Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

En busca de otra empresa para la fachada de la torre

Estrumaher entra en concurso de acreedores y acometerá un ERE, mientras que el revestimiento de la torre lleva un mes paralizado

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Tan sólo quedan tres trabajadores de Estrumaher en la torre -

Emiliano Madrid e Hijos, empresa fachadista toledana adjudicataria desde octubre de 2011 de las labores de revestimiento de la Torre Pelli -de la que depende su filial Estrumaher (encargada de colocar las piezas en la obra de Sevilla)-, ha entrado en concurso de acreedores, es decir, ha presentado suspensión de pagos, algo que ya adelantó Viva Sevilla el pasado 30 de mayo después de hablar con fuentes de la propia empresa toledana, que aseguraron a esta publicación haber puesto el asunto en manos de su gabinete jurídico, pero que bajo ningún concepto “afectaría a las obras” del rascacielos y que el proceso de fabricación discurría “con total normalidad” e iba “según los plazos estipulados con la promotora”. 

Nada más lejos de la realidad. La noticia de que un acreedor del grupo podría haber presentado en el juzgado mercantil de Toledo una solicitud de concurso de acreedores contra la compañía y contra Estrumaher saltó, como adelantó esta publicación, el pasado 24 de mayo. Desde entonces las obras de la fachada llevan prácticamente paralizadas y desde hace casi un mes no se han vuelto a recibir piezas nuevas -hace tres semanas llegó a la capital hispalense el último camión con piezas de vidrio (la fachada está comuesta de cerámica, aluminio y vidrio)-. 

Sin cobrar
La situación es tal que hace un par de semanas varios de los operarios de Estrumaher, que llevan dos meses y medio sin cobrar, se marcharon de la obra quedando en la actualidad en Sevilla tan sólo tres trabajadores que subsisten con el único dinero que reciben de las dietas y bajo la promesa de cobrar lo adeudado en 90 días, según fuentes próximas a las obras de la torre. A pesar de lo publicado en otros medios, estos trabajadores no se han llegado a encerrar en la torre para exigir el cobro de sus nóminas.

Ante tal panorama de incertidumbre, Aynova, la empresa constructora, estaría ya negociando con otros suministradores y fachadistas, por lo que la rescisión del contrato con Estrumaher podría ser una realidad en poco tiempo si la promotora no encuentra una solución al problema.

Así, Cajasol ayer confirmó a este periódico que, aunque existe el problema, “la construcción de la estructura de la torre -que está prevista que se termine en septiembre- no se va a paralizar” y que en estos momentos se “está buscando la mejor solución para el proveedor”, aunque sí admiten que estas circunstancias “retrasarán la finalización de las obras del rascacielos”, prevista para el tercer trimestre de 2013.

Junto a estas circunstancias hay que añadir que Emiliano Madrid hará efectivo en los próximos días un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a unos 350 trabajadores, según los sindicatos. Una noticia también adelantada por Viva Sevilla el pasado 19 de junio y confirmada en su momento a esta publicación por Cajasol y por fuentes de Emiliano Madrid e Hijos. Con el ERE los operarios afectados se marcharían de la empresa con 20 días por año trabajado y 12 mensualidades, si se aplica la nueva legislación laboral.

Estrumaher adeuda a Disaro 40.000 euros

Otra de las damnificadas por la suspensión de pagos de Estrumaher es la subcontrata que la filial de la empresa Emilio Madrid contrató en Sevilla para la colocación de las piezas de la fachada, Disaro S. L.

Así, la empresa de El Coronil, que empezó a trabajar en el revestimiento de la fachada a primeros de abril, abandonó la obra el pasado 11 de junio debido a que ninguno de sus trabajadores ha cobrado, tal y como ha asegurado a este periódico Dionisio Saborido Romero, responsable de la empresa.

“Nos aseguraron que primero iban a facturar ellos y que sobre esto cobraríamos nosotros. Después, el presupuesto inicial se fue al doble y vimos que no íbamos a ver un duro ni con pagarés”, señaló Saborido Romero, que explicó que Estrumaher adeuda a su empresa cerca de 40.000 euros.

“No es la primera vez que nos pasa esto con Estrumaher, pues ya nos deben dinero de otro trabajo que le hicimos en febrero de 2012 en las obras de ampliación del aeropuerto de Sevilla”, añadió.
Dionisio Saborido también explicó a Viva Sevilla que frecuentemente mantiene reuniones con la constructora de la obra, Aynova, y que el propósito de esta última es el de que Disaro continúe en la obra del rascacielos y que están negociando con otras empresas que les suministren los materiales de la fachada.

Cuando abandonaron la obra del rascacielos en junio, los trabajadores de Disaro S. L. -por entonces seis, aunque se esperaba llegar a un total de diez operarios-, habían realizado los anclajes de las cuatro primeras plantas y habían colocado algunas de las lamas de la primera y de la segunda planta de un edificio que tendrá 36 útiles.

http://andaluciainformacion.es/andalucia/229366/llegan-a-la-obra-las-primeras-piezas-de-la-fachada-/

http://andaluciainformacion.es/sevilla/232890/la-empresa-fachadista-presenta-un-ere-que-no-afectar-a-la-torre-/

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN