Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 11/08/2022  

Sevilla

IU reclama al Ayuntamiento paralizar la venta de un edificio de la Encarnación y que lo declare vivienda social

Solicitan que lo rehabilite para "destinarlo a albergar viviendas sociales, tal y como estaba previsto originalmente"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

El portavoz municipal de de Izquierda Unida, José Manuel García, ha reclamado al alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido (PP), que reconsidere su intención de vender el edificio sito en la Plaza de la Encarnación en los número cinco y seis, para que en vez de tratar de "hacer caja" con este inmueble, lo rehabilite para "destinarlo a albergar viviendas sociales, tal y como estaba previsto originalmente".

   En una nota, García ha asegurado que el Gobierno local tiene ahora una "oportunidad de oro" para "rectificar", después de que la empresa a la que ha adjudicado el derecho de superficie y opción de compra sobre el edificio, Las Tinajuelas, haya solicitado al Ayuntamiento la medida cautelar de suspender la formalización de la escritura pública, alegando una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) por la que se declara la nulidad de determinadas disposiciones del Plan Especial de Protección de la Encarnación.

   "Parece que a la empresa adjudicataria no le salen ahora las cuentas o no termina de verle del todo la punta al negocio que esperaba hacer con este edificio", ha advertido el portavoz de IU, quien cree que el Ayuntamiento ha de "aprovechar la ocasión" para paralizar el proceso de venta de este inmueble que, como es sabido, el Gobierno local anterior expropió para la construcción de pisos sociales y que, con el PP al frente del Consistorio, "lleva camino de convertirse en un bloque de viviendas de lujo".

   A juicio del concejal de IU, Zoido debería "hacer del defecto virtud" y servirse de este "nuevo resbalón urbanístico" de su gobierno para "renunciar definitivamente a una operación con claros tintes especulativos, para la que no hay ninguna justificación y, mucho menos, en un contexto de crisis como el actual".

   De este modo, García ha reprochado al alcalde que "no sólo no entregue los más de 500 pisos que la Empresa Municipal de Vivienda, Suelo y Equipamiento de Sevilla (Emvisesa) incomprensiblemente mantiene vacíos, ni dé respuestas satisfactorias a los miles de demandantes de Viviendas de Protección Oficial (VPO) que hay en la ciudad, sino que encima, se empeñe en hacer caja con el patrimonio municipal, en lugar de utilizarlo para paliar el drama de muchas familias desahuciadas que precisan de una vivienda social".

   Según García, los planes que el PP baraja hasta ahora para este edificio de le Encarnación "evidencian de un modo muy gráfico cuáles son sus prioridades y ponen de relieve su insensibilidad ante la situación de emergencia habitacional que asola a Sevilla". Por ello, ha vuelto a exigir a Zoido que "dé marcha atrás en la venta del inmueble, pues no es de recibo que sólo piense en recaudar dinero con este edificio, en vez de dedicarlo a proteger un derecho humano esencial como el de la vivienda".

   Según ha recordado, en esta finca vivía Rosario Piudo, una anciana cuyo desahucio en marzo de 2004, por una deuda de 39 euros, "sacudió la conciencia de los sevillanos e irrumpió en los medios de comunicación llamando la atención sobre las prácticas de acoso y especulación inmobiliaria que entonces proliferaban en el centro histórico de la ciudad". Tras lo sucedido, el Ayuntamiento hispalense creó la Oficina de Atención al Inquilino en Situación de Abuso (Otainsa) y, entre otras medidas, expropió este edificio.

   El proyecto del Gobierno local anterior "contemplaba 31 viviendas sociales para alojar a población con escasos recursos y permitir la vuelta al barrio de personas que previamente habían sido expulsadas al extrarradio". Sin embargo, al poco de llegar a la Alcaldía, "el PP cerró Otainsa y suprimió las actuaciones que esta oficina preveía llevar a cabo, como la de Encarnación 5 y 6".

   Para IU, este caso es "otra prueba más del fracaso de Zoido en materia de vivienda y de su absoluta incapacidad para resolver el que es, sin duda, uno de los principales problemas de los sevillanos".

TE RECOMENDAMOS