Actualizado: 20:31 CET
Miercoles, 05/08/2020

Sanlúcar

El comercio local da la espalda a 'Las Dunas'

La 'amenaza' del centro comercial de Sanlúcar no ha afectado a las ventas de los negocios tradicionales de la ciudad

  • La Calle Barrameda es de una de las muchas de Sanlúcar que van recuperando la normalidad
  • Desde Apysan entienden que “el comercio de barrio y cercano siempre estará ahí”

Han pasado 12 años desde que Las Dunas abriera sus puertas, y el que se pretendía fuese uno de sus grandes activos, la amplia presencia de comerciantes locales, tampoco ha conseguido cumplir sus objetivos. Es más, el aspecto que presentan muchos de los locales cerrados de la gran superficie evidencian que no ha supuesto el atractivo que se esperaba para el propio empresariado local a la hora de emprender y ampliar su actividad comercial hasta estas instalaciones.

Por otra parte está el asunto de la propia competencia que podría ejercer un complejo de estas dimensiones y aspiraciones de cara al comercio tradicional. Sin embargo, tampoco esa 'amenaza' se ha concretado de manera negativa.

Es, de hecho, el sentir de las pequeñas y medianas empresas de Sanlúcar, que cuentan con numerosos autónomos al frente de las mismas, y que reconocen que no han sufrido la competencia que se vaticinaba de una gran superficie como Las Dunas, algo que cabe achacar a su fallida apuesta, también, como centro de ocio.

Como reconoce el propio presidente de APYSAN (Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas de Sanlúcar), Marco Antonio García Saborido, “esta gran superficie no nos afecta en las ventas y no lo consideramos como un rival con el que competir”.

Reconoce que hay otras grandes superficies en ciudades próximas a Sanlúcar que sí están suponiendo mayor competencia, como puede ocurrir con Jerez o El Puerto. El comercio local y tradicional ha aprovechado el presente para reivindicarse ante su clientela, ya que no deja de reconocer que “hemos soportado dos meses de incertidumbre total por el COVID-19. Pero el comercio de barrio y cercano siempre estará ahí. El cliente nunca nos falla. Posiblemente mucha gente deja de ir a las grandes superficies no sé si por evitar las grandes aglomeraciones. El aforo queda reducido en la hostelería y en los comercios con la epidemia, a lo que hay que unir la distancia social”, apunta García Saborido.

Teme que “la incertidumbre continúe si llega una posible recaída en octubre y regrese de nuevo el miedo, que incidirá en todo el mundo", aunque confía en que "el pueblo apoye el pequeño y mediano comercio y entre todos salgamos hacia adelante. Contamos con un público especial que confía en las pequeñas y mediadas empresas de Sanlúcar”.


COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
La ciudad finalizó junio con 33 parados más y alcanza los 10.015
chevron_right
Güiza: "Será fundamental que todos estemos unidos en la 2020-2021"