Quantcast
El tiempo en: Andalucía
25/07/2021

Sevilla

Cuatro mil vecinos contra la ordenanza de ruidos

Consideran que la nueva normativa protege más a quien contamina

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Tráfico rodado

A punto de cerrarse el plazo para presentar alegaciones contra la nueva ordenanza de protección contra el ruido, numerosas asociaciones y entidades vecinales presentarán sus alegaciones contra una normativa que consideran “perversa”, al proteger más al que contamina que los ciudadanos. De hecho, ya hay 4.000 ciudadanos que han firmado contra esta ordenanza.

Las alegaciones tendrán como base un informe elaborado por el catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Sevilla, Jesús Jordano Fraga, cuyas conclusiones son “devastadoras” para la ordenanza, según Emilia de la Serna, una de las portavoces de estas entidades.

De la Serna delanta que una de las conclusiones extraídas es que, comparando la ordenanza aún vigente y el texto tipo de la FAMP -elaborado por funcionarios de Medio Ambiente de Sevilla- con el documento que aprobó el Ayuntamiento sevillano el 26 de julio pasado, es que éste último “recorta, cambia sustancialmente y desvirtúa” el espíritu de protección contra el ruido de la legislación actual, mientras que su redacción está “plagada de irregularidades”.


Añade que contra la ordenanza municipal se han unido ciudadanos, entidades vecinales y asociaciones de todo tipo, por lo que no se puede decir que “haya juegos políticos”. De hecho, la petición de firmas en change.org para pedir su retirada, ya ha sido firmada por 4.000 sevillanos “que se han llevado las manos a la cabeza”.

Las entidades están dispuestas a emprender más acciones si no se retira o se modifica sustancialmente el texto aprobado en julio por el Ayuntamiento.

Run Sevilla
La problemática de ruidos va más allá de la ordenanza, ya que existen zonas que llevan esperando dos años una respuesta municipal, como es el caso de la Plataforma Run Sevilla, que aglutina a los vecinos del Distrito Norte que demandan una actualización del mapa de ruidos y la instalación asfalto reductor en toda la Ronda Urbana Norte.

La entidad insiste en que, a pesar de sus intentos por recibir respuesta municipal, aún no la han recibido, mientras los propios vecinos han tomado la iniciativa y están enviado directamente a la AEMA (Agencia Europea del Medio Ambiente) las mediciones que realizan para denunciar los excesos de ruidos.

COMENTARIOS