción y de demanda al concesionario", por lo que el proyecto "no afecta al nivel de déficit de la Junta de Andalucía".

   No obstante, sí considera que ello tiene efecto en la situación financiera de la Comunidad, "ya que el compromiso contraído para el abono de las subvenciones suponen unas obligaciones a lo largo de la vida de la concesión". La Cámara de Cuentas estima la cuantía total de estas obligaciones en, al menos, 4.359 millones; 4.129 si se descuentan los compromisos pendientes de la Administración General del Estado.


COMPARACIONES

   El informe precisa que en el Metro de Sevilla, la Administración andaluza ha financiado, hasta el 31 de diciembre de 2013, la cifra de 376.476.275,99 euros, a la que hay que añadir la previsión para 2015 de 1.460.246 euros, mientras que el coste inicial de la obra de construcción ascendía a 382.031.627 euros, de manera que "el 98 por ciento de ese coste inicial ha sido atendido con recursos presupuestarios cuando la previsión inicial era subvencionarlos al 33 por ciento".

   En cuanto al Metro de Málaga, la financiación pública, hasta el 31 de diciembre de 2013, fue de 308.786.616,53 euros, a lo que se suman aportaciones para 2014, 2015 y 2016, lo que, comparado con el coste inicial de la obra, que ascendió a 362.297.077 euros, denota que el 130 por ciento de ese coste ha sido atendido con recursos presupuestarios.

   En cuanto a las autovías, la suspensión de las obras impide comparar el coste real con los datos del contrato. Para suplir esta carencia, la Cámara de Cuentas, ha realizado un ejercicio de simulación de los flujos previsibles. El resultado muestra que, "descontando los flujos a la tasa que se prescribe en los pliegos de condiciones de ambos contratos, la alternativa pública resulta notablemente más económica que la elegida definitivamente de público privada", con una diferencia del 83,09 por ciento en el caso del Almanzora y del 70,72 por ciento en Iznalloz-Darro.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Patronato de Vivienda cumple cien años forzado a una revisión por las normativas
chevron_right
Una plaza San Francisco abarrotada disfruta del primer día de mapping