Actualizado: 22:24 CET
Domingo, 26/05/2019

San Fernando

Cuando todo se pone en contra para hacer las cosas medianamente bien

La apertura de un nuevo acceso a la Carraca y Navantia no pasa de ser un desahogo pero el problema sólo se soluciona con el enlace a Tres Caminos.

  • El nuevo acceso sólo es un respiro.

Un paso adelante nada desdeñable pero coyuntural. Eso es lo que significa la decisión del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) aprobando una concesión administrativa por un periodo de 75 años, para que la Armada pueda acondicionar y usar un puente y un tramo de servicio, propiedad de ADIF, que atraviesa el Caño de Sancti Petri y corre paralelo a la línea ferroviaria Sevilla - Cádiz.    

Esto es, el puente paralelo al de la doble vía del tren que sirve de servidumbre y que se antoja necesario dados por problemas que ya está causando el contar con un único acceso al arsenal de la Carraca y alastillero de Navantia en San Fernando    

El acuerdo se concretó en una reunión a la que asistieron Fernando Gómez Gallego, gerente del Área de Patrimonio y Urbanismo Sur de ADIF y el director general de Infraestructura del Ministerio de Defensa, el vicealmirante José Francisco Pérez-Ojeda y Pérez.    

Gracias a esta concesión administrativa, la Armada mejorará el acceso por carretera a la Base Naval de La Carraca, lo que beneficiará también a las instalaciones aledañas de la Factoría de Navantia en San Fernando, desdoblando el Puente de Hierro, único vial existente actualmente, muy condicionado por las limitaciones que tiene en anchura, gálibo y peso soportado.    

Debido a sus características técnicas, el tramo de servicio y el puente podrán ser utilizados para acceder a La Carraca y Navantia, tanto con automóviles como con vehículos cargados con material pesado y voluminoso. El Puente de Hierro se seguirá empleando como vial de salida, descongestionándose de esta manera el tráfico rodado.    

Además, en el articulado de la concesión administrativa se contempla expresamente que la Armada llevará a cabo las actuaciones necesarias para que el puente y el tramo de servicio sigan siendo Vía Verde para senderistas y ciclistas.    

Todo ello se refleja en un proyecto de viabilidad presentado por la Armada Española y aprobado por el ADIF. Hay que tener en cuenta que ese puente es parte del sendero que une La Isla y Puerto Real en bicicleta o andando.    

El astillero espera grandes cantidades de material sobre camiones que ya han dado problemas al entrar por el Puente de Hierro, por lo que el carril de entrada será el nuevo acceso.    

No obstante, se trata de sólo un paso para solucionar los problemas estructurales de toda la zona, por cuando la limitación de gálibo sigue estando presente en el puente de la Alcantarilla bajo las vías del tren de la carretera de salida de la Carraca.    

Los camiones de gran tonelaje que precisen entrar y salir del astillero una vez que esté construido el nuevo acceso y no puedan pasar por el puente de la Alcntarilla tendrían ante sí la odisea de atravesar toda la población militar de San Carlos y buscar la salida hacia el puente de la Casería y de ahí a la Pery Junquera. Todo un embrollo.    

Y es que la solución definitiva al problema del astillero, de la Carraca, de la población militar de San Carlos y en general a toda la zona norte de la ciudad pasa por la construcción de una carretera desde el polígono industrial Tres Caminos hasta Puente de Hierro, aprovechando precisamente el carril de servidumbre a las obras del desdoblamiento de la vía del tren.    

A pesar de que se viene demandando casi desde primeros de este siglo, desde las Administraciones nacionales y regionales responsables del Medio Ambiente se han achacado motivos medioambientales para construirlo, cuando no presupuestarios.    

La carrerera en cuestión, pese a las negativas que acumula su construcción, es fundamental no sólo por motivos económicos, ya que abarataría un 12 por ciento los gastos del transporte por carretera desde o hacia Navantia y por lo tanto el producto, sino una cuestión de seguridad para una zona sensible.    

Hay que recordar que en la población militar de San Carlos se encuentra basada la Brigada de Infantería de Marina (Brimar) del Tercio de Armada que periódicamente sale a ejercitarse al Retín, en Barbate.    

El traslado de la maquinaria pesada que prácticamente tiene que atravesar la zona este de la ciudad -zona de salida y entrada de vehículos- supone un peligro latente del  que han avisado altos mandos de Defensa dando gracias además porque hasta ahora no ha ocurrido una desgracia. Además de que la salida y entrada a la zona norte produce constantes atascos y situaciones de peligro.

COMENTARIOS

Andaluca Informacin
Publicidad Ai
chevron_left
AMPA del Liceo quiere promover la participación de toda la comunidad
chevron_right
El Obispado puede poner en peligro los empleos de la Escuela San José