Actualizado: 11:57 CET
Miercoles, 30/09/2020

Sanlúcar

Belén Odero: "Ojalá pueda coger el vuelo deseado hasta España"

La joven sanluqueña, matriculada en la Universidad de Cádiz, realizaba prácticas en Argentina y se ha quedado atrapada en este país por culpa del coronavirus

  • La joven sanluqueña Belén Odero confía en regresar pronto a España
  • Reconoce que "me he enfrentado a momentos desagradables"
  • Llega a la conclusión que "me enfrento a un reto de supervivencia"
  • Lamenta que "mis padres lo están pasando peor que yo, saben que sigo sin coger el vuelo"

La joven sanluqueña Belén Odero, que tiene 24 años, sigue viviendo una odisea en Argentina, país donde realizaba unas prácticas de enología. Pero se vio atrapada por el cierre de fronteras en este país y la cancelación de vuelos como medida adoptada por la expansión del coronavirus en el mundo. Matriculada en la Universidad de Cádiz ha manifestado desde Buenos Aires que “sigo a la espera de saber cuando regresaré a España. La Universidad me propuso una beca y decidí desplazarme para tener una visión más amplia de la enología. He afrontado momentos desagradables en un país que se tomó muy en serio las consecuencias del virus. En España se tardó más de la cuenta y por eso está así. Argentina, por ejemplo, con menos de 800 infectados decidió cerrar la frontera. Aunque no cuenta con la sanidad ni economía de España ha sabido prevenir”.

Argentina, con menos de 800 infectados, decidió cerrar la frontera

Reconoce que estaba encantada con su estancia en Argentina pero la situación dio un giro muy grande: “Intento salir como sea de este país pero se cancelan los vuelos y me veo tirada. No me puedo alojar en ningún sitio y los hoteles están cerrados. Somos muchos los españoles que nos encontramos en la misma situación. Gracias a un grupo de vascos pude estar alojados con ellos, siempre teniendo techo y comida. Estos vascos sí que han podido salir de Argentina. Yo sigo buscándome la vida”.

Añade que “sigo buscando piso mientras encuentro vuelo. Hay miedo en la población, incluso unos vecinos nos denunciaron pero la policía comprobó nuestros documentos de que podíamos estar en Argentina. Se portó muy bien. Cuando sales a la calle tienes que justificar porqué lo haces y cuando lo he hecho es para ir al cajero o a comprar comida con mi pasaporte de turista porque iba para menos de tres meses”.

Confía en que “en haya una solución. Incluso, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, conoce mi problema. Estoy viviendo el día a día. Tengo la sensación de afrontar un reto de supervivencia. Mis padres lo están pasando peor que yo porque saben que quiero volar y que no puedo. Quiero volar hasta España pero no sé cuando. Me hablaban de un vuelo para el 3 de abril pero también se ha cancelado. Ojalá la Embajada pueda darme facilidad y pueda coger el deseado vuelo”.

De su experiencia en sus prácticas de enología resalta que “he aprendido mucho en Argentina. Cuando hablamos de vino no sólo hay que mencionar a España, Italia y Francia”.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Mergablo de Conil, un club que marcará la temporada de Inma Muñoz
chevron_right
Voluntarios elaboran batas con plásticos de invernadero en Sanlúcar