Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 27/11/2021  

Sevilla

Contramano: Sevilla innova

Fibes albergó una exposición sobre 40 compañías sevillanas de proyección mundial

Publicado: 24/10/2021 ·
22:35
· Actualizado: 24/10/2021 · 22:35
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

El espectacular pabellón de Arabia Saudí en la Expo de Dubái, diseñado por el estudio sevillano BMA.

El espectacular pabellón de Arabia Saudí en la Expo de Dubái, diseñado por el estudio sevillano BMA.

El espectacular pabellón de Arabia Saudí en la Expo de Dubái, diseñado por el estudio sevillano BMA.

El espectacular pabellón de Arabia Saudí en la Expo de Dubái, diseñado por el estudio sevillano BMA.

  • La ciudad carece de contenidos empresariales que mostrar a sus millones de visitantes

En 2022 se cumplirán 30 años desde la celebración en la isla de la Cartuja de la Exposición Universal de 1992, bajo el lema ‘La Era de los Descubrimientos’ y en la que participaron, en pabellón propio o colectivo, 108 naciones, las 17 comunidades autónomas españolas y más de una veintena de grandes empresas y organismos internacionales.

Como le dijo el sevillano Alfonso Guerra (por entonces vicepresidente del Gobierno) al comisario Olivencia durante la preparación del gran evento, la Muestra Universal fue un pretexto para muchas cosas, desde para modernizar Andalucía y Sevilla al dotarlas de infraestructuras (como la primera línea ferroviaria de alta velocidad o AVE) que las hicieron saltar en algunos casos desde finales del siglo XIX a principios del XXI, hasta para presentar ante el mundo la joven y recién consolidada democracia española (tan sólo once años antes había fracasado el intento de golpe de estado de Tejero, aquel 23 de febrero de 1981) tras los 40 años de dictadura franquista.

Tres a la vez

España demostró su capacidad organizativa albergando en un mismo año tres grandes eventos: la Exposición Universal, en Sevilla; los Juegos Olímpicos, en Barcelona, y la Capitalidad Cultural de Europa, en Madrid. Un alarde a un coste económico de tal magnitud que, tras la crisis internacional posterior, obligó al Gobierno del sevillano Felipe González a devaluar en apenas unos meses tres veces la moneda nacional, la peseta, ya que por entonces aún faltaba un decenio para que se implantara la divisa de la Unión Europea, el euro.

Sevilla no tuvo pabellón propio en el recinto de la Exposición Universal en la isla de la Cartuja porque se consideró que la ciudad sede de la Expo ya era pabellón por sí misma, y en especial una serie de edificios singulares como exponentes de su historia y de su patrimonio artístico: el Ayuntamiento, el monasterio de San Clemente, el convento de Santa Inés, la basílica de la Macarena, la Real Maestranza de Caballería, el monasterio de San Jerónimo, la antigua estación ferroviaria de Plaza de Armas y la Catedral.

El templo metropolitano acogió una extraordinaria muestra del patrimonio de la Archidiócesis, la ‘Magna Hispalensis’, en la que se incluyeron -no sin alguna polémica- dos pasos completos de la Semana Santa; y la estación de Plaza de Armas, la mayor exposición de arte latinoamericano del siglo XX, tal como explicó el comisario del pabellón de Sevilla, Ignacio Montaño, en un artículo publicado en estas mismas páginas

Pabellón histórico

La imagen que proyectó la ciudad ante los 15,5 millones de visitantes que acudieron al reclamo de la Expo 92 en los seis meses que duró el evento, se basó, pues, en los mismos atractivos en los que se ha basado tradicionalmente la visión que ha tenido y aún tiene de sí misma y la que se sigue teniendo desde fuera: patrimonio histórico-artístico, cultura, belleza, tipismo….como una urbe anclada en el pasado y en el tiempo que hubiera quedado al margen de la investigación, los avances tecnológicos, la digitalización…

Sin embargo, en Sevilla también se innova y se exporta conocimiento, soluciones tecnológicas, diseño arquitectónico y creativo, piezas para la construcción de modernos puentes que sirven para salvar obstáculos naturales en países lejanos, y hasta se proyectan barrios enteros que se construyen a miles de kilómetros de distancia….pero la mayoría de los sevillanos lo desconocen y el mundo, beneficiario de esos servicios y avances ‘made in Sevilla’ sigue albergando la misma idea tópica de la urbe que fue puerto y puerta de América hace quinientos años.

Foros en Fibes

Porque ha roto los tópicos y ha servido para mostrar a propios y extraños parte de lo mucho y excelente que se hace en la ciudad con el desconocimiento de la inmensa mayoría, ha sido magnífica la iniciativa del gobierno de Espadas de aprovechar la reciente celebración en Fibes de la primera edición del Foro Urbano de España y del III Foro Global de Gobiernos Locales, organizados junto al Gobierno de España y ONU Hábitat, de organizar una exposición demostrativa de que Sevilla es también un ‘hub’ de innovación.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la directora ejecutiva de ONU Hábitat, Maimunah Sharif; la ministra de Transportes, Raquel Hernández; representantes de las comunidades autónomas y de municipios y los participantes en los foros y los visitantes pudieron ver en una serie de pantallas la proyección de vídeos sobre cuarenta ejemplos concretos de innovaciones y proyectos realizados por empresas sevillanas en seis grandes áreas temáticas: equipamientos públicos, revitalización urbana, infraestructuras, energía y movilidad, servicios esenciales y desarrollos digitales.

De Sevilla para el mundo

Innovaciones, diseños y soluciones de diversos tipos desarrollados en Sevilla y en su provincia y aplicados en sitios dispares del planeta, desde la Antártida hasta montañas andinas. El talento local con dimensión internacional se puede apreciar en la restauración del Rijksmuseum de Amsterdam, considerada la mejor de Europa; el futurista centro cultural de Kaohsiung inspirado por las olas del mar, en Taiwán; el espectacular pabellón de Arabia Saudí y sus contenidos en la Exposición Universal de Dubái; el centro insignia de la Universidad de París-Saclay; la fantástica biblioteca que se mimetiza en una ladera de Corea del Sur; las nuevas estaciones ferroviarias de Ginebra y Basilea, en Suiza; el barrio “sevillano” de Moscú combinando siempre bloques estándar para lograr forma diversas; el programa de dinamización de Wimbledon (el barrio que da nombre al torneo de tenis más famoso), en Londres…

Pocos saben que buena parte de la nueva red ferroviaria y de Metro de (la) India se ha diseñado en Sevilla, al igual que aeropuertos de Iberoamérica; que la ciudad sueca de Gotemburgo se ha regalado con motivo del CD aniversario de su fundación un puente levadizo cuyas piezas principales les fueron remitidas desde aquí a través del río Guadalquivir; que campos de África producen más y mejores cosechas gracias a fábricas de fertilizantes proyectadas y montadas por técnicos hispalenses, y que una pyme de Utrera está a la vanguardia de la construcción industrial con estructuras modulares.

Item más: una empresa sevillana ha batido en Iberoamérica varios récord mundiales de instalación de plantas solares fotovoltaicas y le hace sombra a las todopoderosas empresas chinas del sector; el mando a distancia desde el que se controlan plantas de energías renovables en más de cuarenta países se maneja desde la sevillana isla de la Cartuja; la solución flotante de menor coste para generar energía eólica en aguas profundas se ha ideado aquí y ha sido premiada en Europa; dos mil satélites en órbita funcionan mejor gracias a sensores solares creados en Sevilla; drones fabricados en Gelves han sido elegidos para recoger muestras de agua volcánica en las condiciones extremas de la Antártida, etcétera, etcétera, como ha quedado recogido en la Guía de la Exposición, que aún podría descargarse desde el siguiente enlace: https://reddegobiernoslocales.com/wp-content/uploads/Guia-de-la-Exposicion-Arquitectura-e-Ingenieria-de-Sevilla-en-el-Mundo_compressed.pdf

Salas de espera vacías

Ray Josephs expresó en uno de sus libros su sorpresa al observar el hecho de que muchas empresas ni siquiera disponen de un folleto o informe anual en la sala de espera para información de sus visitantes.
Si equiparamos Sevilla a una gran compañía y a Fibes, el aeropuerto de San Pablo, las estaciones de Santa Justa y de Plaza de Armas y los dos centenares largos de hoteles como las salas de espera de sus turistas, ¿dónde está ese Informe Anual para informarles sobre la actividad empresarial y económica que aquí se genera y de las posibilidades de hacer negocios con empresas sevillanas como esas cuarenta que a modo de botón de muestra han formado parte de esa magnífica exposición?

Por esa razón sugiero que esa muestra efímera se convierta en permanente, en Fibes o en cualquier otro de los espacios citados y que cumplen la función de salas de espera de nuestros millones de visitantes; y que periódicamente se vayan rotando las compañías que la componen y con criterios distintos, para así dar oportunidad de proyección al máximo número posible de las firmas sevillanas.

Y también cabría la opción de convertir la exposición en un evento, no necesariamente anual, de modo que los sevillanos en primer lugar tengan la oportunidad de interactuar con los representantes de las compañías locales con dimensión internacional y nacional, especialmente los universitarios, para que comprueben “in situ” el resultado del espíritu emprendedor e innovador, se impregnen del mismo, lo emulen y creen nueva riqueza y empleo.

Un evento que sirva para demostrar a nativos y forasteros que además de la ciudad de siempre, la de la estampa de sus atractivos patrimoniales y artísticos, hay otra Sevilla que también está en algunos aspectos, más de los imaginados, a la vanguardia del I+D+i y que exporta sus soluciones creativas a cualquier parte del planeta.
 

TE RECOMENDAMOS