Actualizado: 15:43 CET
Miercoles, 29/01/2020

San Fernando

El Bahía de Cádiz gana la Final Four y asciende a Primera División

El equipo de San Fernando derrotó en una reñida final al UCAM Murcia por 47-56.

El Club Deporte Adaptado Bahía de Cádiz se ha proclamado campeón del España de la Segunda División de Baloncesto en Silla de Ruedas y asciende directamente a la Primera División. La Final Four se desarrolló el pasado fin de semana en el pabellón Príncipe de Asturias de Murcia.

El conjunto isleños se estrenó con un gran partido ante el CAI Deporte Adaptado de Zaragoza, muy serio en defensa y bastante acertado de cara a la canasta. El conjunto maño apostó por jugar con dos pequeños y tres jugadores altos, realizando un gran juego y destacando especialmente en el aspecto colectivo. Aplicó con maestría dos de las jugadas básicas del baloncesto en silla de ruedas, por una lado bloqueo y continuación, y por el otro,  man out -dejar bloqueado a un jugador contrario en la transición de ataque a defensa para generar un ataque en superioridad-.

Pero gracias al potencial ofensivo y a la mayor envergadura física del conjunto gaditano, la balanza se decantó  a favor del Club Deporte Adaptado Bahía de Cádiz consiguiendo, con cierta autoridad, el pase a disputar la finalísima de la Final Four tras imponerse por 68-58.

En la final contra el conjunto anfitrión, el conjunto murciano UCAM Murcia BSR, los isleños sacaron su habitual quinteto inicial, al igual que el equipo de casa.

En el primer cuarto el encuentro estuvo muy igualado, aunque por la tensión del partido ambos conjuntos fallaron bastante de cara a la canasta, imponiéndose las defensas sobre los ataques y terminando el parcial con un pobre 10-8.

En el segundo cuarto los dos equipos seguían apostando por la misma estrategia táctica. Un factor que a la postre resultó muy importante en el transcurso del partido fue que el UCAM Murcia poco a poco se iba cargando de faltas personales, algo que en el último cuarto condicionaría su juego. Prueba de la intensidad defensiva del Bahía de Cádiz es que Robles, jugador franquicia del UCAM Murcia y su máximo anotador, no anotó hasta el minuto 11. La igualdad fue máxima, terminando este parcial con un resultado de empate a 15. Al descanso el equipo de casa contaba con una exigua ventaja con dos puntos en el electrónico, 25-23.

Segunda mitad

Tras el descanso ambos equipos mantuvieron la misma disposición táctica, el Bahía de Cádiz tan solo utilizaba un jugador de banquillo y el jugador que entraba cumplía con la misma función que el que salía. El Bahía de Cádiz empezó a desarrollar su gran potencial ofensivo gracias a la aportación anotadora de José Manuel Vargas y David Ruiz y el gran número de asistencias repartidas por el base, Mohamed Jouardi. La defensa se mantenía sólida con especial atención a los tiradores rivales de media y larga distancia, gracias al trabajo defensivo de Aaron Muñiz, José María Aranda y Mimoum Laslaa. Los jugadores Nino Yáñez y José María Rebollo se mantenían prestos a participar, como ocurrió en la semifinal, pues la fuerte defensa hacía que el equipo isleño se fuese cargando lentamente de personales. Fruto de este trabajo el resultado se empezó a decantar a favor del equipo de San Fernando llegándose al final del tercer cuarto con una ventaja para el Bahía de Cádiz de 4 puntos, 34-38.

En el último cuarto ambos contendientes hicieron un esfuerzo máximo. El Bahía de Cádiz con una serie de canastas consecutivas de Vargas y Ruiz consiguió una sustanciosa ventaja de 12 puntos, máxima ventaja del partido. A pesar de esa diferencia el UCAM Murcia no bajó los brazos y ejerció una gran presión que sorprendió inicialmente al Bahía de Cádiz que se mostró impreciso, algo nervioso y fallón en los pases. Fruto de dicha presión el UCAM Murcia hizo un parcial de 9-0, triple incluido de Robles, y consiguió ponerse tan sólo tres puntos por debajo. De nuevo estaban dentro del partido a escasos tres minutos del final. El conjunto gaditano tuvo una gran reacción, bien gestionado por su técnico Sebastián Rodríguez, sabiendo salir de la presión ejercida y anotando en los momentos claves, decantando el resultado a su favor para acaber proclamándose campeón y llegando a la finalización del encuentro con el resultado de 47-56 puntos.

A destacar que esta victoria conlleva, además de la consecución del Campeonato Nacional de Segunda División, el ascenso directo a Primera División.

En el aspecto individual destacar que José Manuel Vargas fue designado mejor jugador de la Final Four y fue el máximo anotador del torneo, 65 puntos. David Ruiz formó parte del quinteto ideal del torneo y fue el máximo reboteador del mismo, 32 rebotes. Y Mohamed Jouardi el máximo asistente del torneo con 19 asistencias.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Andaluca Informacin
Publicidad Ai
chevron_left
La plaza San José acoge el VIII Día de la Educación Física en la Calle
chevron_right
Antonio Santana, subcampeón de España Universitario en Andújar